Despliega el menú
Ocio y Cultura

análisis

Un móvil ultrarrápido y con cámara oculta

El gran todopantalla de Oneplus es el teléfono más rápido que existe, pero la compañía sigue subiendo el precio.

El móvil más rápido del mundo no tiene bordes y su cámara selfie es retráctil. Lo malo: su precio y su peso

Hace solo tres años que empezó la fiebre por lograr un teléfono sin marcos y en nuestras manos tenemos al primer Oneplus que realmente lo ha conseguido. Con bordes curvados, sin ‘notch’ ni agujeros para la cámara frontal y tan solo una diminuta ‘barbilla’, el Oneplus 7 Pro tiene un frontal despejado con una calidad espectacular: 6,67 pulgadas con resolución QHD y una tasa de refresco de 90 Hz, mayor de lo que el ojo humano es capaz de percibir.

Además, esta séptima generación de Oneplus es también el móvil más rápido del mercado. Tanto por su ‘hardware’ –Snapdragon 855 con hasta 12 GB de RAM– como por su ‘software’ –una capa de personalización que añade funcionalidades únicas sin lastrar la experiencia– el teléfono, sencillamente, se desliza bajo los dedos del usuario con una fluidez absoluta, potenciada por la tasa de refresco de su panel amoled. Multitarea, juegos de última generación, navegación por gestos, procesamiento de imagen... nada se le resiste.

Con 4.000 mAh de batería, no es el ‘smartphone’ con mayor depósito, pero sí que es uno de los que mejor aguanta una jornada larga y con mucho uso. Su gran autonomía se la debe a la optimización por ‘software’ y al ahorro inteligente que hace de la energía cuando no lo estamos usando.

Pero el Oneplus 7 Pro también tiene carencias. Tiene un elegante diseño acristalado, con una trasera pulida que no deja lugar para las huellas, pero carece de carga inalámbrica y tampoco tiene conector de auriculares ni ranura microSD,. Además, no cuenta con certificación IPX que asegure su resistencia al agua y tanto su peso como su precio han crecido considerablemente, hasta los 206 gramos y los más de 800 euros, respectivamente.

Un cuatro ojos de cámara oculta

En el apartado fotográfico cuenta con tres sensores traseros y uno retráctil en el frontal. La cámara principal es de 48 Mpx y hace unas fotos excelentes tanto a plena luz del día como por la noche. De las fotos panorámicas se encarga un sensor de 16 Mpx con una apertura bastante menor que la que hemos visto en otros móviles, como el S10 de Samsung. El zoom lo consigue con una lente de 8 Mpx de 3 aumentos.

La cámara frontal es sin duda la más llamativa, ya que se muestra y oculta con un sistema mecanizado a modo de periscopio. Su calidad, con 16 Mpx y apertura f.2.0 es muy buena. Carece de flash, pero se puede usar para desbloquear el teléfono con reconocimiento facial, como alternativa al lector de huellas que el Oneplus 7 Pro lleva integrado bajo la pantalla y que es bastante rápido y fiable, aunque no tanto como un sistema tradicional.

Tres detalles del OnePlus 7 Pro

1. Carga rapidísima con el cargador incluido, rellena el 50% del depósito en solo 20 minutos.

2. Pestaña dedicada para tener siempre a mano los tres modos de alerta: sonido, vibración o silencio.

3. Modo juego, modo lectura y modo zen que nos impide usar el teléfono durante 20 minutos.

Etiquetas
Comentarios