Despliega el menú
Ocio y Cultura

Música

Joaquín Carbonell: "Es casi imposible ser músico en Aragón"

El músico turolense considera que no se invierte lo suficiente en Cultura.

Joaquín Carbonell durante el concierto del 2 de diciembre de 2019 en el Teatro Principal de Zaragoza.
Joaquín Carbonell durante el concierto del 2 de diciembre de 2019 en el Teatro Principal de Zaragoza.
Gabi Orte

El cantautor aragonés Joaquín Carbonell (Alloza-Teruel, 1947) ha asegurado este jueves que "es casi imposible dedicarse a la música en La Rioja o en Aragón", porque ha considerado que "no se invierte lo suficiente en cultura", una actividad que queda relegada a "un hobbie y en horas extras".

Este artista ha hecho estas declaraciones con motivo de la presentación, este jueves en Logroño, del libro-disco 'Carbonell, 50 años', que recoge las 25 canciones que interpretó el año pasado en el concierto celebrado en el Teatro Principal de Zaragoza y recopila en cien páginas, ilustradas con imágenes, la obra musical y el ambiente social del cantautor.

"La sociedad que no cree en sus artistas y no invierte en sus creadores está condenada a ser invadida por el desierto" ha aseverado Carbonell, quien ha citado a Francia como país ejemplar en este sentido, porque valora la cultura como "un patrimonio económico" e invierte un mayor porcentaje del PIB en esta materia respecto a otras, como la industria automovilística.

Este cantautor ha considerado que "trabajar e ir al centro comercial los fines de semana no es vida", ya que una persona necesita de "alicientes intelectuales y artísticos". En este sentido, ha criticado que artistas aragoneses como el director de cine Luis Buñuel y el pintor Francisco de Goya desarrollaron su actividad fuera de España "por obligación", sin olvidar que ambos "son uno de los mayores atractivos turísticos" del territorio nacional, al igual que otros músicos, escritores y poetas.

Carbonell ha reconocido que, "a diferencia de otros cantautores que se han visto obligados a dejar la música", ha compaginado su faceta musical con su profesión como periodista, lo que le ha permitido perdurar en la música durante 50 años, junto a su "paciencia y buena salud".

La época después de la transición española y la toma de posesión de Felipe González en 1982, ha recordado, fueron "años malos" para los cantautores, al no tener cabida en una época que estuvo marcada por "la fiesta y el sexo", con la irrupción de la Movida Madrileña y grupos musicales como Radio Futura y Alaska y los Pegamoides.

No obstante, ha proseguido, llegó 'sangre nueva' con autores como Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina que fueron "un buen reflejo -para los cantautores- de lo que había que hacer", a quienes tomó como referencia, tras 10 años fuera de la música, "para pasar de componer canciones más reivindicativas y sociales a unas letras más íntimas y personales".

Según Carbonell lo que convierte a alguien en cantautor, más que estar caracterizado por su temática, es quien "abre la ventana, escucha los sonidos de la calle y los devuelve en forma de canción", en definitiva, "es un creador que capta la variedad y la diversidad del mundo".

Como ejemplo, ha citado composiciones suyas como 'El sombrero de Martín', que se estrenó el año pasado y que cuenta la historia real de un hombre que, gracias a este juguete que le pertenecía, pudo reconocer los restos de su madre muerte tras 82 años, cuando fue fusilada durante la Guerra Civil española.

También ha aludido a su canción 'De Teruel no es cualquiera', en la que trata las consecuencias de la España vaciada que sufre esta localidad desde un punto de vista "optimista e irónica", porque tiene "un montón de cosas estupendas y únicas".

La trayectoria musical del autor, con 15 trabajos discográficos a sus espaldas, se resume en las 25 canciones que incluye el libro-disco 'Carbonell, 50 años'.

Etiquetas
Comentarios