Ocio y Cultura

Inseparables desde Woodstock

La pareja que protagonizó la icónica foto del festival celebra su 50 aniversario. "Ya no somos los mismos de la portada. Somos el abuelo y la abuela".

Nick y Bobbi Ercoline hace cincuenta años y en una imagen reciente
Nick y Bobbi Ercoline hace cincuenta años y en una imagen reciente
Agencias

Peace, love, music... Woodstock fue mucho más que un festival, fue el momento que definió a una generación y su 'nueva explicación' de la vida. Medio siglo después, todo ese optimismo parece haberse desvanecido. Los hippies de antes son los burgueses de ahora y el cinismo ha vuelto a apoderarse del mundo. Por eso vale tanto la historia de amor de Nick y Bobbi Ercoline, la pareja de la mítica foto que plasmó el festival, juntos 50 años después.

Esta pareja fue portada del disco

Woodstock los unió para siempre. No se conocieron allí, sino casi dos meses antes en un giro del destino. En Memorial Weekend, el puente más esperado en EE UU porque da paso al verano, a Bobby la dejó plantada su novio para irse a la playa con unos amigos. Tenía 19 años, la edad en la que un revés amoroso parece el fin del mundo. En lugar de eso, se le abrió para siempre.

Nick, otro camarero en Dino's, donde trabajaba el novio de Bobbi, decidió consolarla y la invitó al cine y a un trozo de pizza. Dos meses después, la volvió a reconfortar del frío de la madrugada y la desolación del fin de fiesta envueltos en una manta. Sonreían y se besaban, embriagados con el espíritu de Woodstock. Justo el momento que capturó el fotógrafo Burk Uzzle, que vagaba entre los restos del festival esquivando cuerpos en el suelo. Ellos ni se enteraron. La foto fue elegida para la portada del disco del festival de Atlantic Records, un triple álbum cuya cara tres acaba con un anuncio de emergencia: "¡A partir de ahora el concierto es gratis para todos!".

La seguridad estaba desbordada por la avalancha de más de 400.000 personas que habían acudido el 15 de agosto de 1969 a la granja de Bethel (Nueva York), donde esperaban a 50.000. "Joder, tío, si pensabas venir, ni lo intentes. No hay manera de acercarse a este sitio ni de lejos", advirtió por la radio un presentador. Música para los oídos de unos jóvenes rebeldes que lo entendieron como un desafío. Nick y Bobbi tomaban unas cervezas con los amigos en el porche de 'Corky' Corcoran, un marine que acababa de volver de Vietnam. Al amanecer, 'Corky' cogió la Chevy de su madre, los montó a todos y se lanzaron a buscar atajos y caminos traseros para aparcar a unos cuantos kilómetros del festival.

'Corky', que aparece tendido detrás de ellos en la esquina de la foto, murió en septiembre. Por eso los Ercoline no pueden celebrar este 50 aniversario con la felicidad que emanaban entonces. Además, "ya no somos los mismos de la portada", han dicho a 'Time'. "Somos el abuelo y la abuela. En el mundo sigue habiendo guerras, es como si no hubiéramos aprendido nada". Sólo cuando miran a esa foto vuelven a sentir el optimismo de Woodstock y el amor que les llevó a casarse dos años después, cuando todo era posible.

Etiquetas
Comentarios