Despliega el menú
Ocio y Cultura

Pequeñas pasiones

"Quien tenga todos los ‘lego’ está loco o es muy rico"

Carlos López, con más de 2.000 juguetes, es uno de los coleccionistas españoles más importantes de la famosa marca danesa

CARLOS LOPEZ ( COLECCIONISTA DE LEGO ) / 22/07/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Carlos López, junto a algunos de los 'lego' de su colección. FOTOGRAFOS]]]
Oliver Duch

En el vocabulario especializado son los AFOL (Adults Fans Of Lego), y aunque en nuestro país la ‘fiebre’ coleccionista por estos juguetes ha llegado más tarde que a otros, los aficionados se cuentan por miles. La empresa danesa de juguetes ha tenido también sus momentos bajos, sus crisis, que ha sorteado cuando ha entendido que los adultos eran un mercado por explorar y que los fenómenos cinematográficos (‘Star Wars’, ‘Piratas del Caribe’...) podían ser muy rentables.

Uno de los más destacados ‘afol’ españoles es aragonés. Se llama Carlos López y tiene más de 2.000 juguetes de la marca en perfecto estado. Empezó a coleccionarlos hace treinta años.

"Creo que fue un poco por casualidad –relata–. Sí que de niño tuve algún ‘lego’, pero como un juguete más que te regalan y te gusta montar y desmontar. Aunque nunca llegué a desengancharme por completo de ellos, no fue hasta principios de los 90 cuando empecé a coleccionarlos".

La ‘legomanía’ se ha extendido por todo el mundo, y basta con echar una mirada en internet para comprobarlo: hay foros especializados donde se compra. vende e intercambia información, páginas en las que los coleccionistas comparten instrucciones o incluso diseños propios, buscadores que rastrean entre cientos de tiendas de todo el mundo para proporcionar esa pieza que se necesita para completar un juguete encontrado en un rastrillo, series de reportajes en youtube sobre las ‘lego room’ que los coleccionistas tienen en sus propias casas... ¿De dónde proviene el poder de seducción del juego?

"No tengo respuesta a esa pregunta –apunta Carlos López–. Aparte de la calidad del producto, creo que lo que lo hace tan atractivo es su versatilidad. Puedes montar el juguete como te propone el fabricante, pero también puedes ‘customizarlo’ y convertirlo en lo que tú quieras. La mayoría de los juguetes son mucho más limitados: solo puedes hacer con ellos lo que el fabricante quiere".

¿Hay alguien en el mundo que tenga todos los ‘lego’ fabricados hasta ahora? "Alguien habrá, eso casi seguro, pero convertirte en ese coleccionista es una tarea relativamente complicada –señala–. Hay que tener en cuenta que la fábrica saca cada año al mercado entre 700 y 800 referencias, algunas de ellas solo para mercados muy concretos. No todas se pueden comprar en todos los países. Y son juguetes caros. El que tenga todos los ‘lego’ está loco o es muy rico. Obligatoriamente hay que seleccionar".

Sin renunciar a ninguna línea, él se centró al principio en el tema medieval y de castillos, y en los últimos años ha dedicado más esfuerzos a la serie de ‘Star Wars’. Tiene el juguete más destacado (un Halcón Milenario de más de 7.000 piezas) pero tampoco aspira a poseerlos todos. «Solo de ‘Star Wars habrá unas 700 referencias, en algunos casos con distintas versiones de la misma nave... Es complicado».

CARLOS LOPEZ ( COLECCIONISTA DE LEGO ) / 22/07/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Lego ha reproducido el set de grabación de la serie 'Friends''.
Oliver Duch

La empresa danesa lanzó su primer juguete de plástico en 1949 y muchas cosas siguen igual desde entonces: se ha multiplicado el número de piezas y sus colores, pero un ladrillo de 2020 sirve perfectamente para completar un juego de los años 70 al que le falte. Carlos López también ha coleccionado juguetes de las versiones o adaptaciones españolas de Lego,Tente y Exin Castillos, aunque ha tenido que renunciar a parte de ella por el problema que agobia a muchos coleccionistas: la falta de espacio. "Tente lanzó juguetes de mucha calidad. Cuando vendí algunos de mi colección, que tenían 30 años, estaban nuevos, como el primer día".

El ‘lego’ más caro no es un juguete, sino un ladrillo de oro macizo que la compañía fabricó entre 1979 y 1981 para regalar a sus empleados más antiguos. El último que salió a subasta se vendió por 18.498 euros. Algunos periódicos económicos han recomendado ‘invertir’ en juguetes Lego porque se revalorizan más que el oro. "En eso hay un poco de mito –concluye Carlos López–. Es cierto que un ‘set’ por el que hoy pagas 100 euros dentro de 10 años, si lo han descatalogado, puede haber doblado su valor. Pero eso no pasa en todos los casos. No es un producto de inversión, sino de diversión".

Etiquetas
Comentarios