Despliega el menú
Ocio y Cultura

Un 'S'ha feito de nuei' irrepetible

La jota se reivindica en la entrega de diplomas de la Academia de las Artes del Folclore

Acto de entrega de los diplomas de Académicos de Honor de la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón
Acto de entrega de los diplomas de Académicos de Honor de la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón
Francisco Jiménez

El salón de plenos de la Diputación de Zaragoza vivió este lunes un momento histórico. La Academia de las Artes y el Folclore de Aragón entregaba los títulos de Académicos de Honor a medio centenar de personalidades y, al término del acto, el presidente de la entidad, Carmelo Artiaga, pidió a uno de los distinguidos, Pepe Lera, que cantara. Y no cualquier canción, sino la que le ha hecho inmortal en Aragón, su creación más conocida, el ‘S’ha feito da nuei’. Aparecieron bandurria, laúd y guitarra, y Pepe Lera, pidiendo el sosiego que requiere la canción, entonó la primera estrofa. Y el público, los miembros de la Academia y los galardonados (entre los que se contaban un buen número de cantadores históricos), entonaron a coro las siguientes. El salón de plenos pareció venirse abajo.

Culminaba así un acto con el que se quiso reconocer la labor en pro del folclore aragonés, pero en el que también hubo mucho de reivindicación. De la jota y de su mundo, unido sin fisuras en la reclamación de ser declarada Patrimonio de la Humanidad, y también de la propia Academia, asociación creada hace un par de años y que tiene otros dos frentes de batalla: regularizar la enseñanza del folclore en Aragón y aglutinar un sector tradicionalmente dividido, incluso enfrentado, y que en la actualidad engloba de una u otra manera a 80.000 personas, dentro y fuera de Aragón, que ofrecen más de 2.000 actuaciones anuales, con un público estimado total de dos millones de espectadores.

Respecto a la unión del sector, Carmelo Artiaga fue claro: "En la Academia no sobra nadie. Empezamos siendo 39 y hoy somos 250. Estamos abiertos a todo el mundo que quiera colaborar y participar en este proyecto, que no tiene color político y para el que hay que dejar fuera las filias y las fobias".

La Academia crece y suma apoyos. Ayer, sin ir más lejos, Martín Llanas anunció que la entidad de la que es vicepresidente, la Diputación de Zaragoza, va a iniciar un estudio, en colaboración con los ayuntamientos de la provincia, de todas las escuelas folclóricas. Una radiografía que la Academia reclama para las tres provincias aragonesas, con el objetivo final de se diseñe una enseñanza reglada vía Formación Profesional para todo el sector. El objetivo es que ese diseño esté concluido en dos años.

La segunda línea de trabajo, la declaración de Patrimonio de la Humanidad para la jota, tiene sus plazos y sus retrasos, pero cuenta con todo el viento del mundo a su favor: la unanimidad es total. «Fue muy importante la aprobación de la proposición no de ley –aseguraba ayer Artiaga–, porque, cuando hablamos de folclore y de patrimonio musical, quizá seamos los aragoneses los que menos importancia le damos».

La ceremonia estuvo marcada por las ausencias. La principal, la de Presentación Vallés, bailadora y profesora de la Escuela Municipal de Tauste. La fundadora y coreógrafa del grupo Raíces Taustanas, que ha realizado una gran labor en las Cinco Villas en las últimas décadas, falleció en las horas previas al acto y será enterrada este martes en su Tauste natal.

De los 48 distinguidos faltaron también, por diversas razones, Ánchel Conte, Carmen Cortés, Encarnita Rodríguez, Juan José de Mur, Josefa Pérez, Marcelino Plumed, Encarna Pastor y siete distinguidos que venían de San Juan de Plan (Josefina Loste, María Mur, María Bardají, Anita Zueras, Mercedes de Mur, Cecilia Cazcarra y Ramón Falceto).

Entre los que sí recogieron el premio había desde estudiosos (Fernando y Evaristo Solsona) a etnólogos (Eugenio Monesma), pasando por cantadores (Olga Recaj, Pilarín Pardo, Inocencio Lagranja...), bailadores (Arturo Nadal, Encarna Pastor) y músicos (Antonio Bernal, Mariano Garza).

Etiquetas
Comentarios