Despliega el menú
Ocio y Cultura

Nata Moreno: "Dirigir el documental sobre Ara ha sido un despertar como artista"

La actriz y realizadora zaragozana presentó ayer el documental ‘Ara Malikian: una vida entre las cuerdas’ que narra la historia del violinista de origen armenio.

CULTURA Y OCIO. IAACC Pablo Serrano.Entrevista a la realizadora Nata Moreno / 27-11-2019 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
La directora Natalia Moreno
Guillermo Mestre

El Festival de Cine de Zaragoza acogió ayer noche el estreno en Zaragoza de ‘Ara Malikian, una vida entre las cuerdas’, el primer largometraje de la zaragozana Natalia Moreno, directora escénica de los espectáculos de Ara Malikian –su marido– y creadora y realizadora de sus videoclips. El filme documental narra la historia del artista libanés de origen armenio y de su familia, marcada por el exilio, el genocidio, la guerra del Líbano y la música como elemento unificador y salvador.

Su documental se estrenó el pasado mes de octubre y ayer pudo verse por primera vez en Zaragoza.

Teníamos muchísima ilusión y ganas de estrenarlo en Zaragoza. Es mi ciudad, mi referente y además siempre que puedo traigo mis trabajos aquí. Estoy contentísima de que se haya estrenado en el marco del Festival de Cine de Zaragoza. Hay que apoyar nuestro festival y nuestra cultura y es un lujo hacerlo rodeada de películas chulísimas. La mía es la única española en la sección internacional de largometrajes, así que estoy contentísima.

¿Cómo recibió la noticia de ser finalista en los Premios Forqué?

No se puede imaginar la alegría y la felicidad que sentimos. Quedar nominados entre tantos documentales es algo muy complejo y difícil y sentir el apoyo de tus compañeros productores es algo de agradecer.

Y en los Goya, ¿se ve con opciones?

Bueno, habrá que esperar al lunes para conocer los finalistas. Para mí el premio es haber llegado hasta aquí. Llevo cinco años trabajando en el documental, sin ayudas, he escrito el guión, lo he grabado, montado... para mí esto es un milagro y un premio en sí.

¿Cómo surgió la idea de afrontar un proyecto tan personal?

Comenzó hace cinco años. Antes de dirigir esta película seguía mi carrera como actriz pero en aquel momento estaba embarazada de mi hijo, había parado un poco y coincidió en ese tiempo que el padre de Ara falleció y llegaron a mi casa 25 cajas con todo el material que había guardado durante años. En ellas aparecieron muchas fotografías de Ara desde que había empezado a tocar el violín, pero también otros documentos e imágenes que reflejaban el genocidio de Armenia, la guerra del Líbano... toda un álbum familiar que había atravesado guerras y fronteras. Así que pensé que tenía que tomar el testigo y contar esa historia.

No se limitó a narrar solo la vida del músico.

Es todo un recorrido. Esa era mi idea, no solo explicar su historia como músico, que obviamente es interesante por todo lo que ha vivido y todo lo que ha sabido transformar. Me parece que también tiene otros componentes, como son revisitar una guerra, un genocidio y también generar una película que pone la mirada sobre asuntos y temas que todavía, a día de hoy, siguen vigentes. Como artista de esta generación tengo que visibilizar lo que pasa. Seguimos viviendo en un mundo en el que continúan los conflictos bélicos, las guerras y los genocidios. Me serví de la historia de Ara para poner ante el espejo todas estas realidades.

¿Le resultó una labor compleja?

Bastante. Al principio no tenía un guión, me iba contando la familia... así que decidí coger una cámara, seguirle y grabar, grabar y grabar. Me encontré con 79 horas de metraje y para condensarlo en una película de 89 minutos las he pasado canutas.

En el filme Ara Malikian habla del esfuerzo realizado para conseguir sus sueños y, una vez alcanzados, seguir buscando otros...

Él los llama sueños pero yo creo que es una constante lucha por sobrevivir porque no debe ser tan sencillo salir a los 14 años de un país en guerra con nada más que un violín, siendo un inmigrante procedente de un país árabe en un país como Alemania y no volver a ver a tu familia en varios años.

Concluir este filme, ¿ha sido un sueño cumplido para usted?

Para mí no solamente se trata de una película que he podido realizar. Ha supuesto un despertar como artista. No tenía experiencia previa en la dirección de largometrajes. Es cierto que he rodado dos cortos, siete videoclips y otros trabajos audiovisuales pero todo esto ha ido creciendo a la vez. Soy autodidacta. Para mí este documental ha sido mi maestro y lo siento como un hijo. Hay mucho amor puesto en él.

Etiquetas
Comentarios