Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

música

Amaral se reencuentra con las multitudes

El grupo zaragozano congrega a unas 20.000 personas en el Festival Cruïlla de Barcelona, su primer gran concierto desde la pandemia.

Eva Amaral, deslumbrante con su casco de 'Salto al color'.
Eva Amaral, deslumbrante con su casco de 'Salto al color'.
Marta Pérez/EFE

La noche del 9 de julio de 2021 ha quedado incrustada a fuego en la memoria de Amaral. Tras más de un año y medio de pandemia, silencios y ausencias, Eva Amaral y Juan Aguirre se reencontraron con su banda al completo en un concierto multitudinario y con el público de pie –aunque mayoritariamente con mascarilla–. Unas 20.000 personas corearon los himnos de la formación zaragozana en el Festival Cruïlla de Barcelona. Una suma de emociones y de sensaciones que parecían perdidas y que, por espacio de una hora y 35 minutos, retrotrayeron a los tiempos de la añorada normalidad.

No era un concierto más. Los nervios asomaban, algo impropio de un grupo con una exitosa carrera de más de dos décadas. "Ya me están dando palpitaciones de imaginar lo que será estar ante miles de personas de pie. Pero sobre todo tengo alegría", explicaba Eva Amaral en los prolegómenos de la actuación.

Como un acto en apariencia anecdótico, pero de profundo calado simbólico, la cantante rescató el icónico casco de espejos creado para la gira de presentación de ‘Salto al color’, su octavo álbum de estudio, que vio la luz en septiembre de 2019 y al que el coronavirus truncó su gira de presentación triunfal. Tras un interminable paréntesis aliviado por intermitentes ‘shows’ en acústico, ha llegado el momento de completar la misión.

Deslumbrante compareció la intérprete en el escenario mientras sonaba la banda sonora de ‘Encuentros en la tercera fase’, de John Williams. El aperitivo para que se sirviera un generoso repertorio de 18 canciones seleccionadas de toda su trayectoria, que hicieron las delicias de una entregada audiencia.

Tras arrancar con ‘Señales’, uno de los temas de ‘Salto al color’, dispararon la excitación con ‘El universo sobre mí’, uno de sus clásicos y toda una declaración de intenciones sobre la independencia que les ha guiado por la senda de la música. La velada continuó con ‘Marta, Sebas, Guille y los demás’, ‘Hoy es el principio del final’, ‘Bien alta la mirada’ y ‘Lo que nos mantiene unidos’. ‘Cómo hablar’, el ‘hit’ que propulsó su popularidad, actuó con la eficiencia acostumbrada para dar paso a ‘Nuestro tiempo’, ‘Revolución’, ‘Soledad’, ‘Ruido’, ‘Nocturnal’ y –otro cohete– ‘Moriría por vos’. El remate final aconteció con ‘Juguetes rotos’, ‘Mares igual que tú’, ‘Entre la multitud’, ‘Kamikaze’ y ‘Hacia lo salvaje’.

Sin duda, una inyección de cariño y estímulo para abordar la gira que esta próxima semana les conducirá a Mahón y Mallorca y que se prolongará durante todo el verano y otoño para celebrar el mágico fin de fiesta el 17 de diciembre en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión