Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

El golpe para las salas de conciertos aragonesas ya es de 800.000 euros

La crisis del coronavirus ha dejado sin trabajo a unas 200 personas en Aragón y ha cancelado más de 350 conciertos.

La Sala López de Zaragoza.
La Sala López de Zaragoza.
Heraldo.es

Las consecuencias provocadas por la crisis del coronavirus dejarán una gravosa factura a muchos sectores de la cultura. Las salas de conciertos, que obviamente van a permanecer cerradas hasta el fin de la epidemia, han visto erradicada toda su actividad y, por tanto, sus ingresos. Un golpe económico brutal que afecta a unos 200 trabajadores en Aragón.

Aragón en Vivo es la asociación que aglutina a 19 salas, el 95% de las existentes en la Comunidad. Todos sus integrantes han facilitado sus previsiones laborales y financieras desde el 11 de marzo hasta el 19 de abril. Las conclusiones ofrecen una imagen cruda y real del revés sufrido.

En este periodo de 39 días se habrán cancelado más de 350 conciertos y espectáculos, lo cual supone que se han quedado sin trabajo más de 200 personas entre camareros, profesionales de la seguridad, técnicos de sonido, DJs y programadores, además de los propietarios, que en la gran mayoría de casos son autónomos. El lucro cesante –la pérdida de una ganancia– que estiman alcanza los 800.000 euros. Una cifra que aumentará con toda seguridad ante la prolongación de las medidas de confinamiento.

«Estamos muy preocupados ante lo que está por venir. Por supuesto que lo que primero nos ocupa es que se sigan las normas de convivencia y ganemos la guerra a este virus tan destructivo. Pero, al mismo tiempo, ya estamos pensando en el día después, cuando las cosas regresen a la normalidad. Y el futuro no se presenta muy positivo si no actuamos», indica Joaquín Domínguez, secretario de la asociación y propietario de ZZ Producciones.

Domínguez ha estado en contacto estos días con los responsables de cada una de las salas aragonesas, y todas le han transmitido desasosiego e incertidumbre.

«El sector de la música y del entretenimiento va a necesitar ayuda para salir adelante. Será todo un desafío conseguir que la gente retorne a los conciertos. Tendremos que remangarnos, pero será precisa la ayuda de todos», prosigue.

Domínguez reconoce que algunas de las medidas anunciadas por el Gobierno, como los ERTE o las ayudas a los autónomos, han significado un importante alivio. Pero conmina a una labor más específica y de largo recorrido. «Me consta que otros sectores, como el del teatro, ya se han reunido y han hecho llegar al Ministerio de Cultura sus sugerencias. Nosotros tenemos que hacer lo mismo y me consta que estamos en ello», concluye.

Etiquetas
Comentarios