Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Opinión

Tengan cuidado ahí fuera

OPINIÓNACTUALIZADA 08/10/2021 A LAS 05:00
Los zaragozanos, despidiendo las últimas Fiestas del Pilar 'de verdad'. Era el 13 de octubre de 2019.
Los zaragozanos, despidiendo las últimas Fiestas del Pilar 'de verdad'. Era el 13 de octubre de 2019.
Aránzazu Navarro/HA

Algo chirría cuando puede llevar este título un comentario sobre unas fiestas. Pero, ¿cómo que fiestas?, ¿no era una semana cultural lo que mañana comienza en Zaragoza?

Pues no, porque, aparte de que las semanas tienen siete y no nueve días, no acaban de casar con el apellido de ‘cultural’ ceremonias institucionales como la entrega de medallas de la ciudad, o las tradiciones populares de raíz religiosa como las ofrendas, o las atracciones de feria de Valdespartera, o las del Parque Río y Juego, o el Tragachicos y los encuentros con la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, o mucha de la oferta comercial en tenderetes que se van a instalar en la calle... Todo esto es lo que se nos viene en los próximos días, junto a los espectáculos musicales y algo de teatro; algo muy parecido a lo que ha llenado las páginas de los programas del Pilar de las últimas décadas.

¿Son, entonces, unas fiestas, enmascaradas bajo esa denominación para sortear la prohibición por motivos sanitarios que rige todavía en Aragón? Tampoco, o no del todo, porque los recintos vallados y los velos, las entradas y las reservas para todo, los públicos sujetos a la silla, los controles policiales hasta con drones… casan mal con el encuentro, con el roce, la desinhibición, también el aturdimiento, con el sometimiento al yo colectivo, que son propios de las celebraciones humanas.

¿Les importan mucho estas disquisiciones a los zaragozanos que hoy se preparan, tras tantos meses de negruras, para buscar el disfrute en los próximos días con familiares y amigos, o a los visitantes que vendrán a la ciudad? Poco y a pocos, muy probablemente.

En cualquier caso, lo dicho, tengan cuidado ahí fuera. Todos, porque sigue habiendo una pandemia, y particularmente los que manejan el cotarro, porque, si bien la preparación del Pilar es una maquinaria que se ha mantenido engrasada en años pasados, la tensión organizativa de 2021 puede ser mayúscula y van a tener que hilar muy fino hasta el día 17.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión