Despliega el menú
Ocio y Cultura

La Biblioteca Nacional rendirá homenaje al pintor y erudito oscense Valentín Carderera

Inaugurará en septiembre una gran exposición comisariada por José María Lanzarote. 

Carderera, según un retrato de Federico de Madrazo.
Carderera, según un retrato de Federico de Madrazo.
Museo de Huesca

Pocos personajes del siglo XIX español son tan atractivos como Valentín Carderera y Solano (Huesca, 1796-Madrid, 1880). Pintor, viajero, coleccionista, erudito y divulgador, fue también pionero en la preocupación por la conservación del rico patrimonio histórico español. Divulgar su figura, en todas sus facetas, es el objetivo de una exposición que está preparando la Biblioteca Nacional, ‘Valentín Carderera (1796-1880). Dibujante, coleccionista y viajero romántico’. El máximo especialista en la figura del oscense, José María Lanzarote, está realizando las tareas de comisariado.

Pocos datos han trascendido sobre la exposición, al margen de que se celebrará en la Sala Hipóstila de la Biblioteca Nacional, que se inaugurará el 27 de septiembre y podrá visitarse hasta el 12 de enero de 2020. Realizada en colaboración con el Centro de Estudios Europa Hispánica, con la exposición se quiere rendir justo homenaje a un personaje que ha dejado una honda huella en la institución: cuando el Estado adquirió en 1867 la colección de dibujos y estampas formada por Carderera, la Sección de Bellas Artes de la Biblioteca Nacional se enriqueció con un fondo de incalculable valor artístico y económico: más de 45.761 obras (1.805 dibujos, 8.130 grabados dentro de libros y 35.826 grabados sueltos). En ese legado destacan grabados de Mantegna, Durero y Rembrandt, o uno de los escasos dibujos atribuidos a Velázquez.

Material aragonés

Con este material se está trabajando para la exposición, que tendrá numerosas referencias aragonesas. Así, el público madrileño podrá ver obras de Carderera como su dibujo de 1831 de un ‘Gitano, entre Aragón y Cataluña’; o su dibujo de 1855 de las ‘Benedictinas de Santa Cruz en la ciudad de Jaca (Aragón)’; o el grabado de Fichot de 1842, que representa la iglesia de los Dominicos de Calatayud y que está inspirado en uno de sus dibujos.

La exposición reunirá un centenar de obras procedentes de la Biblioteca Nacional y de otras instituciones españolas y extranjeras. El objetivo, según la institución madrileña, es "dar a conocer esta multifacética personalidad y profundizar en la sensibilidad de la generación romántica por la historia y el arte".

Carderera recorrió España para dejar testimonio a través del dibujo y la acuarela de muchos monumentos al borde de la ruina. Por eso el viaje será el hilo conductor de la exposición, señala la Biblioteca Nacional, "lo que permitirá recorrer su vida, sus logros y sus contrastes: formado como artista en los preceptos del academicismo en Madrid y en Roma, Carderera fue sin embargo uno de los introductores del gusto neogótico en España. Y, mientras que su ‘Iconografía española’, verdadero panteón nacional de papel, está inspirada por la veneración romántica por los grandes personajes del pasado, sus dibujos de tipos populares reflejan el interés etnográfico por las indumentarias y las costumbres, consideradas como esencia misma de lo español".

El comisario de la exposición, José María Lanzarote, publicó en 2014, junto a Itziar Arana, un volumen sobre los dibujos de Carderera que se guardan en el Museo Lázaro Galdiano, la Biblioteca Nacional y la familia Carderera. Se titulaba ‘Viaje artístico por Aragón de Valentín Carderera’. A ese volumen siguió otro dos años más tarde, publicado también por la Institución Fernando el Católico, ‘Diarios de viaje de Valentín Carderera y Solano por Europa (1841-1861). París, Londres. Bélgica y Alemania’.

 

Etiquetas
Comentarios