Despliega el menú
Ocio y Cultura

Navarra plantea un intercambio de restos arqueológicos que incluya los de Sos

El Gobierno foral asegura que no ha recibido aún la petición de la DGA de que devuelva los vestigios encontrados por un particular.

Industria lítica encontrada en Sos del Rey Católico y actualmente en Navarra
Industria lítica encontrada en Sos del Rey Católico y actualmente en Navarra
Lartaun Pérez

El Gobierno de Navarra no ha recibido aún la solicitud de la DGA para que le sean entregadas las 1.300 piezas arqueológicas del yacimiento de Alto Vico I, en Sos del Rey Católico, que le fueron donadas por un particular. Así lo aseguraba ayer a este periódico Fermín Laspeñas, jefe del Gabinete del Rebeca Esnaola, consejera de Cultura y Deporte. Además, pese a subrayar que «el entendimiento y la colaboración en materia cultural» entre los dos gobiernos autonómicos «son cordiales, fluidos y de colaboración», deslizó la posibilidad de que la devolución de las piezas se enmarcara en una operación más amplia. «Hace un par de años los Museos de Navarra y de Zaragoza se pusieron de acuerdo para devolverse mutuamente los bienes que ambos tienen de la otra comunidad autónoma –aseguró–, pero las conversaciones quedaron suspendidas».

Preguntado por si la entrega de las piezas de Sos la entendía en el marco de dicho intercambio, Laspeñas dijo que «estamos a la espera de recibir la solicitud formal por parte del Gobierno de Aragón. En ese momento nuestros técnicos valorarán la petición y la documentación presentada, y se actuará en consonancia con la ley y la total colaboración que existe entre DGA y Gobierno de Navarra. En cualquier caso, sí sería una buena oportunidad para mirar bien qué tenemos todos de cada uno y analizar cómo se hace el intercambio».

Ha sido un estudio científico de las piezas realizado por un arqueólogo navarro, Lartaun Pérez, el que ha sacado a la luz la existencia de la donación, que tiene todos los visos de ser alegal. Un matrimonio aficionado a andar por el campo recogió esas piezas a lo largo de décadas, y acabó donándolas al Museo de Navarra cuando, si su origen es la provincia de Zaragoza, tenía que haberlas entregado al museo de cabecera de esta provincia. Laspeñas subrayó ayer que no ha habido excavación ilegal por parte de los aficionados.

Lartaun Pérez, junto al panel en el que expuso este viernes su estudio sobre las piezas arqueológicas de Sos del Rey Católico.
Lartaun Pérez, junto al panel en el que expuso este viernes su estudio sobre las piezas arqueológicas de Sos del Rey Católico.
Raquel Labodía

Al anunciar Pérez el estudio que iba a presentar en el III Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés, la DGA descubrió la existencia de la donación y envió a Pamplona a un técnico del departamento para elaborar un informe. La visita se efectuó el pasado 4 de noviembre.

Mientras la DGA elabora la solicitud, el arqueólogo Lartaun Pérez presentó ayer en el congreso sus conclusiones. «Son 1.305 piezas líticas, la mayoría de sílex, de las que 224 muestran talla. Hay hachas, puntas de flecha, raederas, raspadores, y el conjunto se fecha en el Neolítico». Es decir, que pueden datarse entre 5.000 y 3.000 años antes de Cristo. Pérez participa en el Proyecto Arqueológico Cabeza Ladrero, que dirige Ángel A. Jordán, que el año pasado prospectó el yacimiento Vico I, al que pertenecen los 1.300 objetos. No es muy extenso. «Es un yacimiento de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados de superficie –señalaba–, y del que no se pueden decir muchas cosas porque no lo hemos excavado. No hemos detectado estructuras, pero eso es lo habitual». El conjunto de piezas encontradas es el normal para este tipo de yacimientos. «Pero no hay muchos de esa época en la zona», subraya Pérez. Se conoce uno, a 2,5 kilómetros de distancia «y habrá que estudiar la jerarquía de los yacimientos cercanos y la existencia de un eje de comunicación norte-sur», concluye Jordán.

Etiquetas
Comentarios