Despliega el menú
Internacional

internacional

Gervasio Sánchez: "Es gravísimo que
EE.UU. acepte el uso de minas antipersona"

El periodista y fotógrafo cree que la decisión del gobierno de Trump de usar este armamento supone “reabrir un debate que se había cerrado hace 25 años”.

Gervasio Sánchez, en la presentación de su última exposición.
Gervasio Sánchez, en la presentación de su última exposición.
Raquel Labodía

“Es un paso atrás”. El fotógrafo y periodista Gervasio Sánchez califica de “gravísima” la decisión de EE.UU. de aceptar el uso de las minas antipersona. El profesional de HERALDO es el autor de ‘Vidas minadas’, un proyecto que mostró hace casi 23 años el drama que aún suponen este tipo de armas en la población civil. Ahora, cree que la decisión del Gobierno de Donald Trump puede “reabrir un debate que se había cerrado hace 25 años”.

Sánchez recuerda que en 1997 se firmó el tratado de Ottawa, por el cual hubo 160 países que se comprometieron a no usar minas antipersona. “Un gran porcentaje de heridos y fallecidos por este tipo de armamento son civiles”, recuerda el fotógrafo.

Aunque Estados Unidos no rubricó el documento, en 2014 Barack Obama determinó que el ejército norteamericano dejaría de usar las minas precisamente por el impacto que tienen en la población civil. Este viernes,Trump ha decidido levantar la medida de su predecesor en el cargo porque, a su juicio, “podría poner en desventaja” a los militares norteamericanos en un conflicto.

Gervasio Sánchez cree que la medida va a tener un impacto “más psicológico que real”. “Se suponía que con el paso de los años más países han aceptado la prohibición de fabricar y plantar minas”, añade. A su juicio, la decisión de Trump puede hacer que países que sí firmaron en Ottawa ahora “se echen para atrás”.

El periodista cordobés alerta de que, aunque ahora las minas se pueden desactivar a distancia cuando acaban los conflictos, sigue causando “accidentes gravísimos” en muchos países. “Cuando se firma la paz, los combatientes se van de la zona de conflicto pero las minas continúan allí”, apunta.

Sánchez recuerda que hay “40 países que siguen usando minas antipersona” y que sigue sin haber un control de su fabricación. “Puedes vender armas a Bulgaria y que luego aparezcan en una guerra de África. Pues lo mismo pasa con las minas”, señala. Por eso, considera que la decisión de EE.UU. puede dispara la fabricación de este tipo de armamento.

Etiquetas
Comentarios