Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Los lazos entre Aragón y Sicilia, una exposición itinerante

La muestra 'Un alma común. Arquitectura sículo-aragonesa' se podrá ver en marzo en Zaragoza.

La catedral de Teruel, uno de los edificios que se comparan en la exposición
Los lazos entre Aragón y Sicilia, una exposición itinerante
Ricardo Santonja

Aragón y Sicilia recuerdan sus lazos históricos en la exposición 'Un alma común. Arquitectura sículo-aragonesa', que se inaugurará el próximo 30 de octubre en Palermo y que posteriormente se podrá visitar en Roma y Siracusa, para recalar finalmente en el Museo de Zaragoza en marzo de 2015.

73 fotografías comparan la arquitectura de ambas regiones, muy influidas por sus más de dos siglos de historia compartida, entre el año 1282 hasta el año 1516. 46 edificios aragoneses y sicilianos participan en la muestra, entre ellos la Aljafería, el castillo de Mora de Rubielos, la colegiata de Caspe o la catedral de Teruel en Aragón y palacios e iglesias de Palermo, Siracusa y otras localidades sicilianas. "Hemos intentado hacer una representación lo más general posible. Se ha escogido la iglesia de Tobed, pero por ejemplo la iglesia de Maluenda o la de San Felix en Torralba de Ribota son muy similares", ha explicado Aurelio Vallespín, uno de los comisarios de la muestra.

Los edificios son el hilo conductor que guía al visitante por las características comunes de su arquitectura, como la mezcla del estilo gótico mediterráneo con influencias islámicas y bizantinas y el uso de algunas técnicas constructivas como las bóvedas tabicadas y los cimborrios, favorecido por el intercambio de artesanos entre las dos zonas.

También los arreglos matrimoniales tuvieron algo que ver en esta unión de estilos. Es el caso de la Sala Capitular del Real Monasterio de Sigena, cuyo techo estuvo decorado con unos mocárabes (unas decoraciones en el techo similares a estalactitas) muy similares a los de la Capilla Palatina de Palermo. La relación entre ambas parece estar en Constanza, hija de Sancha de Castilla y Alfonso II, que se casó con el rey de Sicilia, Federico II Hohenstaufen, y quedó impresionada con el palacio italiano, por lo que mandó construirlo en el monasterio aragonés.

La exposición parte de una investigación realizada por las universidades de Zaragoza y las de Palermo, Catania y Messina, que ha durado más de un año. "Esta exposición solo es el principio de un proyecto mucho más ambicioso. Ya han empezado diversos estudiantes a trabajar en tesis doctorales en este tema", ha indicado Vallespín. "El caso de Sicilia nos ha demostrado que hay mucho interés en que Aragón esté presente en Sicilia", ha asegurado la consejera de Educación, Universidad y Cultura, Dolores Serrat, durante la presentación de la exposición. Algo que, para la consejera, "sirve para generar orgullo e identidad". 

Esta exposición forma parte del proyecto Corona de Aragón, que en esta nueva etapa se internacionaliza. "Lo que busca es acercar los territorios reivindicando ese papel que en la historia jugó la Corona de Aragón", ha recordado Serrat.

La muestra está organizada por el Gobierno de Aragón con la colaboración de la Asamblea Regional de Sicilia, la Fundación Federico II, la Embajada de España en Italia, el Instituto Cervantes en Palermo y Università degli Studi di Palermo. Sus comisarios son Luis Agustín Hernández, Aurelio Vallespín y Ricardo Santonja, profesores de la Escuela de Ingeniera y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza.

Etiquetas