Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

El aragonés Francho Angás ilustra los discos de Elvis, Johnny Cash o Buddy Holly

Es el creador del diseño gráfico de obras de los clásicos del rock'n'roll que son muy apreciadas por coleccionistas de todo el planeta.

Francho Angás, junto a algunas de sus creaciones.
Francho Angás, junto a algunas de sus creaciones.
Irene Angás

Aficionados del rock’n’roll de todo el planeta atesoran en sus colecciones las cuidadas ediciones en vinilo que realizan los sellos españoles Sleazy Records y El Toro Records de grandes clásicos como Buddy Holly, Bo Diddley, Ricky Nelson, Gene Vincent, Chuck Berry, Elvis Presley o Johnny Cash. Un material sonoro impactante que está envuelto en los sugerentes ropajes gráficos que diseña el zaragozano Francho Angás.

A sus 51 años, este apasionado de los sonidos del rock’n’ roll de los 50 y de sus raíces del country y del blues, disfruta con cada uno de los encargos que recibe, y ya ha alcanzado los 40 proyectos. «Para mí es un privilegio hacer este trabajo. Cuando digo que soy un apasionado quiero decir que me empapo no solo de la música sino que me encanta leer sobre ella, investigar y aprender. Llevo coleccionando discos desde los 14 años y no paro de aprender», explica.

Su vinculación con los sellos para encargarse del diseño arrancó tras una propuesta que realizó en 2011. «Propuse a El Toro Records la edición de una serie de cedés que recopilasen temas instrumentales de rock’n’roll, de distintos estilos. Así nació la serie ‘Infamous Instromonsters Of Rock’n’Roll’, que comprendió 3 cedés y 2 epés, de los cuales me encargué del diseño artístico de las portadas y de la selección y masterización de los temas, extraídos todos ellos de singles originales de mi colección. Aquello se vendió muy bien y a partir de ahí me animé a proponer más proyectos», rememora.

Aquel fue el pistoletazo de salida a una actividad muy intensa y prolífica. «En España tenemos la suerte de tener dos de las pocas discográficas europeas que siguen apostando por editar discos relacionados con el rock’n’roll de los 50 y sus raíces y ramificaciones, además editando en vinilo y cuidando mucho la calidad de sus ediciones, Sleazy Records en Málaga y El Toro Records en Barcelona. He participado casi en 40 de esas ediciones, entre elepés, cedés, singles y epés, la gran mayoría para Sleazy Records», prosigue.

Su cometido es muy conciso: «Por lo general, me encargo de diseñar el ‘artwork’ de estos discos, que es muy cuidado ya que son ediciones que mayormente van destinadas a entendidos y coleccionistas, y esto les da un valor añadido. En muchos de ellos me he encargado también de masterizar los temas, seleccionarlos y en los proyectos más personales incluso he escrito las notas que acompañan los discos».

El proceso

La elaboración de cada nueva edición requiere un arduo proceso de trabajo para empaparse del artista en cuestión. Nada es aleatorio o prefijado. «Intento siempre que esté muy en consonancia con el contenido musical. Utilizo fotos de la época y, en muchos casos, me baso en la estética de otras ediciones contemporáneas para que cada proyecto tenga su personalidad. Estas discográficas con las que trabajo son pequeñas y modestas, pero su mercado es un público que aprecia mucho la presentación de los discos, el incluir información, portadas atractivas y otros detalles como el prensaje en vinilo de colores, son cosas muy valoradas», revela.

Angás se siente orgulloso de cada una de sus creaciones, pero destaca algunas, como la caja de seis epés que lanzó Sleazy Records. Un proyecto con sello zaragozano por partida doble. «Uno de los mayores entendidos a nivel mundial de la música de Buddy Holly y del rock’n’roll de Texas es de Zaragoza y se llama Manuel Villuendas. Él se encargó de la selección de temas y yo me encargué del máster y del diseño. Esta caja recopilaba algunas de las más raras grabaciones de Buddy Holly antes de llegar al estrellato. Algún tema incluido se ha extraído de acetatos originales y nunca antes había sido editado. Se agotó en menos de un mes», indica.

Los Twangs

La pulsión musical de Francho Angás no termina aquí. Predica con el ejemplo con Los Twangs, banda de la que es guitarrista desde sus inicios. Han amasado una sólida discografía, con cuatro elepés, cuatro epés y dos singles. Sin embargo, el coronavirus les ha golpeado duramente al igual que al resto del mundo musical. «Estamos en dique seco. El tema de poder tocar en directo se ha reducido a la mínima expresión. Nuestro último concierto fue en navidades de 2019, y ahora mismo no tenemos ninguna actuación a la vista. Estamos aprovechando para trabajar en el local, rescatar viejos temas… Hemos apostado por volver un poco al espíritu que la banda tenía al principio, más surf instrumental, más fiesta en directo… ¡llevamos ya 17 años en la carretera y era hora de volver a los orígenes!», concluye.

Etiquetas
Comentarios