Ocio y Cultura

Libros

Luz Gabás, Irene Vallejo y Patricia Esteban Erlés animan el fin de verano

Publican la novela ‘El latido de la tierra’, el ensayo ‘El infinito en un junco’ y los cuentos ‘Manderley en venta’. Nuevos títulos de Lalana, Ferrer Lerín, Lladosa y Pallaruelo

Luz Gabás, firmando en la última Feria del Libro de Huesca
Luz Gabás, firmando en la última Feria del Libro de Huesca
Rafael Gobantes

"Después de ‘Palmeras en la nieve’, ‘El latido de la tierra’ es mi novela más personal. En ella he volcado mis emociones y la vida de un valle lejano que late con fuerza", dice Luz Gabás a propósito de una narración "muy contemporánea", que mezcla varias cosas y que publica Planeta: "una bella historia de amor, la investigación de un crimen, la defensa de la tierra y el medio rural como patrimonio de todos". Luz Gabás alude a un libro como ‘La España vacía’ de Sergio del Molino y al universo rural de Julio Llamazares.

La acción gira en torno a la mansión Elegía donde se reúnen varios amigos que no se veían desde hacía tiempo, y en esa cita afloran "secretos, mentiras, amores y traiciones"; entre otras criaturas, destaca la figura de la inspectora Esther Vargas.

Oscuridad, arte y evocación

Otra autora con título nuevo, tras la publicación de ‘Fondo de armario’ en Contraseña, es Patricia Esteban Erlés que reedita en Páginas de Espuma su primer libro de relatos ‘Manderley en venta’.

Ahí están muchas de las constantes que la han hecho perfectamente reconocible. Juan Casamayor, desde México, dice que la edición es "una puesta al día del maravilloso germen de esta escritoraza que tenemos en Aragón". Y subraya que los cuentos del libro "abren la puerta a obsesiones con el espacio doméstico, el extrañamiento de la rutina, el juego gótico, fantasmal y negro de lo insólito, la inquietud de la normalidad", matiza.

Ricardo Lladosa, escritor, crítico literario y colaborador asiduo de HERALDO como Patricia, publica en Fórcola ‘El amor de Redon’, sobre el pintor y escritor Odilon Redon, de filiación más bien simbolista: narra la historia de un encargo de tres grandes murales para un castillo. Ya en la fortaleza, el artista se pone a hacer su trabajo y quedará fascinado por la esposa del dueño, Ainhoa, que procede de Navarra y que es fotógrafa. La novela posee tensión y trasciende la novela del arte; es un texto inquietante y a la vez un relato de amor.

Severino Pallaruelo es una de las firmas fijas de Xordica: el editor Chusé Raúl Usón apuesta por un título de relatos del autor altoaragonés, ‘Un secreto y otros cuentos’, una colección que posee la impronta de lo popular, la evocación y el drama.

Para jóvenes, en el sello Edebé, publica Fernando Lalana ‘Falso directo’, que sería "una reflexión sobre la frivolidad actual en la búsqueda del amor". El joven Ernesto se presenta a un programa de la televisión para hallar novia. Para su asombro, y sin explicarse cómo ha podido suceder, lo emparejan con un chico llamado Félix. Como nada es lo que parece, y menos en las novelas del Premio Nacional de Literatura Juvenil, hay varias tramas al fondo: la identidad sexual, el secreto de los ‘reality shows’ y la violencia en el seno de la familia.

Poetas, clásicos, ilustrados

Francisco Ferrer Lerín publica en Tusquets, en la colección ‘Nuevos Textos Sagrados’, el poemario ‘Libro de la confusión’, que escribió, según explica, como si fuera el fin de su obra poética. El texto contiene su peculiar imaginación, su brillantez discursiva, su capacidad de sorpresa y de provocación, su afición a los bestiarios y sus paseos a través de las máscaras de la memoria, pero ante todo es una meditación sobre la muerte que quizá marque un nuevo camino en su obra.

Otro libro importante es ‘El infinito en un junco’ (Siruela) de Irene Vallejo, columnista de estas páginas y especialista en el mundo clásico. Se trata de un ensayo que indaga en "el misterioso surgir de la escritura y la sed de libros. Irene Vallejo relata las peripecias de este objeto inverosímil que mantiene vivas nuestras ideas, hallazgos y sueños: el libro", explica Siruela. La autora estudia "sus formas en el tiempo: de humo, de piedra, de tierra, de juncos, de seda, de piel, de harapos, de árboles y, ahora, de luz, los ordenadores". El ensayo es, por otra parte, "un libro de viajes por el mundo antiguo".

Por su parte, José Luis Acín regresa a un tema muy querido por él, del que fue pionero, y publica ‘Los pueblos olvidados. Deshabitados de la provincia de Zaragoza’ (Prames). A la par, entre otras novedades, Luisa Miñana presenta el poemario ‘Este es mi cuerpo’ (Lastura), donde dice: "Pobre cuerpo, éste mío, tan pegado a la tierra». Y Fernando Sarría, tan activo siempre, ofrece ‘Caídas’ (Lastura), de poesía: «Me propongo ser todo lo pequeño, / nada que valga la pena recordar".

Libros de Ida y vuelta prepara para este otoño una biografía breve de Chavela Vargas, escrita por Carmela Trujillo, e ilustrada por Javier Hernández. Hay más, mucho más, y lo iremos viendo poco a poco en días sucesivos.

Etiquetas
Comentarios