Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Britney Spears amenaza con no volver a cantar mientras siga tutelada por su padre

La intérprete ha perdido la primera vista de la demanda en la que reclama liberarse de la tutela legal que ejerce su progenitor.

La cantante, Britney Spears.
La cantante, Britney Spears, en una foto de archivo.
Afp

Britney Spears, la que fuera en la década de los 90 "la princesa del pop" -con el permiso de la reina Madonna-, ha recibido un nuevo varapalo judicial. La jueza de la corte superior de Los Ángeles, Brenda Pennyse, falló en su contra al no suspender la tutela que su padre, Jaime Spears, ejerce legalmente sobre ella. La sentencia deja abierta una esperanza para la cantante, pues la magistrada no descartó que en el futuro se pueda volver a pedir la remoción o suspensión del poder de su progenitor, cosa que Britney asegura que hará.

James Spears ha sido uno de sus responsables legales desde 2008, cuando la rubia de América sufrió un colapso mental en público. Luego, en 2009, pasó a ser su cuidador exclusivo, después de que el abogado Andrew Wallet renunciara a tenerla bajo su cargo. Durante el proceso legal de emancipación, Samuel D. Ingham III, abogado de Spears, alegó que su padre despidió al gerente de negocios de su hija y contrató a uno nuevo sin avisarle. "Ella le tiene miedo a su padre y se niega a volver a pisar un escenario mientras su progenitor siga siendo el 'dueño' de su patrimonio", mantuvo Ingham.

En su defensa, James Spears argumentó que siempre ha actuado en beneficio de su hija y que ha hecho un gran trabajo con sus finanzas, logrando un patrimonio de 51 millones de euros tras haber enfrentado deudas y demandas.

Su madre, su aliada

Britney cuenta con un gran respaldo, según el portal de noticias TMZ. Su madre, Lynne, que está separada de su padre, declaró a través de su abogado que no puede entender cómo han llegado a este punto y afirmó que "la relación entre su hija y su exmarido es muy tóxica". En la audiencia, que se llevó a cabo por vía telemática, el abogado de la madre también apoyó la moción para que Jamie renuncie al control. Britney quería despedir a su padre y, a pesar de no conseguir su objetivo, al menos logró que su dinero sea coadministrado por la compañía Bessemer Trust.

La estrella pop, de 38 años, se encuentra en un receso indefinido en su carrera y ha tenido más de un problema con la justicia. En 2008, cuando atravesaba una situación de inestabilidad emocional, perdió la custodia de sus hijos. Aun así, intenta recuperar el control de su vida. La próxima cita ante la jueza será el 16 de diciembre. Para entonces se espera que el tribunal tome una decisión sobre si el padre de Britney seguirá manejando su vida, fortuna y carrera.

Si algo no ha perdido la intérprete es el cariño de sus fans, quienes hicieron viral a través de las redes sociales su petición de libertad con el hastag 'FreeBritney' (Liberad a Britney). La joven estrella no pierde las esperanzas de liberarse de su padre y, tras la emisión del primer fallo, publicó una foto de unos niños con la leyenda "sigue saltando hacia tus sueños".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión