Despliega el menú
Ocio y Cultura

Alejandro Cortes: "'Refugios' es un puzle que el espectador tiene que reconstruir"

El director zaragozano estrena en el Festival de Cine de Zaragoza 'Refugios' (Aragonia, 21.45), un filme rodado en Argentina y Aragón.

Álex Angulo y Alejandro Cortes, durante el rodaje de 'Refugios'.
Álex Angulo y Alejandro Cortes, durante el rodaje de 'Refugios'.

El director de cine Alejandro Cortés (Zaragoza, 1983) estrena este jueves en Aragonia (sala 14. 21.45) su ópera prima 'Refugios', un largometraje rodado en tierras argentinas y aragonesas en más de 70 localizaciones a un lado y otro del Atlántico. El filme del cineasta zaragozano se proyecta en el marco del Festival de Cine de Zaragoza.

-¿Cómo nace el proyecto de su película?

-Surgió cuando estaba terminando la carrera de Dirección Cinematografía en Buenos Aires; había escrito varias historias en las que aparecían algunos personajes que similares a otros que cree en dos de mis cortometrajes: había dos hermanos y un amigos que, con sus diferencias, repetían características. Lo que hice fue poner a estos personajes frente a un conflicto muy fuerte para ver cómo reaccionaban y si daban lugar a una historia que fuese más extensa y más intensa. Y por suerte, lo que me encontré fue 'Refugios'.

-En ese camino no estuvo solo...

-Poco a poco el proyecto fue creciendo y conseguí que la Universidad del Cine de Buenos Aires me diera todo su apoyo y así se empezó a formar un gran equipo de diez nacionalidades entre excompañeros y otros colectivos con los que había trabajado y, por fin, entre Argentina y Aragón pudimos sacar adelante una película rodada en tres fases: una primera en Argentina, de época; otra en España, en las Cinco Villas; y una última grabada en Argentina otra vez.

-¿Cómo se convierte un publicista en director de cine?

-Primero me formé en la Escuela de Arte de Zaragoza como diseñador gráfico y me dediqué a la ilustración, la pintura y la fotografía. Publiqué mi primer libro 'La charrada' en esa época y luego me di cuenta de que lo que me llenaba era realizar proyectos integrales, no solo una parte de ellos sino intentar coordinarlos, producirlos... y me encantaba el cine desde siempre. Así que estudié Publicidad y Relaciones Públicas porque entonces no existía el Grado en Comunicación Audiovisual y, de algún modo, me permitía acercarme al audiovisual. Al mismo tiempo fui haciendo cursos de guión y dirección. Cuando terminé la carrera decidí irme a Argentina a estudiar un posgrado de cine documental y, a la vez que trabaja y estudiaba otras áreas del cine, hice también la carrera de Cinematografía y Dirección.

-¿Cuánto tiempo vivió en Argentina?

-Entre seis y siete años, sumando desde la primera vez que fui, en 2008, y volví para terminar mi proyecto de Publicidad que fue Equiart, un festival de creación emergente que hice en 2009 en las Cinco Villas, concretamente en Farasdués. Terminado ese proyecto, me marché definitivamente a estudiar allí. Estuve unos meses en Córdoba, luego en Buenos Aires y, en paralelo, hice exposiciones de mi obra en Francia, Suecia, Italia, Portugal...

-Parte del rodaje de 'Refugios' transcurre en Farasdués...

-De hecho hay una gran parte de la película rodada allí. La película tiene tres protagonistas y es un enredo, como un puzle de 1.000 piezas. Muchas de esas piezas están filmadas en las Cinco Villas, desde la carretera que lleva de Rivas a Asín, incluido el pantano de San Bartolomé, y por supuesto los paisajes de Farasdués y sus calles También hay una pequeña parte filmada en Zaragoza. Yo soy de Zaragoza pero mi padre nació en Farasdués. De alguna forma, con esta peli unía puntos de mi infancia y de mi presente.

-Entre argentinos y aragoneses, ¿cuántos actores participan en el filme?

-En total hay una veintena de actores, de los cuales los tres protagonistas son aragoneses: Nacho Rubio, Salomé Jiménez y Raúl Sanz. Además están Chema Mazo, María José Moreno, Jorge Asín, Gabriel Latorre. Luisa Gavasa, Laura Contreras, Laura Gómez Lacueva, Eugenio Arnau... Del reparto argentino, destacan el gran Rafael Spregelburd ('El hombre de al lado', 'Días de vinilo'), Flor Bobadilla... Y entre los actores españoles: nuestro recordado Álex Angulo y Cesáreo Estébanez. Y hasta una perrita actriz, elegida en un castin de 12 canes.

-¿Con qué presupuesto ha contado para su filme?

-Todavía no lo podemos saber realmente. Lo que sí que sé es que si no fuera por las más de 200 personas que han participado, y en ello incluyo tanto las del crowdfunding que lanzamos como las de instituciones colaboradoras que se siguen sumando, por suerte, entre ellas el Ayuntamiento de Zaragoza, AECID, a través de la Embajada de España en Argentina y el Centro Cultural España Buenos Aires, y la Universidad del Cine de Buenos Aires, más todos sus medios humanos y materiales porque aportaron también cámaras, iluminación, posproducción, sonido... Eso hace que sea muy difícil estimar el presupuesto.

-¿Qué recorrido va a tener 'Refugios' tras su preestreno en el Festival de Cine de Zaragoza?

-Una vez hecha la primer mundial en el All Lights India International Film Festival de Kochi, uno de los festivales que más me han impresionado, y después del preestreno en Zaragoza, queremos seguir caminando por festivales nacionales y, en paralelo, volar a Argentina para presentar allí el filme, además de llevarla a otras países. Mientras tanto, si surge una distribuidora que sea capaz de apoyar con el cariño que necesita una película independiente como esta para que se vea en salas en España y Argentina será un lujo.

-En su camino hacia la dirección se han cruzado algunos cineastas aragoneses...

-Paula Ortiz y Miguel Ángel Lamata, entre otros muchos, han sido maestros y consejeros espirituales. Fueron de las primeras personas que confiaron en mí y se prestaron a escucharme. Siempre aprendo con cada paso que doy, con gente que sabe tanto como ellos y tiene un estilo propio tan diferente y marcado. Eso me sirvió para hacer balance y observar con un poco de distancia mi propio trabajo y salir adelante con más fuerza.

-¿Cómo será su siguiente largometraje?

-Va a ser un thriller psicológico de capas. Del mismo modo que 'Refugios' es un puzle en piezas que el espectador tiene que reconstruir. este segundo filme pretende ser un edificio construido por pisos desde la base, donde todos esos pisos son inestables. Y ese thriller psicológico también precisa de un espectador con ganas de jugar y de reconstruir con los actores y el equipo una historia que es ambigua, en la que cada uno decide que pensar.

Etiquetas
Comentarios