Ocio y Cultura
Suscríbete

La Asociación Taurina Parlamentaria critica la "creciente animadversión" de los poderes públicos a los toros

Morante de la Puebla, Vargas Llosa, Simón Casas, Gonzalo Santoja y José Luis Carabias reciben los Premios Taurinos Parlamentarios.

El diestro Morante de la Puebla da un pase con la muleta al segundo de los de su lote
El diestro Morante de la Puebla da un pase con la muleta en una imagen de archivo
Raúl Caro/EFE

El presidente de la Asociación Taurina Parlamentaria, Miguel Cid Cebrián, ha criticado la "creciente animadversión" de "ciertos" sectores privados, pero "sobre todo" en los poderes públicos contra la tauromaquia y recuerda que estos tienen el deber de promocionarla, en tanto está declarada patrimonio cultural de España, lo que obliga a las administraciones públicas a garantizar su protección.

Según ha recordado Cid durante la entrega de los XIII Premios Taurinos, que otorga la Asociación Taurina Parlamentaria, dicha declaración define la tauromaquia como un "incuestionable patrimonio cultural inmaterial español".

Sin embargo, ha denunciado que la promoción de la cultura, en alusión al bono cultural que el Gobierno ha anunciado para los jóvenes, "al ignorarse la tauromaquia, al ser la manifestación cultural más grande del pueblo español".

No obstante, ha augurado que los antitaurinos y quienes les apoyan "no se saldrán con la suya, como ya pasó cuando algunos Papas y Reyes trataron de prohibirla". Si bien, ha destacado que los taurinos tendrán que hacer frente a los embates ya que "los políticos pasarán, pero la que no debe pasar es la fiesta".

Precisamente por ello, ha justificado que la asociación ha presentado una denuncia contra la alcaldesa de Gijón, por sus planes de impedir los toros en su ciudad, al cerrar la plaza de toros a dicha actividad. "Es como dedicar un restaurante no a dar comida, sino a otras cosas. Eso vulnera la ley que declara la tauromaquia como bien cultural y que obliga a los representantes públicos a cuidarla", ha apostillado.

Los premios han sido entregados, en su categoría de medios de comunicación, al exdirector del programa Clarín de Radio Nacional de España, José Luís Carabias y en la categoría a la manifestación artística y cultural al catedrático de literatura de la Universidad Complutense de Madrid Gonzalo Santoja.

Además, la categoría personalidad taurina se ha entregado a Simón Casas y el premio a la figura de la tauromaquia a Morante de la Puebla. Por último, el jurado ha otorgado un premio extraordinario por su trayectoria en pro de la fiesta de los toros al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Miguel Cid ha elogiado a Carabias, quien desde las antenas ha sabido dirigir el programa Clarín, una cita obligada de los aficionados; de Santoja ha elogiado como desde su cátedra ha difundido el valor de la tauromaquia.

Asimismo, sobre Morante de la Puebla ha subrayado que se merece punto y aparte porque está colmando las esperanzas de los aficionados con su valor además de ser un estudioso de la tauromaquia y considera que Vargas Llosa es digno merecedor del premio porque prestigia la cultura y enaltece la fiesta de los toros.

En su intervención, Cid ha recordado que en la anterior edición de los premios, la categoría extraordinaria recayó en el Rey Juan Carlos I a quien ha expresado su "respeto y reconocimiento como aficionado y como rey".

Al recoger el galardón, Carabias ha elogiado la fiesta de los toros y ha denunciado que en estos tiempos se vive potenciando granes mentiras y diferencias que crean separación y que llevan por un camino que no es. "No se puede discutir la cultura de los toros, es la cultura del pueblo", ha defendido.

Por su parte, Gonzalo Santoja tras recoger su galardón ha repasado la historia de la tauromaquia y como esta manifestación cultural está "enraizada en la historia, la arqueología, el arte sacro, profano, en la cerámica o la literatura española desde tiempos inmemoriales y es, por tanto, parte de la idiosincrasia de los españoles".

Por su parte, Simón Casas ha sido premiado, en palabras de Miguel Cid, por su vida extensa, dilatada, de magnífica genialidad y carrera exitosa. Casas, de origen francés, ha recordado sus orígenes españoles, pues su madre, nacida en Turquía era sefardí cuya familia tuvo que abandonar España cuatro siglos antes. "La tauromaquia es arte y cultura y la cultura es historia", ha manifestado el empresario taurino. "Mi alma es la historia, la cultura y la identidad de España. Viva España y su monarquía", ha apuntado.

Mientras, tras recoger su premio, Morante de la Puebla ha subrayado la necesidad de investigar en la tauromaquia que tiene "una diversidad de suertes que merece la pena que sean rescatada para que las nuevas generaciones las conozcan y luchen y vean que no solo es pegar muletazos a un toro".

De Morante, el vicepresidente segundo del Senado, Pío García Escudero, ha celebrado que "se ha echado la temporada a su espalda" y ha destacado su capacidad de investigación y estudio para recuperar suertes antiguas y viejas costumbres taurinas para ser dadas a conocer al público más joven.

En su discurso, Vargas Llosa ha expuesto como la tauromaquia ha calado en América Latina, especialmente entre las clases medias y las poblaciones rurales que en la actualidad sigue vive en numerosos países.

Entre los aspectos únicos que definen a la tauromaquia, para Vargas Llosa es el hecho de que suponen una "expresión de libertad". "Nadie está obligado, se va por entusiasmo, ilusión, porque nos expresa esa realidad tan precaria que somos los seres humanos. No hay ningún arte, deporte o filosofía que nos lo exprese tan bien y de manera tan meridiana como la fiesta de los toros", ha asegurado.

En su opinión, la tauromaquia está "íntimamente ligada a la libertad". "Somos libres porque existe la fiesta de los toros, podemos decidir si ir o no ir a ver una corrida de toros. Esa libertad es algo que no nos pueden arrancar, privar de ella", ha insistido el Premio Nobel de Literatura 2010.

En su alegato de la tauromaquia, ha añadido que quienes piden que se prohíba la fiesta del toro bravo "seguramente no saben" que el toro bravo dejaría de existir y que se trata de un animal que vive "rodeado de amor". "Sería un gran empobrecimiento para la humanidad que se perdiera", ha advertido.

Finalmente, García Escudero ha explicado a "tanto inculto que pide la prohibición" y "tanta asociación en defensa de los animales" que tauromaquia significa juego con toros y vaticina que seguirá existiendo mientras siga habiendo un toro y un hombre dispuestos a hacer arte jugando. "Los toros no van a desaparecer nunca", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión