Ocio y Cultura
Suscríbete

La puesta de largo de Niños del Brasil

Una de las primerasactuaciones del grupo zaragozano tuvo lugar en la sala En Bruto de Zaragoza, un año antes de publicar ‘Del amor y del odio’, su álbum debut.

Actuación de Niños del Brasil en abril de 1988, en la sala En Bruto.
Actuación de Niños del Brasil en abril de 1988, en la sala En Bruto.
Heraldo

Dieron sus primeros conciertos hace más de 30 años y siguen al pie del cañón. Aunque sus apariciones en los escenarios han sido espaciados desde finales de los 90, el próximo sábado (20.00) Niños del Brasil ofrecerá un nuevo recital en el Jardín de Invierno. El grupo zaragozano liderado por Santi Rex fue una de las bandas aragonesas más exitosas en los 80 y los 90. Su tecno rock gótico definió un estilo y un sonido propios.

Entre los integrantes de Niños del Brasil, que tomó su nombre del filme ‘Los niños del Brasil’ (Franklin J. Schaffner, 1978) y de la novela homónima de Ira Levin, se encontraban, además de Santi Rex, miembros provenientes de otras formaciones de la capital aragonesa como Nacho Serrano, (Boda de Rubias), Antonio Estación y Enrique Bunbury y Pedro Andreu (Héroes del Silencio) -sustituidos por Alberto y Ramón Gacías, del grupo Gazza, cuando dejaron Niños del Brasil ante la imposibilidad de compaginar su creciente carrera con Héroes del Silencio-. Otros nombres que formaron parte de Niños del Brasil son Nacho Saldaña, Román Zendegui ‘Manchu’, Salva Honrubia o Jacobo Dobbie.

La formación original se creó en enero de 1987 con Santi Rex (voz), Antonio Estación (bajo), Nacho Serrano (teclados y programaciones) y Enrique Bunbury (guitarra) y un año después comenzaron a cimentar su carrera. Tocaron en la sala M-Tro, en la primera edición del concurso Medio Kilo de Rock, un certamen por el que pasó la mayor parte de las grandes bandas aragonesas de los 80 y los 90. 

Pero si hay un concierto clave en la historia de Niños del Brasil, ese es el del 16 de abril de 1988 en la sala En Bruto, aunque el primero había sido el del Medio Kilo, en enero de aquel año. En la crítica publicada en HERALDO, Matías Uribe reseñaba que "en los pequeños anales de la historia musical de la ciudad, este concierto quedará marcado como uno de sus días cimeros. Los Niños del Brasil acudieron a En Bruto a recibir su bautismo de fuego y salieron bañados en oro, cubiertos de gloria y a la espera de que una compañía discográfica se percate del valioso diamante sonoro y visual que custodia este grupo zaragozano. El 16 de abril, ante una sala abarrotada de gente joven y guapa, Los Niños hicieron méritos más que suficientes para ganarse el billete a la fama".

Aquel concierto contó con Enrique Bunbury en la guitarra y los coros, quien unos meses después publicaría con Héroes del Silencio el elepé ‘El mar no cesa’. Niños del Brasil harían lo propio al año siguiente con el álbum ‘Del amor y del odio’.

Uribe añadía en su crítica que "sobra decir en estas condiciones como estaba la plaza: sí, 'abarrotá'. Y animosa, y atenta, y participativa. Y absolutamente encandilada. Siendo testigo consciente de que estaba asistiendo a uno de los mejores y más modernos recitales de música pop que aquí haya ofrecido un grupo local en años".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión