Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y culTURA

“Queda mucho por hacer en el feminismo”

Nueve mujeres aragonesas de la cultura y de la sociedad analizan el 8M, expresan sus reivindicaciones y eligen a las féminas de su vida.

Ocho mujeres opinan sobre el 8-M
Ocho mujeres opinan sobre el 8-M
HA

En este Día Internacional de la Mujer, Heraldo.es ha preguntado a nueve mujeres de la cultura y de lo social para que ofrezcan su punto de vista sobre la celebración y la situación de la mujer; también se les ha pedido que elijan a las mujeres de su vida y que realicen sus vindicaciones con la mirada puesta en el porvenir. Ellas son Manuela Adamo, Ana Alcolea, Olga Bernad, Pilar Blanco, Valle García de Novales, Mari Carmen Gascón Baquero, Reyes Guillén, Marina Heredia Ríos e Irene Vallejo.

Las preguntas que les hemos formulado son:

1. ¿Qué celebra usted este 8-M?

2. ¿Cuáles son los hitos de las conquistas de las mujeres que más le emocionan?

3. ¿Quiénes son las cinco mujeres de su vida y por qué?

4. -¿Qué falta, qué anhela, qué pide o exige en un día como este?

Manuel Adamo
Manuela Adamo es productora de la compañía de Miguel Ángel Berna, bailarina y estudiosa del canto.
Antón Castro | Aránzazu Navarro

MANUELA ADAMO. Bailarina y estudiosa del canto.

1.Para mí, desde siempre, ha sido un día para la memoria, dedicado al recuerdo de las conquistas sociales, culturales, políticas y económicas de las mujeres a lo largo de la historia.

2. El primer premio Nobel a Marie Curie El derecho al voto. El reconocimiento de la igualdad de los derechos entre hombres y mujeres.

3. Las mujeres que más me han impactado han sido muchas. Teodora, Juana de Arco, Teresa de Ávila, Marie Curie, Frida Khalo, Juana la loca, Rota Levi Montalcini, mi madre, mi suegra y mis abuelas. Todas ellas, con sus aportaciones, las tengo siempre muy presentes en mi día a día.

4. Hoy solo pido que nunca nos olvidemos de quienes han luchado y que todas las mientes de antes, sean el ejemplo para proyectamos hacia el futuro.

ANA ALCOLEA. Escritora y profesora.

ANA ALCOLEA EN EL PRINCIPAL / 03-10-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Ana Alcolea, apasionado de la ópera y la escena, en el Teatro Principal. 
Guillermo Mestre

1. Celebro que la gran mayoría de las mujeres, al menos en Europa, sabemos leer y escribir, cosa que no ocurría hace cien años. No celebro que haya millones de mujeres en el mundo que no puedan acceder todavía a la educación. Celebro que las mujeres podemos votar y elegir a nuestros representantes políticos, cosa que no ocurría hace 80 años. Y no celebro que en muchos lugares del mundo haya una mayoría de mujeres que no tiene los mismos derechos que yo.

2. El derecho al voto por supuesto, pero sobre todo el derecho a la educación, a la alfabetización, a ir a la escuela, a entrar en las Universidades, el derecho de las escritoras a firmar con el nombre propio de mujer, y no con un pseudónimo masculino. Son cosas que hoy nos parecen tan normales, pero son  logros de hace pocos años dentro de la larga historia de la humanidad.

3. Mi madre y mi abuela, con las que viví y de las que aprendí que uno sale adelante a pesar de las adversidades. De mi tía Pilar, de la que aprendí que la vida hay que tomarla con una sonrisa. Mi madrina, que es italiana, y que me enseñó desde muy niña que el mundo era muy grande. Mi pequeña sobrina Carmen, que sin hablar todavía, me cuenta muchas historias sobre lo venidero.

4. Que llegue un día en el que no haya nada que reivindicar. Que las niñas y las mujeres lean con sentido crítico cierta literatura de máxima moda en la que el modelo femenino es el de la sumisión total al varón. Que en algunos ámbitos laborales nos sintamos libres y no juzgadas por ser mujeres. Que los jóvenes respeten como iguales a las jóvenes: observo comportamientos ahora que no se daban en mi juventud y que me preocupan. Queda mucho por hacer, pero en algunos aspectos no soy nada optimista.

PILAR BLANCO UNZUÉ. Poeta y profesora jubilada.

Pilar Blanco.
La poeta y profesora Pilar Blanco Unzué, de La Almunia de Doña Godina.
Archivo Pilar Blanco.

1. Celebro que la vida me ve con buenos ojos, los ojos chicos con que yo la vivo. Celebro la inmensa suerte de ser indispensable, y no solo ‘una más’.

2. El derecho al voto El derecho a una maternidad responsable. El derecho al aborto.

3. Mi madre: que contribuyó necesariamente en la crianza de sus doce hijos Mi hermana , la mayor de toda la prole ‘Blanco’, por ser toda su vida nuestro soporte. Mi primera Maestra, doña Sabina, que sin estridencias, sembraba en mi alma de niña el amor por la educación, la Naturaleza y (de mayor lo entendí) la libertad, ofuscada malamente por un dictador y su secuaz impulsora, la iglesia.… María Moliner, que me puso en la pista fácil y segura de un mundo de palabras. Sofía Marcellán (tía carnal de Trinidad Ruiz Marcellán, la editora de Olifante, ediciones de poesía), con cuya labor 'laboriosa' como matrona vimos la luz por primera vez, cuando mi madre nos fue pariendo a los doce. Mi entrañable amiga, Nicole Mouton (ahora, Nicole Suzuki), con quien hice mi primer intercambio, allá en 1961!!!!!, y que impulsó con mimo mi aceptable conocimiento del francés, en correspondencia al español que ella aprendió de mí.

OLGA BERNAD. Poeta y funcionaria de la DGA.

DCIM\100MEDIA
Olga Bernad es poeta y narradora, muy activa en las redes sociales.
Archivo Pilar Bernad.

1. Aunque se conmemora una fecha triste, celebro la lucha de las mujeres trabajadoras por equiparar sus derechos a los de los hombres, los cuales cada vez se unen más a nosotras en este asunto de mera justicia social. Me gusta el carácter celebrativo porque la gente de mi generación tiene mucho que agradecer al trabajo de las que nos han precedido. Tiene algo que ver con dar las gracias y continuar.

2. Más que las conquistas grandes me emocionan las conquistas cotidianas, porque eso implica un cambio de mentalidad en la gente. Pero, indudablemente, el voto femenino me parece una conquista crucial.

3. Las mujeres de mi vida pertenecen al ámbito de mi realidad, mis abuelas, mi madre y mi hermana han sido y son cruciales en mi vida. También mis amigas, por supuesto. Del ámbito público admiro a mucha gente. Como innovadoras que marcaron camino con su manera de vivir o con su actividad política admiro a mujeres libres y distintas como Luisa Casati o Emmeline Pankhurst. Curiosamente, ambas nacidas en el siglo XIX. Para mí los caminos del feminismo son muchos y amplios. Todos importan.

4. Faltan muchas cosas pero también se han conseguido muchas otras. Soy razonablemente optimista. El movimiento feminista se ha globalizado. No es un asunto de unas pocas. Creo que esa globalización es buena porque le da fuerza y, a la vez, hace necesaria también nuestra apertura de mente para poder sumar distintas sensibilidades. No me gustan las feministas de consigna ni las que reparten carnés de feminismo según su estrecha manera de ver las cosas. Si me gustase obedecer consignas, sería machista. Y eso es algo que nunca seré. Me gustaría que el feminismo siguiese creciendo. Queda mucho por hacer.

VALLE GARCÍA DE NOVALES. Abogada y deportista.

Valle García de Novales.
Valle García de Novales es abogada, atleta y apasionada de la cultura.
Archivo García de Novales.

1. El 8M no celebro, reivindico el derecho a disfrutar de los mismos derechos que la otra mitad de la humanidad, el derecho a que se nos reconozca como seres libres e iguales. Iré a la Manifestación porque falta mucho camino por recorrer hacia la igualdad y existe un gran riesgo de retroceder a tiempos más oscuros; iré por mí y por todas las mujeres que no pueden ir.

2. El derecho al sufragio activo y pasivo; el derecho a la educación y a la cultura; el derecho a disponer libremente de nuestros bienes sin la tutela de un padre o marido; el libre acceso a métodos anti-conceptivos que nos permite ser dueñas de nuestros cuerpos y nuestra vida; el divorcio.

3. Mi abuela Valle, por su bondad y alegría infinitas. Katherine Hepburn, porque fue el primer referente de mujer libre e independiente de mi infancia. Carmen Alborch, porque fue ese mismo referente en mi adolescencia. Sofonisba Anguissola, porque abrió camino a otras mujeres artistas ya en el siglo XVI (de las seis obras pintadas por mujeres que hay en el Prado, tres son suyas). Mis amigas, por su apoyo incondicional y ser la mejor terapia.

4. Falta un cambio profundo en la mentalidad de la sociedad para que las mujeres alcancemos la igualdad real y eso se conseguirá en varias generaciones, aunando: a) Un cambio en el modelo educativo, que eduque en la corresponsabilidad familiar, para que el cuidado de hijos y personas dependientes no sea un trabajo femenino, de manera que luego las reducciones de jornada y excedencias para cuidarlos no las soliciten mayoritariamente las mujeres. Esta es la primera causa de la brecha salarial. Hacen falta también referentes femeninos para las niñas, las mujeres no estamos en los libros de texto, pareciera que no ha habido inventoras, científicas, artistas, ni escritoras en toda la Historia de la Humanidad. b) Un cambio en el modelo laboral: los horarios de trabajo de España no se sostienen, son incompatibles con tener una vida. Las vacaciones escolares vienen de un siglo en el que las madres estaban siempre en casa. c) Normas que extiendan las cuotas en las empresas como medida para vencer la inercia que hace que sean los hombres quienes promocionen mayoritariamente, hasta alcanzar la igualdad en los cargos directivos.

MARI CARMEN GASCÓN BAQUERO. Escritora y profesora.

Carmen Gascón Baquero.
Carmen Gascón Baquero es poeta y profesora y la esposa de Emilio Gastón durante 30 años.
Guillermo Mestre.

1. Que una gran diversidad de voces en femenino hagamos propuestas colectivas.

2. Los grandes hitos vienen de muchas conquistas pequeñas. Me emociona pensar en cada una de las mujeres que hicieron posible en La Haya (1915) en plena guerra Mundial, el Primer Congreso Internacional de Mujeres exigiendo el derecho al voto femenino y el desarme universal.  

3. Las mujeres las siento como equipos aunque sólo diga un nombre.  En primer lugar mi madre, mi hermana y mis amigas porque con ellas he experimentado lo que es cuidar y ser cuidado.  Y con ellas señalaría a otras cinco:

-Marie Tharp  por su atrevimiento y profesionalidad.  Creó el primer mapa científico de todo el suelo oceánico. 

-Simone de Beauvoir porque me enseñó a dudar en mi juventud con ideas fuerza.

-Chimamanda Ngozi Adichie porque con raíces africanas argumenta que "todos deberíamos ser feministas" criticando un modelo único. 

-María Zambrano, poeta y filósofa porque me ilumina  su  idea de que  " Convivir es compartir el pan y la esperanza"

-Mis alumnas porque  me ayudan a experimentar  que la rebeldía y la curiosidad es perenne. 

4. Falta que nos detengamos a perder el tiempo juntas,  porque cuando no te reúnes para nada concreto se crean atmósferas atrevidas y la sociedad fraternal está todavía por diseñar. Pido desvelar y atajar la violencia estructural y de modelo económico porque de lo contrario la energía la gastamos en apagar fuegos. Pido y exijo que en la llamada ‘educación inclusiva’ se pongan más medios para experimentar en propia piel, la bondad, la risa, la sensibilidad y la satisfacción de  imaginar nuevos futuros colectivamente. Por experiencia personal sé que no es nada fácil. Espero que el saber que emana de la vida en femenino se muestre y se escuche para desaprender otros modelos sociales.

REYES GUILLÉN. Distribuidora de libros, editora y poeta.

Reyes Guillén.
Reyes Guillén alterna su condición de editora de Pregunta y distribuidora con la de poeta.
Archivo Pregunta.

1. Más que celebrar, reivindico: justicia, igualdad, respeto y visibilidad para la mujer, en la cultura y en todos los ámbitos de la vida.

2. Pensando en mis antepasadas, me emociona que la mujer pueda elegir el trabajo que desee y no el que le impongan padres o maridos, que pueda tener acceso a una vivienda propia, a la cultura y, en suma, a la independencia.

3. Mi madre, la primera feminista en muchos aspectos en mi vida, sin ella saberlo; Trinidad Ruiz Marcellán, en el terreno profesional, para mí un ejemplo de lucha y valor; y otras figuras históricas como Remedios Varo, pintora cercana al esoterismo y muy libre en sus experiencias sentimentales; Hipatia, primera mujer científica en un mundo de hombres, y la escritora Virginia Woolf, por su ya conocida «habitación propia».

4. Falta conciencia por parte de muchos hombres pero también de muchas mujeres (sobre todo de edad avanzada), que siguen haciendo declaraciones del tipo «yo soy femenina pero no feminista» y que acusan a otras mujeres de 'estúpidas' por pedir igualdad de responsabilidades y remuneración. Desearía que las energías que se mueven en un día como hoy se extendieran a lo largo del año y en todas las culturas del planeta.

MARINA HEREDIA RÍOS. Editora y presidenta de los editores de Aragón.

Marina Heredia Ríos.
Marina Heredia Ríos es la editora de Los Libros del Gato Negro.
Aránzazu Navarro.

1. Durante muchos años no sentía que hubiera nada que celebrar el 8 de marzo. Los actos y manifestaciones en los que participaba eran de reivindicación, de lucha por los derechos de las mujeres, de denuncia de las desigualdades e injusticias y en las calles éramos muy pocas. Hoy, 8 de marzo de 2019, celebro que cada día sean más las mujeres y los hombres que salen a las calles para seguir en esta lucha.

2. Muchos y los que están por venir. La igualdad ante la ley, el derecho a votar y a ser votadas, el derecho a decidir sobre tu maternidad, el acceso a la formación académica, al empleo...

3. En mi vida hay cientos de mujeres, si tengo que destacar aquí solo esas pocas, lo tengo claro: mis hijas: Sol y María. Y las hermanas Aloma y Sara Rodríguez. Y Claudia, la hija de mi amiga Teresa Molina. Solo puedo poner cinco. Porque el futuro es suyo, ellas mejorarán el mundo.

4. Igualdad, igualdad, igualdad. Un mundo en el que los derechos sean los mismos para todos, en el que nacer mujer no sea un hándicap. Y exijo, ya, compromiso político y social y de los que ejecutan las leyes para acabar con la violencia machista.

IRENE VALLEJO. Escritora.

Irene Vallejo Moreu.
Irene Vallejo, escritora y profesora de clásicas, en el café de Levante.
 José Miguel Marco

1. Siento una inmensa gratitud hacia quienes construyeron mis libertades antes de que yo naciera y mientras era una niña. Me impresiona pensar que muchas de estas conquistas tienen tan pocos años que todavía huelen a nuevo, a pan recién horneado, a habitación recién pintada. Son tan recientes que, bajo la última mano de pintura, todavía afloran oscuridades antiguas.

2. El acceso de las mujeres y las niñas a la educación. Poder estudiar ha sido (y es) el requisito esencial para pensar un mundo distinto. La mejor forma de parecernos a lo que queremos ser.

3. Mi abuela materna, que fue maestra en la posguerra. Mi madre, que me inculcó la libertad intelectual. Y tres profesoras de las que aprendí el amor por las palabras: Carmen Romeo, de lengua y literatura; Pilar Iranzo, de griego; Inocencia Torres, de filosofía.

4. Hace unos meses, una alumna en un taller literario me recordó que el 8 de marzo solemos olvidar a las mujeres con discapacidad, a las que amenaza una discriminación doble. Quiero reclamar más respeto, más oportunidades y mayor naturalidad en nuestra manera de estar con ellas. Esto forma parte de un deseo más amplio: que la raza, el sexo, la falta de dinero o salud no conviertan a muchos en perpetuos perdedores.

Etiquetas
Comentarios