Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

Sabina Puértolas vuelve al Farlete de su infancia para dar un recital de ópera y zarzuela

Cantará arias y dúos junto al tenor Pablo Puértolas, acompañada al piano por Juan Antonio Álvarez Parejo.

Musica
La soprano zaragozana Sabina Puértolas, en una función de 'Rigoletto' en Seattle
Heraldo.es

Sabina Puértolas, una de las sopranos más aplaudidas en todo el mundo, vuelve hoy al Farlete de su infancia para cantar ante los vecinos que la han visto crecer (pero no todos cantar).

Vuelve, aunque en realidad nunca se ha ido. Nacida en Zaragoza, Puértolas ha crecido en tierras navarras pero su familia es monegrina, y casi todos los fines de semana, y todos los periodos vacacionales, regresaba a Farlete. «Mi sangre es el desierto de los Monegros», aseguraba recientemente la soprano. Y sigue volviendo siempre que puede con su familia, especialmente en verano.

Hace un par de años, Puértolas estaba en un supermercado de Madrid haciendo la compra cuando recibió una llamada de su representante. Había enfermado la soprano que iba a representar ‘Rigoletto’ al día siguiente en el Covent Garden de Londres y se buscaba sustituta.

Y Puértolas no lo dudó, pese a que el público del coliseo es de los más exigentes del mundo. Con apenas un ensayo de tres horas se subió al escenario y, al acabar, recibió una de las más largas ovaciones que se recuerdan allí. Su carrera, que ya estaba en una clara línea ascendente, recibió el espaldarazo definitivo. Hoy es codiciada por los principales teatros del mundo. Por eso, el tenor Santiago Sánchez Jericó la invitó a cantar ante los suyos.

«Sabina es en la actualidad la mejor soprano de España y una de las mejores del mundo –señala–, pero no es suficientemente conocida en la tierra de sus ancestros. No la han escuchado en Farlete, pero tampoco en Zaragoza. Yo he querido traerla a cantar a su tierra cuando está en el mejor momento de su carrera. Hay que pensar que tiene solo 41 años, y que el mejor momento de un cantante de ópera es entre los 40 y los 50, así que le quedan muchísimos éxitos por delante».

Santiago Sánchez Jericó quiso también que el concierto fuera muy especial para la cantante, y eligió como escenario el Santuario de Nuestra Señora de la Sabina, a quien seguramente debe su nombre la soprano.

La cita es hoy, a las 18.00, y en ella participan el tenor Pablo Puértolas, ganador de la última beca de canto Pilar Lorengar, y el pianista Juan Antonio Álvarez Parejo. El programa de la velada, elegido por Sabina Puértolas, incluye arias, romanzas y dúos de óperas y zarzuelas como ‘Rigoletto’, ‘La traviata’, ‘Doña Francisquita’, ‘Las hijas de Zebedeo’, ‘El trust de los tenorios’ o ‘El dúo de la Africana’.

La propuesta del concierto encontró rápidamente la complicidad de Pilar Duarte, concejal de Cultura de Farlete, y de la Cofradía de Nuestra Señora de la Sabina, que cumple 575 años.

En Farlete se han volcado: llevan toda la semana engalanando la ermita, que tiene además una buena acústica, y han trabajado a toda prisa para subsanar los daños en el tendido eléctrico dejados en los últimos días por el temporal.

«Se ha quedado mucha gente fuera porque el aforo es limitado, pero hemos hecho todo lo posible para que quien quisiera escuchar a Sabina y Pablo pudieran hacerlo –señala Héctor Azara, alcalde de Farlete–.Nos gustaría repetir este concierto todos los años pero no sabemos si será posible. De momento vamos a disfrutar de este, y esperamos que sea un éxito». Siendo una localidad de menos de 400 habitantes, todos allí conocen a Sabina Puértolas desde hace muchos años.

«Es de mi edad y de niños éramos de la misma pandilla –rememora Azara–. Jugábamos juntos a policías y ladrones y a lo que jugaban los niños de la época. Ella vivía en Tafalla y solo venía los fines de semana y en vacaciones, pero era una más en Farlete. Quienes hablen de divas en la ópera no se refieren a ella, que siempre es simpática y muy accesible».

Etiquetas
Comentarios