Despliega el menú
Ocio y Cultura

Isabel Peña: "Más que los premios, lo importante es que guste la película"

La guionista zaragozana triunfa con ‘El reino’, filme que refleja la España corrupta. Tras lograr cinco galardones Feroz, la cinta también opta a 12 estatuillas de los Goya

Isabel Peña, junto a Rodrigo Sorogoyen, recogen su galardón en los Premios Feroz
Isabel Peña, junto a Rodrigo Sorogoyen, recogen su galardón en los Premios Feroz
EFE

La película ‘El reino’ logró el pasado sábado cinco premios Feroz: mejor película dramática, mejor dirección (Rodrigo Sorogoyen), mejor actor protagonista (Antonio de la Torre), mejor actor de reparto (Luis Zahera) y mejor guión, para Sorogoyen junto a la zaragozana Isabel Peña. El de Sorogoyen-Peña es un tándem de éxito, que ya va por su tercera película y que este año estrenará su cuarto trabajo, ‘Madre’. Un equipo que logró ya importantes galardones con su primer trabajo juntos, la película ‘Stockholm’ (2013), mejor guión novel en el Festival de Málaga. En 2016, el guión de ‘Que Dios nos perdone’ logró la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián. Ahora cosecha más galardones con ‘El reino’, un filme que muestra «la mentira como forma de vida», como señala Isabel Peña. Una historia sobre la corrupción en España «que surgió por el enfado que sentíamos viendo los informativos».

¿Impresionan los galardones como el primer día? ¿Hace este Feroz la misma ilusión que aquel premio de Málaga?

Uno nunca se acostumbra a los premios, siempre se agradece recibirlos y la ilusión se mantiene, porque quieres ver reconocida tu película y cada galardón ayuda a que la conozca más gente.

¿Supone una presión añadida, les influye a la hora de crear nuevas historias?

No especialmente. De ser así, daríamos una importancia excesiva a los galardones. Los premios validan un esfuerzo, distinguen una obra, pero más que el premio, lo importante es que guste la película al público que vaya a verla. Por otro lado, estos premios suponen una mayor visibilidad, sobre todo en mi caso, porque Rodrigo, como director, es más conocido. Gracias a cada uno de estos galardones, el público me puede poner cara.

‘El reino’ es un ‘thriller’ con la corrupción como tema principal. ¿Qué les llevó a usted y a Rodrigo Sorogoyen escribir una película sobre ese tema?

Recuerdo que fue en invierno de 2016, tras el estreno de ‘Que Dios perdone’. La corrupción estaba entonces en su momento más alto, con las declaraciones de Bárcenas, el caso Gürtel... La idea surgió del enfado. La situación nos produjo una gran sensación de rabia.

¿Por qué hay tan pocos filmes sobre un argumento tan presente en la sociedad actual?

Sí que los hay, aunque no tantos como quizá debiera. Pero hay grandes trabajos recientes, como ‘El hombre de las mil caras’; ‘B’, película sobre Bárcenas, o la serie ‘Crematorio’. Quizá no hay tantas películas porque los productores temen que el público no acuda a las salas a verlas, porque quizá está saturado de la información y quiere ir al cine para desconectar. Por otro lado, los españoles nunca hemos sido de contar historias del aquí y ahora. A diferencia de franceses o norteamericanos, que gustan de contar en películas hechos actuales, en nuestro caso es diferente.

¿Ha respondido bien el público a ‘El reino’ o estaba saturado de tanta información?

La taquilla ha sido menor de la esperada, es la verdad. Pero la razón no tiene por qué ser la temática de la película; a veces, simplemente, depende de en qué fin de semana se estrena. El cine español está muy presionado con esas cifras del estreno: si no son tan altas como se espera, los exhibidores retiran la película de muchas salas y, después, ya resulta difícil remontar.

Pero los premios seguro que ayudan a recuperar cifras...

No tanto como se cree. Si un filme gana el Goya a la mejor película, sí que se hay repercusión, pero en otros casos no se nota mucha diferencia. Por ejemplo, ‘El reino’ solo estaba ya en una sala de Madrid, en una única sesión, cuando se anunciaron las candidaturas a los Goya. Y al día siguiente pasó a tener tres pases.

¿No se volvió a exhibir en más salas del resto de España?

No. Solo esos tres pases. Pero como vivo cerca del cine, me hizo mucha ilusión ver que más gente podía acercarse a la sala si tenía interés. A veces, con esas cosas nos vale. Lo cierto es que cada vez es más difícil obtener buenos resultados en taquilla, más que nada porque se va menos al cine. Los hábitos del espectador están cambiando y muchos prefieren quedarse en casa.

Las plataformas de televisión de pago cada vez atraen a más directores, guionistas, actores... ¿Es ese el futuro en España?

Creo que una cosa no debería quitar la otra. Que el mayor consumo de películas o series en casa no debería reducir el público en las salas, porque se trata de dos experiencias completamente diferentes. Existen proyectos interesantísimos ahora en esas plataformas, pero también se estrenan películas igualmente buenas. Son lenguajes diferentes que ojalá pudieran convivir, porque da vértigo pensar que la gente pueda cambiar sus hábitos hasta el punto de quedarse en casa y olvidarse del cine.

Usted ha participado en el último proyecto del director Daniel Calparsoro para Movistar +, la serie ‘Todo por el juego’.

Se trató de una participación puntual. Existía ya un equipo de guionistas y yo solo formé parte para realizar algunos encargos.

¿No formaba esa decisión parte de ese trasvase de espectadores del cine a la televisión?

No, para nada. Pero yo empecé como guionista de televisión y no tendría ningún problema en volver a ese medio. Se trata de lenguajes distintos, pero me gustan los dos. De hecho, uno de los proyectos en los que trabajo ahora con Rodrigo Sorogoyen es una serie de televisión, aunque no puedo avanzar nada.

Además, ustedes coindicieron hace ya diez años en la serie de Antena 3 ‘Impares’. ¿Fue allí donde se conocieron?

Nuestra relación viene de antes, de la Escuela de Cine de Madrid. Después, me encontré con casualidad con Rodrigo y me dijo que buscaban guionistas para ‘Impares’, y allí acudí. Después, empezamos a hacer proyectos juntos.

¿Es habitual que los guiones se escriban a cuatro manos?

Sí, lo nuestro no es tan excepcional. La mayoría de guionistas tienen una pareja con la que conectan y se complementan.

¿Y cómo encajan dos piezas para crear buenos guiones?

A veces, Rodrigo aporta la parte visual, como director. Pero llevamos tanto tiempo escribiendo juntos que ya no sabemos quién hace qué. Lo importante es estar en buena sintonía.

Etiquetas
Comentarios