Ocio y Cultura

Un espectáculo de jota entra, por vez primera, en la carrera por los premios Max

‘Vida’, con coreografía de Ramón Artigas y música de Javier Lobe y Sergio Aso, solo ha tenido 10 representaciones desde que se estrenara en diciembre de 2017

Un momento de 'Vida', espectáculo ideado y coreografiado por Ramón Artigas
MasMastral

Por primera vez en la historia de los premios Max, creados en 1998, un espectáculo de jota aragonesa (contemporánea, eso sí) ha entrado en la carrera para obtener el galardón a la mejor obra de danza. Se trata de ‘Vida. La sabiduría de un pueblo’, de Factory Producciones. La obra, ideada y coreografiada por el bailador Ramón Artigas, es una parábola de la existencia humana desde la concepción a la muerte, y en su puesta en escena confluyen jota aragonesa (que lo impregna todo) música sefardí, seguidillas, fandangos, boleros... El espectáculo, de 90 minutos de duración, entra en la carrera en un momento dulce para el folclore aragonés, cuando el consenso para que la jota sea declarada Patrimonio de la Humanidad es total. En los foros y en las redes sociales del mundo del folclore se ha hecho un llamamiento para votar por ‘Vida’ (la votación para el premio Max del Público permanece abierta hasta el 30 de abril) porque se entiende que es el momento para que el sector se presente unido.

Lo curioso del asunto es que ‘Vida’ es una obra casi ‘clandestina’. Desde su estreno a finales de 2017 (Teatro de las Esquinas de Zaragoza) hasta hoy, tan solo se ha puesto en escena 10 veces, siempre muy aplaudida por el público. El comité seleccionador ha visto en ella cualidades suficientes para competir junto a otras 16 (‘Terrenal’, de LaMov, entre ellas). De la lista de 17 se elegirán los tres finalistas que lucharán por el galardón.

«No nos lo esperábamos en absoluto –señalaba ayer José Antonio Royo, de Factory Producciones–. Lo normal es que pasen a esta fase espectáculos de danza contemporánea o de flamenco, aunque también algún año ha llegado a ganar alguna obra de folclore contemporáneo. Habrá que ver qué pasa a partir de ahora».

«El hito era llegar aquí», añade Ramón Artigas. Y es que superar la primera criba no es nada fácil. En la 22ª edición de los Max se habían inscrito 358 obras, y tras la primera criba solo 119 aspiran a galardón en las 19 categorías.

«Es un espectáculo multidisciplinar, en el que se incluyen bailarines, artistas teatrales, poetas y músicos, junto a nuevas tecnologías», añade Mario Ronsano, director de escena.

En la obra bailan, además de Artigas, Teresa Betoré, Eduardo Aguado, David Claver, Andrea Blanco, Sara López y Paola Scarcella. Cantan Beatriz Bernad y Marta Peruga; y ponen música Arantxa Lobe, Sergio Aso, Julio Calvo, Alberto Tundidor, Jesus Redondo y Jonás Gimeno. La música, compuesta ‘ex profeso’, es de Javier Lobe y Sergio Aso; Gabriel Sopeña y Juan M. Montes han escrito las letras; Antonio Ayesta ha coreografiado un par de números; y la escenografía es de Tomás Ruata.

«Es un espectáculo completo, diseñado para emocionar a todo tipo de público –subraya Artigas–. La danza es un idioma universal y por eso tiene una enorme capacidad para emocionar al público. Nosotros hemos puesto el acento en eso pero no hemos querido ser localistas, sino que hemos buceado en el espíritu universal de la jota. Los pasos que se ven sobre el escenario son reconocibles para el aficionado, pero el espectador no ve una jota de Calanda o una jota de Alcañiz. Coreográficamente, todo en la obra es nuevo».

Por eso, más que buscar grandes campeones en certámenes, el equipo de ‘Vida’ buscó bailadores jóvenes, sin prejuicios y apenas encorsetados por las normas de los concursos. «No hay voces masculinas, «y nadie las echa en falta», añade Artigas.

Solo el hecho de haber pasado el primer filtro de los Max parece haber sido beneficioso para ‘Vida’, que este fin de semana podrá verse en Gallur y Utebo.

‘Vida’ no es la única producción aragonesa en la carrera por los Max. La compañía de danza LaMov opta también a Mejor Espectáculo de Danza por ‘Terrenal’. El director de la compañía, Víctor Jiménez, opta al premio a la Mejor Coreografía, y Paula Rodríguez y Mattia Furlan son candidatos en la categoría de Mejores Intérpretes en Danza.

La obra teatral ‘Amor oscuro (Sonetos)’ de Viridiana también ha entrado en la lucha, pero en la categoría de Mejor Espectáculo de Teatro. Jesús Arbués, director de Producciones Viridiana, aspira al galardón a la Mejor Adaptación de Obra Teatral y al de Dirección de Escena. El actor Javier García Ortega es candidato a Mejor Actor Protagonista.


Etiquetas
Comentarios