Ocio y Cultura

moda

Custo se va de España

El momento álgido de la segunda jornada de la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid fue la propuesta más comercial del genial Roberto Diz.

Varias modelos lucen creaciones de la colección primavera-verano 2020 de la firma Roberto Diz.
Varias modelos lucen creaciones de la colección primavera-verano 2020 de la firma Roberto Diz.
Efe

Custo Barcelona se va de España. Con esa noticia daba comienzo la segunda jornada de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM). La firma, hasta ahora afincada en Barcelona, traslada su actividad a Rimini, Italia, tras firmar un acuerdo de licencia con Velmar S.p.A. -bajo su paraguas están marcas como Moschino o Alberta Ferretti- para la expansión internacional de la firma, aunque el departamento creativo, del que seguirán siendo responsables los hermanos Dalmau, se mantendrá en la Ciudad Condal.

La colección que presentó este domingo en Madrid, aperitivo de lo que mostrará en septiembre en Nueva York, es la última que la firma va a realizar en solitario, y quizá la última presentada en suelo español. Un trabajo que persigue descubrir el cuerpo de la mujer a través de volúmenes experimentales. Siluetas muy lineales dejan ver la piel a través de ventanas en piezas únicas con aberturas creadas con diferentes tiras colocadas siguiendo patrones geométricos, creando sutiles vacíos por los que se entrevé la piel. La utilización de tejidos de inspiración étnica se alterna con el uso de técnicos, siendo el neopreno blanco el hilo conductor.

A quien todavía le queda mucho recorrido en nuestro país es a Duyos. Esta vez su inspiración proviene de un viaje a Costa Rica, del que rescata la artesanía para dar forma a una propuesta que aúna tradición y sostenibilidad. Rescata la calidez y la pureza de la tierra a través de formas ágiles y texturas que evocan la exuberante naturaleza con tejidos de chiffon y pedrería. Una colección interpretada por una gama cromática muy potente, con el verde simulando el bosque tropical y los tonos rojos y anaranjados haciendo las veces de la rica flora. A esta propuesta hay que sumarle el valor añadido de los complementos creados por Mayela, una mujer de una pequeña aldea costarricense que recoge botellas de plástico para hacer joyas inspiradas en la vegetación.

El momento álgido del día llegó con el saber hacer de Roberto Diz. El gallego embelesó con un homenaje a Portugal, país donde pasa sus vacaciones. Los naranjos del Algarve y la luz blanca que desprenden sus paredes tiñen sus estampados, que comparten protagonismo con la estética tomada de la orfebrería para confeccionar fantásticas chaquetas y cuerpos cortados al láser. Una deliciosa selección de estilismos para su apuesta más comercial de la que fue maniquí Brandi Quiñones, una de las mejores modelos de los 90, que viajó expresamente desde Nueva York para abrir el desfile. Lo más curioso es que aceptó sin rechistar cuando el modista la contactó por Instagram para contar con ella. Chica lista.

Hannibal Laguna puede presumir de tener una generosa cartera de clientes, que gusta de acudir a sus desfiles. En esta ocasión, aunque no sabemos si visten del diseñador, acudieron la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la candidata de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, entro otros rostros conocidos. El modista vuelve a inspirarse en el mundo floral para sus vestidos de invitada, en los que vuelve a mostrar -tras más de dos décadas sin hacerlo- los corpiños que escondía bajo capas de tela. Una de las modelos que los lució es Valentina Sampaio, la primera mujer transgénero en aparecer en la portada de la revista Vogue. La impresionante modelo también desfiló para Agatha Ruiz de la Prada, que mostró su faceta más 'chandalera', la que volvería loca a la mismísima Rosalía. Pero no era la cantante de 'Malamente' la que estaba en primera fila acaparando todos los focos. Tampoco lo hacía el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que sí estaba presente. Miranda, mujer de Julio Iglesias, fue el mejor reclamo para la colección más deportiva de la diseñadora. Sobra decir que lo patrocinaba ¡Hola!

Roberto Torretta tomó el relevo de Agatha con una propuesta de continuidad en la que la sastrería masculina sigue siendo la protagonista, con la bermuda como prenda de estrella de una colección con pinceladas étnicas y un discreto toque de los 90. Un final sereno para una intensa jornada.

Etiquetas
Comentarios