Despliega el menú
Ocio y Cultura

Juan José Vera muestra su arte más íntimo en Zaragoza

El pintor abstracto reune una treintena de cuadros en la  Sala CAI Luzán hasta el 12 de marzo.

Una obra del artista aragonés Juan José Vera
Juan José Vera muestra su arte más íntimo en Zaragoza

Una exposición titulada 'Visión íntima' del pintor abstracto más veterano de Aragón, Juan José Vera, reúne treinta cuadros del incansable artista, realizados en los últimos diez años y en su mayoría nunca vistos por el público, que se expondrán hasta el 12 de marzo en la Sala CAI Luzán de Zaragoza.

Con esta muestra, que alterna cuadros "más elegantes" con otros "más oscuros", Juan José Vera exhibe su forma de ver y de entender el arte que, según ha declarado, es "diferente a la de los demás", ya que se trata de un proceso de imaginación.

"Una vez mi portero vio a un Guardia Civil en uno de mis cuadros, me he devanado los sesos intentando encontrarlo, pero nada", ha explicado este octogenario que comenzó a pintar arte abstracto cuando encontró un catálogo de Picasso.

"Al descubrir 'Los Tres Músicos' y 'Les demoiselles d'Avignon' me di cuenta de que Picasso era un genio y vi que la pintura era más que el paisaje y el bodegón y que existía un arte de creación y no solo de imitación", ha relatado el pintor.

Cualquier cosa puede servir para inspirar su arte abstracto, incluso la frase "unas variaciones de Liszt" escuchada un día en la radio, que le llevó a crear una obra de formas rectangulares.

Vera explica que ha pintado alrededor de quinientos cuadros, aunque desde su jubilación este artista dedica parte de su tiempo a devorar los grandes libros.

"Leo a Góngora, a los clásicos de la Antigüedad, a Baltasar Gracián, a Pío Baroja, que es mi favorito, y he aprendido más que en toda mi vida", ha sentenciado.

"Por eso los políticos no saben nada- ha continuado- porque si los leyeran verían que todos estos errores ya se han cometido antes".

Pero no solo aprende con los clásicos, Vera ha remarcado que estas exposiciones le sirven para evolucionar: ha decidido que uno de los tonos rojos de sus pinturas es demasiado "amanerado" y que tiene que sustituirlo por uno presente en otra de las piezas.

"No hago otra cosa más que pintar", sentencia Vera, participante en el I Salón Aragonés de pintura Moderna, en el año 1949, y que más de sesenta años después aún continúa con su arte en un pequeño taller zaragozano.

Fundador del Grupo Escuela de Zaragoza con Daniel Sahún y Ricardo Santamaría, Vera ha recibido una gran cantidad de reconocimientos por su trabajo entre los que destacan el I Premio Santa Isabel de Portugal, de la Diputación Provincial de Zaragoza (1986), la Medalla de "Aragoneses de Mérito" de Comunidades Aragonesas en el exterior (2001) y el Premio Aragón-Goya del Gobierno de Aragón (2011). 

Etiquetas