Ocio y Cultura
Suscríbete

Opinión

'Carmen': vuelve la ópera escenificada

Por
  • Luis Alfonso Bes
OPINIÓNACTUALIZADA 26/10/2021 A LAS 20:38
La compañía Ópera 2001 trajo a Zaragoza una versión de la 'Carmen' de Merimée.
La compañía Ópera 2001 trajo a Zaragoza una versión de la 'Carmen' de Merimée.
Heraldo.es

Arrancaba a tempo muy vivo. En el foso del Principal, la orquesta interpretaba la obertura de ‘Carmen’, de G. Bizet, bajo la dirección de Martin Mázik y lo hacía casi veinte meses después de la última ópera representada en este teatro. La música de Bizet necesita una orquesta bastante más amplia para transmitir toda la luminosidad de esta partitura, por lo que en pasajes como el dramático tercer acto echamos en falta mayor cuerpo orquestal. Y, a pesar de ello, Mázik logró atmósferas sonoras bastante destacadas.

Fue Rachele Raggiotti quien asumió el papel protagonista. La mezzo italiana, luciendo timbre hermoso y consistente, con graves sólidos y agudos seguros, convenció en la habanera ‘L'amour est un oiseau rebelle’ y lidió con los ritmos insolentes de su seguidilla ‘Prés des ramparts de Seville’ con buen equilibrio entre los registros de su voz. Una pieza en la que se mostró escénicamente seductora.

'Carmen' ****
Cantantes: Rachele Raggiotti, Francesca Bruni, David Baños, Julio Boschetti, Pauline Rouillard, Roberta Mattelli, Geo Chobanov, Gianluca Failla, Nikolay Bachev, Dimitr Dimotrov.
Coro y orquestaÓpera 2001
Dirección musicalMartin Mázik.

El tenor David Baños ofreció grandeza artística en el aria de la flor, momento estelar de su personaje Don José, armado de voz potente y bien controlada y empapándose de canto en esta melodía ardiente. Una melodía que coronó con soltura con ese si bemol agudo en la frase ‘j'étais une chose à toi’. Nota que, aunque prescrita en pianísimo, Baños optó por seguir la tendencia actual y darla en ‘forte’.

La soprano Francesca Bruni, Micaela, de voz flexible y dulce y fraseo depurado, lució todas sus virtudes en sus números y, especialmente, en su aria ‘Je dis...’, exhibiendo una articulación suave en este bello aire de nocturno. Y Julio Boschetti, Escamillo, sacó adelante la canción del toreador sin pena ni gloria y algo limitado de aliento en la resolución de sus frases.

Excelente el coro, bien los comprimarios, bien logrado el desafío escénico, y muy destacable el ballet español.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión