Despliega el menú
Ocio y Cultura

tendencias

'Ministéricos' y redes sociales: la otra historia de 'El Ministerio del Tiempo' fuera de la televisión

La serie de TVE tiene un recorrido que va más allá de la pequeña pantalla. Cuenta con un notable club de fans, los 'ministéricos',  amplía contenidos a través de entidades como la Biblioteca Nacional, sirve de material escolar y multiplica en Google las búsquedas sobre los personajes o momentos históricos de cada episodio.

Personajes protagonistas de 'El Ministerio del Tiempo'.
Personajes protagonistas de 'El Ministerio del Tiempo'.
Heraldo.es

¿Una serie española sobre viajes en el tiempo? El escepticismo fue el sentimiento inicial de muchos de los que ahora se definen como 'ministéricos', título bajo el que se agrupan los fans de 'El Ministerio del tiempo', cuya cuarta temporada emite los martes la 1 de TVE.

En 2015, pocos confiaban en que un equipo español pudiera salir airoso de un empeño escasamente común en las series patrias, que apenas habían abordado los géneros de la fantasía, la aventura y la ciencia ficción.

Pero hete aquí que, cinco años después y con algún que otro vaivén por el camino, 'El Ministerio del tiempo' está más viva que nunca apoyada en dos patas extra que le son a estas alturas muy propias. Por un lado, su emisión semanal (los martes) en TVE es muy comentada en las redes sociales. Por otro, en ellas ha desplegado un completo universo transmedia, que extiende sus contenidos de la mano de colaboradores como la Biblioteca Nacional de España o los Archivos Estatales. Ambas entidades aportan información añadida sobre los temas que trata cada capítulo. En el de la semana pasada, por ejemplo, la Biblioteca Nacional tuiteó curiosidades y material sobre personajes y tramas del episodio como el Duque de Alba en el 'Amadís de Gaula', Catalina de Aragón o los primeros recetarios que guarda la institución.

Y así, los creadores de la serie, con Javier Olivares a la cabeza, la reivindican más allá de las cifras de audiencia. Primero, porque son muchos los que la ven a través de los servicios 'A la carta' que no figuran en las mediciones, pero por encima de todo, subrayan el valor de su labor divulgativa. "Por curiosidad, consulté algunos términos de búsqueda en Google Trends vinculados al capítulo del pasado martes", explica Esther Orera, periodista y una gran fan de la serie. Pudo comprobar cómo, durante la emisión, "se disparó la búsqueda de términos como Felipe II, María de Inglaterra, Isabel I e Isabel de Osorio. Lorca, evidentemente, también". Orera dice lo de "evidentemente" porque la escena final del capítulo del pasado 19 de mayo fue, incluso, viral. En él, el poeta granadino viaja en el tiempo y asiste a cómo Camarón de la Isla interpreta su famosa adaptación del 'Romancero gitano'. Al oírlo, emocionado, el poeta dice: "He ganado yo, ellos no".

Para los que jamás la hayan visto, 'El Ministerio del Tiempo' se asoma a diversos episodios, algunos muy conocidos, otros casi anecdóticos, de la historia de España. Lo hace a través de funcionarios, provenientes de diversos siglos, de un imaginario ministerio secreto cuya misión es que la historia no sea alterada. Las tramas tienen la virtud de transitar por muy diversos géneros, sin renunciar a elementos endémicos del audiovisual televisivo español, como el humor y el costumbrismo.

"Veníamos de ver una serie histórica que puso el listón muy alto, como era 'Isabel', pero 'El Ministerio del Tiempo' es totalmente diferente. Enseguida me enganchó por la mezcla de ficción y realidad", dice Orera, quien destaca que está "perfectamente documentada, lo que hace que sea didáctica y divulgativa". Para ella, "esto en fundamental".

Es curioso cómo Nerea Marco recorrió el mismo camino que Orera hasta llegar a ser una 'ministérica". Primero, el escepticismo. Pero a la vez, el buen sabor de boca que le dejó la serie 'Isabel', realizada por el mismo equipo, le hizo darle una oportunidad.

Desde que se estrenó la serie, Nerea, que forma parte del equipo de la revista de literatura juvenil 'El templo de las mil puertas', se ha convertido en profesora de instituto. Y, en sus clases de Lengua y, sobre todo, de Literatura, ha recurrido a la serie para explicar parte del temario a sus alumnos. "Les he puesto los capítulos de Lope de Vega y del 'Lazarillo de Tormes'", explica. Y estos días, a través de las clases a distancia no se ha resistido a mandarles ese final "precioso", dice, en el que Lorca escucha a Camarón.

En el de este martes, los funcionarios estarán a vueltas con Velázquez (uno de los personajes protagonistas de la serie) y sus 'Meninas', algo de lo que hasta el Museo del Prado se hace eco.

Esther Orera destaca como punto fuerte de la serie "la mezcla de géneros, lo que hace que, en realidad, cuando empiezas a ver un capitulo, no sabes qué te vas a encontrar. Ante todo, es una serie de aventuras pero tiene comedia, 'thriller', género policíaco...".

Para Nerea Marco, la serie tiene la virtud de no acercarse a la historia de manera dramática o puramente enciclopédica, sin por ello perder rigor. "Hace muchos guiños a la cultura popular y es fundamental el humor". La serie está plagada de chistes internos y de guiños a otras series de televisión o anécdotas muy comentadas en la sociedad española que traslada a personajes o momentos históricos singulares. Por ejemplo, en uno de los capítulos, un malhumorado Goya manda "a la mierda" a Velázquez, con el mismo tono en que Labordeta lo hizo con algunos diputados desde el atril del Congreso.

Para Nerea Marco es también muy atractivo el hecho de que cada capítulo trate una época, o incluso varias, diferentes.

A juicio de Orera, la producción "hace accesible la Historia, sin que sea un tocho sino una aventura". "Al final, como espectadora -continúa-, creo que funciona porque planta semillas para despertar la curiosidad sobre un momento histórico concreto con cosas que se nombran de pasada, como chascarrillos, que también forman parte de nuestra cultura. Tras ver el capítulo, tienes dos opciones: apagar la tele y ya o empezar a buscar un poquito sobre eso que te han contado y descubrir otras cosas y seguir aprendiendo".

Etiquetas
Comentarios