Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Y era tan libre que no podía volar

Y era tan libre que no podía volar
Y era tan libre que no podía volar
Heraldo

Es la soledad lo que te apena niña. Sonreír a la oscuridad y hablar con las flores. Es la soledad lo que te llena de tristeza. La alegría hecha añicos por no poder soltarla. El desgaste del brillo de tus ojos. 

Cuanto echas de menos la presencia de un alma. Y llenarla de sosiego, y acariciar sus debilidades. Salvarla del hundimiento y darle luz a sus miedos.

Es la soledad la que apena tus pensamientos. El recuerdo de la sensación de salvar una vida con tu mirada.

Quien estuviese en tu memoria para saber que fuiste poderosa, que tras ese cuerpo chiquito vive la diosa de la fertilidad, la reina de los mares.

Es la soledad la que te apena niña. Esa que te acompaña cuando lloras de alegría y cuando cantas de pena. Esa que nunca olvida que fuiste una hechicera.

Volverás a ser especial, tranquila niña. Ahí llega un desalmado que necesita tu libertad.

Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios