Despliega el menú
Ocio y Cultura

análisis

Anker Nebula Apollo: un proyector del tamaño de una cocacola y alma androide

Lo mejor del Nebula es su reducido tamaño, lo peor que la versión de Android está un poco anticuada.

El Anker Nebula Apolo cuesta 400 euros y lleva el sistema operativo Android en el interior lo que le da acceso a Netflix, HBO, YouTube o Movistar siempre que tengas un wifi a mano.

La idea es buena: un proyector del tamaño de un pequeño altavoz Bluetooth y con el sistema operativo para móviles Android para darle acceso a un sinfín de aplicaciones. La ejecución tiene sus luces y sus sombras, pero es indudable que el Nebula Apollo de Anker es una gran opción para todo aquel que quiera meterse una pantalla de 100 pulgadas en la mochila y llevarla a todas partes.

La calidad de construcción es excelente. Se trata de un bloque sólido de metal negro y plástico traslúcido que forma un conjunto elegante, sencillo y bastante pesado –algo menos de medio kilo–, echamos en falta una funda para protegerlo, sobre todo en la parte de la lente, y evitar rayones involuntarios al transportarlo. En la parte trasera tiene dos botones, uno para encender el dispositivo y otro para convertirlo en un altavoz inalámbrico apagando el proyector. Además, también cuenta con dos conexiones: un USB para nutrirlo de archivos de vídeo, fotos o presentaciones a través de un ‘pendrive’ y otro HDMI para conectarle dispositivos externos como un PC, una PS4 o un móvil.

El Nebula Apollo se puede controlar directamente con el panel táctil de la parte superior del dispositivo, que convierten la superficie en un ‘trackpad’ con un funcionamiento similar al del ratón de un portátil. Para navegar entre sus menús desde el sofá, cuenta también con un mando a distancia con infrarrojos que se debe usar apuntando a parte trasera del Nebula. El uso del ratón con el mando es menos cómodo, pero solo es necesario en algunas ‘apps’ como Netflix.

La calidad de imagen está lejos de otros proyectores Full HD o 4K de mayor tamaño y precio, pero a pesar de su baja resolución (854 por 480 píxeles) y su escasa luminosidad (200 lúmenes), en una habitación lo suficientemente oscura y sobre una superficie blanca y lisa, el Anker Nebula Apollo se ve realmente bien y cuenta con un altavoz de 6 vatios con un sonido potente y nítido para no peder detalle de nuestras series o películas favoritas.

Este proyector es totalmente autónomo, siempre que cuentes con una conexión wifi, gracias al sistema operativo Android que le da acceso a la mayoría de servicios de ‘streaming’ del mercado. Por desgracia, la versión del ‘software’ de Google (la 7.1) está algo anticuada y, tal vez por eso, el Nebula Apollo no tiene acceso a la Play Store por lo que tiene que bajarse y actualizar las aplicaciones, adaptadas al formato ‘TV’ desde una tienda extraoficial.

Por otro lado, su batería dura unas 4 horas de reproducción, más que suficiente para disfrutar de una película o varios capítulos.

En definitiva, por 400 euros, el Anker Nebula Apollo es un proyector ultraportátil pensado para convertirse en una pantalla secundaria que poder llevar a cualquier parte.

Etiquetas
Comentarios