Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

espectáculo

El humor, la música y la revista salen al rescate en el World Trade Center

Manolo Royo, María Jesús y su acordeón, una vedette, un equilibrista y un ballet estrenaron ayer un espectáculo que se representará hasta el próximo 18 de octubre.

María Jesús y su acordeón interpreta ‘Los pajaritos’ en la función de ayer en Zaragoza.
María Jesús y su acordeón interpreta ‘Los pajaritos’ en la función de ayer en Zaragoza.
Toni Galán

El espectáculo de revista de Luis Pardos es uno de los clásicos de las fiestas del Pilar. Una cita tradicional que no se ha perdido ni siquiera en este año de pandemia y de cancelación de los festejos. Las carcajadas, la música y los bailes regresaron ayer al auditorio del World Trade Center de Zaragoza con ‘Ahora nos toca... reír’ y seguirán haciéndolo hasta el 18 de octubre con el aforo limitado y con las pertinentes medidas sanitarias.

Los asistentes al ‘show’ de estreno encontraron un remanso de humor y alegría que les alejó por una tarde de los problemas que acechan. Eficaz medicina para el alma.

La propuesta es bien conocida: un ballet internacional, la vedette Silvia Fox, el equilibrista Ivo Stankov, la incombustible María Jesús y su acordeón y el cómico Manolo Royo.

«El gel hidroalcohólico ya me lo bebo de tanto usarlo», lanzó a la audiencia el humorista aragonés. También dedicó guiños a quienes le precedieron en el escenario y al alma mater del espectáculo: «Estamos en un espectáculo ecológico porque se ha llenado el auditorio de pajaritos –por María Jesús–, haciendo equilibrios para llegar a fin de mes –por Ivo Stankov–, con un ballet que salta y con un empresario que tendrá que desinfectar el dinero –por Luis Pardos–».

A sus 69 años, Manolo Royo está viviendo unos meses muy diferentes, con pocas actuaciones a consecuencia de las restricciones del coronavirus. «Ha sido el verano más raro de mi vida. He hecho muy pocas galas:en Utebo, en Trillo (Guadalajara)... Nada que ver con lo anterior. He estado encerrado en casa como un cartujo», indicó.

Positivo y optimista por naturaleza, transforma ese pesar en ganas y motivación ante los diez días seguidos de funciones que ofrecerá en Zaragoza. «Tengo muchas ganas de comerme el escenario. Lo necesitaba. Y, sobre todo, reencontrarme con mi gente. Y por mi gente entiendo el público que lleva siguiéndome desde hace tantísimos años. Es un placer y un privilegio volver a la carga», señaló.

Manolo Royo cumplió su palabra. Sacó su repertorio de chistes y de imitaciones de José Luis Perales, Louis Armstrong o Antonio Ozores. ¡Hasta se atrevió con una jota!

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión