Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

Izal (e invitados) llenan el pabellón Príncipe Felipe

El grupo madrileño ha ofrecido un efectista espectáculo en el que interactuaba con otros músicos en pantalla.

Izal es de los contados grupos españoles nacidos de la escena ‘indie’ y hoy con capacidad de atraer multitudes que no comparecerán en el primer Vive Latino zaragozano, el próximo septiembre en la Expo. Además, la banda madrileña liderada por el pamplonés Mikel Izal se dispone a parar una temporada por primera vez en su historia al término de su gira actual. Así que la de este sábado en el Príncipe Felipe era una oportunidad que no podían dejar pasar sus seguidores en la capital aragonesa, que llenaron el pabellón Príncipe Felipe con casi 7.000 personas.

El concierto estaba anunciado a las 22.00 y empezó como unos 20 minutos después. El cantante prometió «darlo todo durante dos horas y media» para compensar la espera. Sonó para empezar ‘Autoterapia’, la canción que da título a su último disco, el cuarto, de 2018, el que alimenta la gira que ayer hacía escala en Zaragoza. Primer corte de una lista nutrida con casi 30 temas de ese álbum y éxitos anteriores que han hecho suyos fans como los muchos que los corearon a pleno pulmón desde la cancha, a pie de escenario, y en las gradas. Composiciones fruto de la progresión de un grupo salido de un garaje del extrarradio de la capital que, sin saltarse ninguna etapa (Mikel Izal recordaba hace unos días sus comienzos zaragozanos en La Ley Seca), le ha llevado en diez años hacia una popularidad compartida con muy pocos otros surgidos en entornos similares.

El crecimiento es también apreciable en el efectista montaje audiovisual, con mucha carga teatral, que ahora acompaña sus espectáculos. En el Príncipe Felipe, el pop-rock de tintes épicos de Izal encajaba en un discurso futurista alimentado desde las gigantescas pantallas con una sucesión de sorprendentes cameos, que fueron muy celebrados por la afición. Empezando por Raphael y siguiendo por Santi Millán o la actriz zaragozana Alexandra Jiménez como narradores. Pero el plato fuerte fueron los invitados músicos, también en pantalla, cuyas actuaciones grabadas en resultones vídeos interactuaban con la actuación de Izal en directo: Rozalén, Sidonie, Mäbu, Zahara, Miguel Ríos... y, para la traca final, un rockero de casa, Enrique Bunbury.

El concierto de Zaragoza es de los últimos de la gira de Izal ‘El final del viaje’, que, tras visitar más de 70 ciudades, culminará el 18 de abril en el Wizink madrileño, antes de un parón de la banda, el primero en su existencia. Estaba apadrinado por HERALDO dentro el programa de conmemoración de su 125 aniversario, que se cumplirá el próximo 20 de septiembre

Etiquetas
Comentarios