Ocio y Cultura
Suscríbete

El pasado romano de Aragón, una fuente inagotable de sorpresas

Las campañas de excavaciones en los yacimientos aragoneses sacan a la luz nuevos hallazgos

Yacimiento de Los Bañales
Yacimiento de Los Bañales
Juanmi Cirez

Los restos romanos ubicados a lo largo y ancho de Aragón conforman un rico patrimonio que no deja de sorprender con nuevos y constantes hallazgos. Uno de los últimos es el mosaico de Artieda, en el yacimiento romano del Forau de la Tuta. «Es una ciudad romana nueva, que se desconocía hasta el momento. La conservación de las calles y el mosaico han sido las claves para concluir que es una zona importante, no solo del norte de Hispania sino de la península ibérica», señalaba hace unos días la arqueóloga Paula Uribe, una de las directoras de la excavación que pertenece al grupo de la Universidad de Zaragoza que ha encontrado, en las primeras catas comprobatorias, evidencias que demuestran su gran importancia.

Los trabajos que se desarrollan en estos enclaves salen a la luz gracias a campañas que anualmente permiten continuar con la investigación, protección y difusión de nuevos descubrimientos.

En la que recientemente ha concluido en el yacimiento del Convento de Mallén, se han documentado sus diferentes fases de ocupación y «ha sido muy rica, tanto en material mueble como en hallazgos metálicos y cerámicos, así como el de numerosos enterramientos infantiles», destaca Óscar Bonilla, codirector de la excavación.

En Los Bañales, cada año salen a la luz nuevos detalles sobre esta antigua ciudad romana. «Uno de los hallazgos fundamentales de esta decimotercera campaña han sido la muralla, que es más bien un muro de dignificación y de acceso por la fachada norte de la ciudad. Este verano hemos podido excavar prácticamente la mitad de esa fachada con sillares almohadillados, algunos de casi 1,20 metros de ancho, probablemente del momento fundacional de la época de Augusto», explica Javier Andreu, director científico del proyecto de Los Bañales y del Diploma en Arqueología de la Universidad de Navarra.

«Falta de apoyos»

Otro hallazgo en Los Bañales, relacionado con la muralla, es un complejo sistema de extracción de piedra, una cantera a pie de obra que «es en sí misma una clase de arqueología de la construcción», añade. Además, en la presente campaña se ha completado la excavación de la calle norte-sur. Pero a pesar de estos avances, Andreu subraya que «el verdadero problema que tenemos en Aragón en la investigación arqueológica es la falta de apoyos» y por ello demanda «un poco más de estrategia en la distribución de las ayudas por parte del Gobierno de Aragón y la elección de proyectos que de verdad aportan valor al territorio».

En este sentido, Marisancho Menjón, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, señala que «tenemos que tener en cuenta que el patrimonio en Aragón es extensísimo y muy rico. El problema es que toda esa extensión, toda esa amplitud y toda esa riqueza está en un territorio muy extenso, relativamente poco poblado. Por tanto, se intenta distribuir de la mejor manera posible los fondos en los elementos del patrimonio que más lo necesitan. Desde luego, los yacimientos son una parte importante en este aspecto y por ello lo que se pretende es ir haciendo intervenciones de manera constante y continuada, aunque no sean de gran volumen, de forma que el trabajo no se abandone y siempre haya avances».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión