Despliega el menú
Ocio y Cultura

Lista roja

Por
  • Marisancho Menjón
ACTUALIZADA 08/06/2019 A LAS 02:00
Los vecinos de Villarrué han solicitado que su iglesia de San Esteban salga de la lista roja del patrimonio.
Los vecinos de Villarrué han solicitado que su iglesia de San Esteban salga de la lista roja del patrimonio.
Ángel Gayúbar

Cada cierto tiempo, a los aragoneses nos sacan los colores respecto de la conservación de nuestro patrimonio: somos la tercera comunidad autónoma con más elementos incluidos en la ‘Lista roja’ de la asociación Hispania Nostra, entidad sin ánimo de lucro que se dedica a difundir y tratar de proteger los valores del patrimonio cultural español. No seré yo quien niegue que hay mucho por hacer y muchos bienes desatendidos; es necesaria más conciencia hacia su protección por parte de las instituciones y de la sociedad, y también es necesario destinar unos presupuestos más decentes a este objetivo. Pero me choca ver las cifras exiguas que en esa lista roja de Hispania Nostra arrojan otras comunidades: ¿solo 13 bienes hay en peligro en el País Vasco?, ¿solo 15 en Cataluña? ¡Caray!, pues les aseguro que, sin profundizar mucho, por esos lares conozco más de una ruina y más de dos.

Creo que hay que considerar una cuestión: esta lista de la vergüenza se elabora, en casi su totalidad, a partir de las denuncias ciudadanas y de asociaciones locales que tratan de visibilizar con ello un problema, de llamar la atención para que las instituciones actúen sobre determinados bienes en peligro. De modo que es también un termómetro del grado de compromiso de la sociedad civil hacia el patrimonio. Yo me pregunto, por eso, si el hecho de que las comunidades que tienen tan poquitos bienes en la lista roja responde a que allí se dedica más atención a la conservación… o a que la gente de esas zonas, simplemente, no denuncia.

Marisancho Menjón es historiadora y escritora

Etiquetas