Despliega el menú
Ocio y Cultura

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Cuando llega el 'candelazo', es hora de 'escamondar'

¿No ha entendido la frase? Significa que los cielos rosas de enero avisan de que empiezan las tareas en jardines y terrazas. Es hora de podar, trasplantar, sembrar y planear

Imagen del pantano de Calanda, compartida en Twitter por Juanma Barnad.
Imagen del pantano de Calanda, compartida en Twitter por Juanma Barnad.
JUANMA BERNAD

Cuando la luz cambia en el firmamento y el cielo se pone rosa (lo que se conoce como 'candelazo' ) es señal de que los jardines y terrazas ya se ponen en marcha. Es hora de 'escamondar' o podar árboles frutales y leñosos. De trasplantar, hacer esquejes o injertos, planear dónde colocar los parterres... Aquí van cuatro tareas del mes de enero que todo jardinero debe realizar.

PODAR SETOS Y ÁRBOLES. Debe hacerse cuando la planta todavía está dormida

Una tarea que conviene hacer ahora es la poda. ¿Por qué? Porque el árbol ha reducido su actividad, pero su despertar (y cicatrización) está cercana. Respecto a cuándo podar, siempre depende de la planta:se recomienda podar especies rústicas en enero-febrero, las delicadas en octubre-noviembre ylas de cicatrización delicada (robinia, algarrobo, jabonero) en septiembre. Las especies que emiten muchas resinas conviene podarlas en septiembre, antes de que comiencen las lluvias, ya que el agua favorece que aumenten aún más las secrecciones. En general, la poda supone una agresión al árbol y conviene preguntarse primero si realmente tendrá la planta algún beneficio.

NUEVOS ÁRBOLES. El arte de plantar y trasplantar en un terreno

Antes de traer un ejemplar nuevo del vivero tenemos que tener en cuenta dónde lo colocaremos. ¿Es un árbol o es un arbusto? ¿Sus raíces serán grandes o pequeñas? Si plantamos un árbol, el hoyo deberá hacerse al menos a seis metros de cualquier pared, para evitar futuros problemas. Si es un arbusto, bastará con tres metros. También han de estar relativamente alejados de otras plantas, para que no se agobien entre sí. Si el hoyo albergará a un árbol, lo mejor es hacer una cavidad de un metro por un metro. Si es un arbusto, bastará con 50 centímetros por 50 centímetros. Pasado el trauma de cambiar de sitio la planta, llega el momento del riego.Ha de ser abundante, espaciado y muy profundo, para que las raíces crezcan hacia abajo.

CRECER Y PROPAGAR. Se pueden aprovechar los restos y dividir raíces

Muchas plantas agradecen la división de raíces para crecer más fuertes en primavera. Es una forma, además, de multiplicar y tener nuevos ejemplares para la primavera. Lo agradecen las plantas crasas (carpobrutus, mesen) y aromáticas como romero, tomillo, sándalo...

Además, los restos de las plantas leñosas se pueden propagar tras la poda. Solo hay que tomar una rama, pelar un poco la parte inferior con un cuchillo (quitar parte de la corteza y dejar lo verde, que es por donde circula la savia), humedecer con agua y rebozar en hormona de enraizamiento (son polvos que venden en cualquier vivero). Se plantan en una maceta pequeña, se conserva el sustrato siempre húmedo pero no encharcado, y en unas semanas la planta ya tendrá raíces.

EL ARTE DEL INJERTO. La magia de crear un frankestein de plantas

El injerto es un procedimiento en la jardinería en el que una porción de tejido procedente de una planta se une sobre otra ya asentada. Gracias a esta técnica, que hace años tenía un aire místico ya que los maestros no solían compartir sus secretos, se pueden tener árboles frutales que en cada rama den una variedad diferente, por ejemplo. Incluso los hay que dan en una mitad manzanas y en las otras, peras. ¿Por qué se hacen injertos? La mayoría de las veces, para que el frutal tenga mayor resistencia:si se utiliza un pie (raíces y principio del tronco)de una planta adaptada al medio o muy fuerte (es el caso del ciruelo), el resto del árbol crecerá más (por ejemplo, un almendro). Por otro lado, el injerto permite acelerar la madurez reproductora de plántulas seleccionadas, aprovechando la madurez del pie. El momento para hacerlo es ahora, en el mes de enero, cuando la planta todavía no se ha despertado, pero está a punto.

Etiquetas
Comentarios