Despliega el menú
Ocio y Cultura

Huesca inaugura una gran exposición de ‘arte ingenuo’ con 700 piezas para todos los públicos

La Diputación muestra la colección de Javier Santos Lloro, que pasará a formar parte de un museo en Benasque.

Máscaras, cabezudos, marionetas, juegos y juguetes fabricados por adultos; obras de artistas consagrados de la talla de Ángeles Santos, Julián Grau Santos, Joaquín Torres García o Rafael Pérez Barradas; y piezas del románico, como una ménsula mudéjar del siglo XIII o una talla de una virgen del XIV. Este amplio abanico convive en armonía en la exposición ‘Arte ingenuo. Colección Santos Lloro’ que hoy inaugura la Diputación de Huesca, formada por 700 piezas de ese coleccionista, nacido en Madrid pero profundamente vinculado al Alto Aragón.

Javier Santos Lloro pasó muchos veranos de su infancia en Lupiñén y después de trabajar apenas un año como notario en Benasque se enamoró del valle. La atracción fue tal que ha cedido su colección, unas 3.000 piezas, para una exposición permanente en Benasque, de la que se puede ver una muestra en la sala de exposiciones y en la sala Saura de la sede provincial hasta el 7 de febrero de 2021 con medidas preventivas como la limitación de aforos.

Él lleva el coleccionismo en los genes. Sobrino, primo y hermano de artistas, desde los 10 años empezó a reunir objetos. "Siempre lo he visto en casa", donde convivía con cuadros, esculturas..., dijo ayer en la presentación de la exposición. Pero su mirada atiende no solo a las artes más clásicas sino también al mundo de la ilustración y a los objetos populares.

El "refugio" de Benasque

El público podrá ver piezas que van de la Edad Media hasta nuestros días y objetos muy dispares entre sí: obras de culto, útiles de uso cotidiano y piezas de entretenimiento. Entre las curiosidades, unos juguetes eróticos antiguos, ilustraciones infantiles y reclamos publicitarios. El común denominador se apunta en el título de la exposición: "El arte ingenuo, el más libre, realizado por el pueblo y para el pueblo", de autores no condicionados por el mercado y la moda, en palabras de Santos Lloro, con un lenguaje aparentemente infantil. Algunas de las obras encajan en la artesanía, arte naíf o art brut, pero Santos prefiere el término ‘ingenuo’ porque no carga con los lastres ideológicos ni con los prejuicios socialmente establecidos.

Benasque es su "refugio" y por ello ha decidido ofrecerle su exposición, un gesto que agradeció el alcalde, José Ignacio Abadías, porque, dijo, el municipio es conocido sobre todo por sus montañas pero necesita una oferta cultural. El presidente de la comisión de Cultura, Francisco Mateo, explicó que la colección se instalará en el Palacio Condes de la Ribagorza y en la Borda Albar, una edificación antigua que la Diputación y el Ayuntamiento han rehabilitado y acondicionado para convertirla en museo y que pronto abrirá sus puertas.

La exposición en Huesca va a tener un enfoque eminentemente participativo. Se han programado actividades durante los próximos meses como visitas guiadas, visitas específicas para familias y público infantil y talleres especializados a cargo de artistas como Isidro Ferrer, Antonio Santos, Flavio Morais y Pep Carrió.      

Etiquetas
Comentarios