Despliega el menú
Ocio y Cultura

El Aula Pilar Lorengar, un nuevo espacio para la ópera en Zaragoza

El tenor Santiago Sánchez Jericó abre en el Arrabal una escuela para voces ya formadas

Miguel Ángel Tapia (al piano), Pablo Puértolas, Marta Heras y Santiago Sánchez Jericó, ayer en la inaguración del Aula Pilar Lorengar
Miguel Ángel Tapia (al piano), Pablo Puértolas, Marta Heras y Santiago Sánchez Jericó, ayer en la inaguración del Aula Pilar Lorengar
Guillermo Mestre

«Daría todos mis libros por poder cantar una ópera». Lo decía ayer, obviamente exagerando, la escritora Ana Alcolea. Y lo hacía en la inauguración informal de un nuevo espacio cultural de la ciudad, el Aula Pilar Lorengar. Se trata de una iniciativa que el tenor Santiago Sánchez Jericó ha puesto en marcha en el barrio zaragozano del Arrabal, en el número 10 de la calle del Puente de Tablas. «Es un lujo que me he permitido tras una carrera de 35 años como cantante de ópera –aseguraba ayer Sánchez Jericó–. Es un espacio que me han cedido, que está completamente insonorizado y donde voy a dar clases de canto, voy a preparar cantantes para sus actuaciones operísticas.Y, también, realizaremos actividades culturales en torno al ‘bel canto’».

El local, ayer por la tarde, en la inauguración y puesta de largo oficiosa del Aula, ya se quedó pequeño. Allí acudieron algunos alumnos de Sánchez Jericó (la soprano Marta Heras y el tenor Pablo Puértolas, entre otros), músicos dispuestos a colaborar para que la iniciativa sea un éxito (como la organista Esther Ciudad o Miguel Ángel Tapia, que acompañarán al piano a las voces que se escuchen en la sala), pero también aficionados varios a la ópera, desde el poeta Miguel Ángel Yusta al escultor Florencio de Pedro, pasando por el especialista en jota Evaristo Solsona.

El local está decorado con referencias a voces aragonesas (especialmente a Pilar Lorengar, pero también a Miguel Fleta) y se define abierto a la colaboración, aunque las clases no son para todo el mundo. «Esto lo hago desinteresadamente, aquí nadie paga nada –subraya Sánchez Jericó–. Pero no se viene al Aula a partir de cero. Quiero ayudar a los artistas aragoneses y, si a alguno no le conozco, le haré una prueba. Si me convence, seguiremos adelante».

Etiquetas
Comentarios