Ocio y Cultura

ocio y cultura

Elena Rubio: "Por amor se lucha, se sale de uno mismo y se lo logra lo inexplicable"

La cantante y compositora zaragozana actua el sábado 20 en Pirineos Sur y ofrece un recital de diez canciones, en el espacio 'Caravana Sur', titulado '40 años de democracia con voz de mujer'

Elena Rubio
Elena Rubio cantará a las voces femeninas de 40 años de democracia.
Ramón Comet

De entrada, ¿qué supone para usted cantar en el pantano de Lanuza, en Pirineos Sur, y formar parte de los artistas y grupos que inauguran en esta edición el nuevo escenario ‘Caravana Sur’?

Como mujer, como artista y como aragonesa siento una triple emoción. A eso hay que añadir que se trata de un veterano Festival (XXVIII edición), cuyo público es diverso, entendido, sensible y exigente, lo que incrementa el nivel de emoción y de responsabilidad.

¿Cómo se ha planteado el concierto, que parece de entrada militante, muy feminista?

Con el fin de resaltar las voces de mujeres, que no solamente son feministas, sino grandes ejemplos para muchas mujeres que luchan cada día por conseguir la igualdad y los derechos que durante mucho tiempo les han faltado.

Va a tocar con sus músicos diez temas y abordar diez voces. ¿Con qué criterio las ha elegido, qué quiere transmitir?

He querido hacer un homenaje a las voces femeninas que nos han precedido en los últimos cuarenta años de democracia, dignificando la figura de la mujer en la música, a través de sus mensajes, su compromiso y/o su valentía.

Canta ‘Mi querida España’ de Cecilia. ¿Es una reivindicación sin complejos en plena confusión?

¿Por qué no? Cecilia se queda con lo bueno de España, haciendo un recorrido entrañable y sincero por sus grandezas y sus miserias y termina con la reflexión: «Quiero ser tu tierra, quiero ser tu hierba cuando yo me muera…». Cecilia es crítica desde el sentimiento. Recojo y comparto su visión.

‘Camisa blanca de mi esperanza’ va un poco en esa línea. ¿Qué le debe a Ana Belén, qué le emociona de ella y de esa canción?

Siempre la he admirado. Desde niña me ha gustado interpretar sus canciones. Es, indudablemente, una de las mejores voces de nuestro país. Participé con ella en unas jornadas de cine de la posguerra en Albarracín, y la conocí. Me hizo muchísima ilusión.

También hay un bolero. ‘Piensa en mí’, de Agustín Lara. ¿Es el amor tan necesario como la rebeldía, como el compromiso?

El amor es vital. No hay vida sin amor. Hay tantas experiencias de amor diferentes que nadie puede decir que no tiene amor. Por amor se lucha, se sale de uno mismo, y se alcanza lo inexplicable.

¿Qué tienen las canciones de amor, que parecen llegar antes y que todos entendemos?

Todos tenemos, de una u otra forma, experiencias de amor, que forman parte de lo más íntimo. Las personas nacemos para amar y ser amadas. Hablar de amor es hablar en un idioma universal. Por eso, las canciones de amor llegan sin filtros al corazón.

Quizá la canción más feminista sea ‘Mujer contra mujer’ de Mecano. ¿Cómo la ve y siente?

He comprobado que sigue emocionando al público. Afortunadamente, nuestra sociedad evoluciona, pero todavía, como dice la canción, hay quien «opina que aquello no está bien, o que qué se le va hacer».

¿Qué le debe Elena Rubio a cantantes latinoamericanas como Mercedes Sosa?

La voz profunda y rotunda de Mercedes Sosa y su canción comprometida siempre me emocionan. Me reconcilia con la belleza de lo pequeño y la trascendencia de lo sencillo. ‘Gracias a la vida’ de Violeta Parra fue el primer tema que interpreté en un concierto. Me encanta Lila Downs, con una voz infinita y una canción llena de verdad… Pero no podría dejar de oír a Marisa Monte y Chavela Vargas.

Hablemos de su tema: una canción sobre el maltrato… ¿Cómo se le canta a eso sin resultar panfletario?

Se trata de una experiencia por la que, desgraciadamente, pasan muchas mujeres. No es suficiente, pero es cada vez mayor la valentía de las mujeres a la hora de decir «¡basta!», y mayor la comprensión de la sociedad para acogerlas, entenderlas e integrarlas.

Esta canción cuenta la reafirmación de una mujer que es valiente, que dice basta, que recupera su dignidad y está dispuesta a cortar los hilos que le oprimen y le restan su libertad.

Como cantante y como compositora, ¿Dónde estás más cómoda, qué busca?

Lo que más me gusta es el contacto con el público. La composiciones surgen como pedazos de vida que no buscas, si no que te encuentran. Los temas propios son parte de una misma e interpretarlos y que al público le haga sentir, o pensar, es indescriptible. Pero hay canciones, de esas que consigues hacer propias, a las que le pones tu esencia y que el público recibe como personales.

¿Cuál es el balance de la consideración de la mujer en estos 40 años, qué se ha conseguido y qué falta?

Estamos más cerca de conseguir la auténtica igualdad de géneros, pero queda mucho por hacer. La mujer es tan capaz como el hombre, pero necesita las mismas oportunidades para demostrarlo, y nuestra sociedad no siempre las ofrece. Con las movilizaciones feministas se están consiguiendo derechos que no hace mucho tiempo parecían imposibles, pero debemos estar vigilantes de no perder lo conseguido.

¿Qué nos puede contar de los músicos y de las adaptaciones?

Es un lujo estar acompañada en el escenario de Raúl Olivar a la guitarra y Miguel Ángel Recio al piano. Son dos músicos con sus propias trayectorias exitosas. Es un placer contar su experiencia y su profesionalidad a la hora de preparar los temas y arreglarlos para adaptarse a mi estilo. Los tres intentamos crear un ambiente intimista que el público percibe. Son ya muchos años de complicidad y entendimiento sobre los escenarios. En los conciertos, suelen regalar algún tema que ellos interpretan.

Etiquetas
Comentarios