Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

"Aragón está lleno de lugares maravillosos. Rodar aquí ha sido un lujo"

La actriz, que participa en ‘Nuestros amantes’, de Miguel Ángel Lamata, dice que se enamoró del guión desde el principio.

Michelle Jenner, en el rodaje de 'Nuestros amantes' en Zaragoza.
Michelle Jenner, en el rodaje de 'Nuestros amantes' en Zaragoza.
Aránzazu Navarro

La actriz Michelle Jenner, Isabel la Católica en la serie que le ha consagrado en la fama, se ha enamorado de Teruel, de sus amantes y de la noche zaragozana en el rodaje de 'Nuestros amantes', una película del aragonés Miguel Ángel Lamata cuyo guión le atrajo desde el principio.  

¿Cómo ha sido rodar en Zaragoza y con jornadas nocturnas?

He disfrutado mucho pudiendo rodar en lugares tan emblemáticos de la ciudad, ha sido un rodaje que ha requerido mucho esfuerzo por parte de todos, pero muy gratificante. Las jornadas nocturnas siempre son más duras y se nota el cansancio, pero merece la pena por el resultado.

De todas las localizaciones en las que trabajaron estos días, ¿con cuál de ellas se queda?

Con la de los amantes de Teruel. Un lujo haber podido rodar allí.

El pasado mes de julio, Pedro Almodóvar estuvo en el Pirineo aragonés rodando unas escenas de ‘Silencio’, su próxima película, en la que también participa. ¿Qué ofrece Aragón como plató de cine?

Aragón está lleno de lugares maravillosos, el Pirineo aragonés es un lugar de cuento, normal que sea un sitio en el que tanta gente quiera rodar.

¿Cómo es ser una ‘chica Almodóvar’?

Un sueño cumplido. Trabajar con él es toda una experiencia, me siento muy afortunada porque haya querido contar conmigo para esa historia.

Volviendo a ‘Nuestros amantes’, ¿cómo es su personaje en la película? ¿Se siente identificada con el?

Irene es una chica inteligente, amante del amor pero con el corazón roto. Soñadora, aventurera y alguien a quien le encanta jugar. Desde un principio me enamoré de el guión, es una maravilla. No es la típica historia de amor con pocos ingredientes, tiene un guión muy bien hilado y muy inteligente. Me siento identificada, por ejemplo, con la pasión que tiene ella por los libros.

¿Cómo es trabajar con un elenco que incluye a figuras del cine como Eduardo Noriega y a Gabino Diego?

Increíble, les admiro mucho a los dos. Eduardo es un actor impresionante y también muy divertido. Congeniamos desde el primer momento y eso se nota.

Este verano también ha vuelto a rodar con el actor Hugo Silva, ¿cómo ha sido el reencuentro ante las cámaras con él?

Como si no hubiese pasado el tiempo. Lo hemos disfrutado mucho. ‘Tenemos que hablar’ es una comedia muy divertida.

¿Qué queda en Michelle de aquel personaje de Sara, de ‘Los hombres de Paco’?

Siempre lo llevaré conmigo, fue una etapa maravillosa en la que aprendí muchísimo. Fue una gran escuela para mí, rodeada de grandes actores de los que intentaba aprender cada día.

¿Y qué poso le ha dejado interpretar nada menos que a Isabel de Castilla?

Otro personaje que también ocupará un lugar muy importante en mí. Fue un trabajo muy duro pero del que me llevé cosas maravillosas, pocas veces se puede interpretar un personaje como Isabel, y con un arco tan grande que abarcaba desde su niñez hasta su muerte.

Otro de sus puntos fuertes es el doblaje, pero últimamente lo tiene algo abandonado. ¿Lo echa de menos?

Sigo haciendo doblaje, aunque solo cuando el resto de trabajos me lo permite. Para mí siempre ha formado parte de la interpretación, me encanta la sensación de estar ante un atril y jugar a ser otras personas aunque sea solo con la voz.

Con tanto proyecto entre manos, ¿hay tiempo para vacaciones este verano?

Poco, pero poder tener tanto trabajo en los tiempos que corren es algo maravilloso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión