Ocio y Cultura
Suscríbete

Una ermita de Tauste y una mina de Épila entran en la Lista Roja del Patrimonio

Aragón tiene más de 80 monumentos en peligro inminente de desaparecer por el abandono

La ermita de Santa Ana y San José se remonta al siglo XV.
La ermita de Santa Ana y San José se remonta al siglo XV.
Hispania Nostra

La conservación del patrimonio histórico aragonés sigue siendo un problema de difícil solución. Esta semana han entrado en la Lista Roja del Patrimonio Español dos monumentos aragoneses más. Se trata de la ermita de Santa Ana y San José de la localidad zaragozana de Tauste y de la mina de la Esperanza de Épila. Con estas dos incorporaciones, Aragón tiene ya 87 monumentos en la lista que coordina la asociación Hispania Nostra.

La ermita de Santa Ana y San José, cuyos muros exteriores están apuntalados con vigas de madera para evitar su derrumbe, se remonta al siglo XV y está ubicada sobre una pequeña loma a la entrada de la localidad de Tauste. El templo tiene una nave rectangular, cabecera plana y coro alto a los pies. Tenía dos capillas laterales, hoy desaparecidas y guarda aún parte de una vivienda aneja al templo. Según Hispania Nostra, su estado de conservación es "ruinoso. En la actualidad presenta un lamentable estado de deterioro. Las diversas lesiones estructurales, los problemas de humedad e incluso el comportamiento del terreno en la cimentación han ocasionado deformaciones, agrietamientos y desagregación de la fábrica".  Todos los elementos valiosos que guardaba en su interior, entre ellos un retablo del siglo XV dedicado a Santa Ana, fueron trasladados hace décadas a la iglesia de Santa María la Mayor.

Hispania Nostra razona la inclusión en la lista por tratarse de "un edificio patrimonial de Tauste, con una importancia histórica y antropológica extraordinarias para la localidad. Aparte de las iglesias de Santa María la Mayor y de San Antón, la ermita de Santa Ana y San José es el edificio más antiguo de la villa. La romería de San José es a día de hoy parte de la cultura popular del municipio, y dado su estado de conservación ruinoso, es necesario apostar por la rehabilitación de la ermita y su conservación".

La mina de cobre de La Esperanza se puso en marcha a finales de los años 40 del siglo pasado
La mina de cobre de La Esperanza se puso en marcha a finales de los años 40 del siglo pasado
Hispania Nostra

La mina de la Esperanza fue construida en 1947 por CEMSA (Conductores Eléctricos Mercadé) pero desde el principio tuvo problemas de rentabilidad. Apenas cinco años más tarde fue vendida a una nueva empresa y tres años después cerró. Se dedicaba a la transformación de cobre. 

Se conserva buena parte de las instalaciones, además de las viviendas del encargado y del guarda. Según Hispania Nostra, "el estado de conservación no es excesivamente malo, pero los ladrillos de adobe se están erosionando con rapidez. La falta de tejado es un problema grave. Hace falta mucho trabajo para limpiar las malezas que no dejan visitar todos los edificios. Afortunadamente, no hay desechos ni los edificios han sufrido actos de vandalismo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión