Despliega el menú
Ocio y Cultura

arte

"Goya usó los 'Caprichos' para denunciar los abusos de su época"

El especialista alemán Helmut Jacobs presenta esta tarde un estudio sobre la serie de grabados del pintor

Helmut Jacobs visitó este lunes el Museo Goya de la Fundación Ibercaja
Helmut Jacobs visitó este lunes el Museo Goya de la Fundación Ibercaja
Guillermo Mestre

"Goya no era un romántico, era un ilustrado, quería que la gente pensara por sí misma y utilizó el arte, su arte, para ello. Desde la perspectiva de sus coetáneos, los 'Caprichos' son una forma de filosofía. El punto de partida de los grabados es que Goya quería que la gente reflexionara sobre los abusos de su época. En eso fue casi pionero. Aunque otros artistas, como el británico William Hogarth, utilizaron los grabados para satirizar a su sociedad, Goya fue mucho más allá". Helmut Jacobs (Bonn, Alemania, 1957) profesor de Literatura de la Universität Duisburg-Essen, presenta esta tarde el primer volumen de un estudio ambicioso sobre los 'Caprichos' del pintor de Fuendetodos. Lo hace en el aula de la Institución Fernando el Católico, que publica su investigación, y acompañado de los historiadores Carlos Forcadell, Guillermo Fatás y Ricardo Centellas.

Jacobs es un estudioso difícilmente encasillable. Filólogo especializado en la literatura de las lenguas románicas, es también uno de los acordeonistas más famosos de Alemania, donde se le puede escuchar interpretando a Haydn, Mozart o Scarlatti en adaptaciones para su instrumento. El pintor de Fuendetodos es otra de sus preocupaciones, y hace tres años publicaba 'Goya en la poesía', un volumen que recorría la influencia del artista entre poetas de diferentes generaciones.

Hace años Jacobs empezó a investigar un aspecto apenas estudiado: las diferentes anotaciones manuscritas que pueden observarse en las colecciones de grabados de los 'Caprichos' dispersas por el mundo. Los resultados de su trabajo, en el que le han acompañado M. Klingenberger y N. Preyer, empiezan a ver la luz hoy, con la primera de las tres entregas de 'Los comentarios manuscritos sobre los 'Caprichos' de Goya'. La traducción ha corrido a cargo de Virgina Maza.

"Ha sido una auténtica aventura -señala-, porque hay muchos más comentarios escritos de los que se suponen, y son una fuente de primera mano para saber cuáles fueron las motivaciones de Goya al hacer la serie. También para entenderlos mejor. Gracias a esas anotaciones sabemos detalles como lo que lleva el personaje que protagoniza el 'capricho' 4, y que si una de las cosas con las que Goya lo representa es una pata de tejón, es porque en la época se pensaba que daba buena suerte"

Jacobs subraya que "los 'Caprichos' salieron a la venta en un comercio en 1799, y fue el propio pintor el que los retiró muy poco tiempo después, aunque sabemos que los siguió vendiendo de forma más o menos clandestina en su taller".

A lo largo de su investigación, Jacobs ha descubierto más de 70 series de grabados con anotaciones manuscritas, aunque todas ellas derivan fundamentalmente de dos. El primero, interpretativo, contenía una fuerte carga política. "El pintor, al ver que se extendía esa interpretación, comprendió que era muy peligrosa para él, así que convocó a sus amigos para que escribieran un comentario colectivo que le salvaguardara como pintor de cámara". 

Etiquetas
Comentarios