Despliega el menú
Ocio y Cultura

El éxito de la jota trabajada

Roberto Plo y Lorena Larrea ganan el Extraordinario de canto, en una edición del Certamen Oficial en la que el jurado declaró desierto el baile. Cálido homenaje a María Pilar de las Heras.

Certamen Oficial de Jota, en la sala Mozart del Auditorio
Certamen Oficial de Jota, en la sala Mozart del Auditorio
Toni Galán

Lorena Larrea terminó su última rondadera y no pudo reprimir un breve soplido de alivio. Había enardecido al público con la obligada (‘Me dijiste Rabalera’), salido airosa de jotas clásicas como la del Royo del Rabal y logrado concluir su participación en el CXXXII Certamen Oficial sin fallos y con una interpretación redonda. Parecía ganadora del Extraordinario, y por eso, con el público ovaciónandola en pie, regresó al escenario para saludarlo. Minutos antes, la siempre brillante Ángela Aured había atacado su tercera canta unas décimas de segundo antes de lo debido. Las dos artistas animaron la mañana con sus voces.

Lorena Larrea (Zaragoza, 1993) empezó a cantar a los cuatro años con Pedro Morales, y en la actualidad la prepara su pareja, Víctor Martín, que este domingo  tocaba la guitarra en la rondalla del certamen. "El suspiro ha sido de satisfacción más que de alivio –aseguraba tras la victoria–, porque me he sentido muy bien. Las ovaciones del público me han puesto la piel de gallina. A veces el mayor premio es el reconocimiento del público, aunque, claro, en un certamen lo que buscas es ganar".

Larrea es una de las vencedoras más jóvenes de los últimos tiempos. En 2013, con solo 19 años, ganó el premio en la categoría de aficionados, y al año siguiente, en el Extraordinario, se desmayó disputando la final. "Los nervios me jugaron una mala pasada –recordaba este domingo–. Aquel fue un día para olvidar, y el de hoy (por este domingo), lo recordaré toda la vida. Con el tiempo he aprendido a salir al escenario a disfrutar y no a competir, y creo que eso me ha ayudado mucho". Además de la actuación del día 12, hoy se podrá escuchar a Larrea actuando con su grupo Zierzo (Fuente de Goya, 19.30).

Cantar en las fiestas

La  jota de competición es también, y sobre todo, un estado de forma. Y en buena forma están Lorena Larrea y Roberto Plo, que en junio pasado ya se llevaron a sus vitrinas la segunda edición del premio Jesús Gracia Villa de Lécera. Y los mismos artistas se alzaron con el triunfo este domingo.

Plo (Lucena de Jalón, Zaragoza, 1977) se inició en la jota quizá un poco tarde, pasados los 30. Aprendió primero con Sonia Platero, luego con Alberto Remiro y desde el 2015 trabaja la voz con Laura Martín Montalbán, histórica cantadora y maestra, y con María Pilar Laborda, logopeda. "Los estilos que más me gustan son Utebo y la bandolera, con los que he ganado en Lécera y Zaragoza. Con ellos me siento cómodo", señalaba. A Plo se le puede ver más durante las fiestas porque, aparte de la actuación del día 12, está en Baluarte, grupo que estrena espectáculo. Del 10 al 14 de octubre, pone en escena en el Teatro Corazonistas (paseo de la Mina, 4-10) una obra nueva, ‘Los amantes de Teruel’. Y Plo canta en ella.

"Cuenta la historia tradicional de los amantes apoyándose en el folclore aragonés –asegura–. Yo interpreto al padre de don Diego. En cada espectáculo Baluarte emplea todo su saber, y el resultado, como es de esperar, es fantástico. A mí me gusta la jota pura, brava y dicha con gusto. Y así intento cantarla".

Un año sin polémica

En la modalidad de baile, el jurado decidió declarar desierto el Extraordinario. No así el Ordinario, que estuvo competido y fue para Lucía López Muguerza y David Claver. Bailaron la jota de Tardienta y los segundos (Esther Gimeno y Adrián Tomás) la de Santolea. Así que se agradeció la variedad.

En lo que respecta al canto, el Premio Ordinario recayó en Lourdes Escusol y en Javier Lasmarías, que compitió en dura pugna con Antonio Javier Iserte. Curiosamente, los ganadores en las tres disciplinas quedaron segundos en el Ordinario del año pasado.

Por lo demás, fue un año un poco tristón, sin apenas polémica. Sergio Aso dirigió con tino la rondalla; Yolanda Larpa y José Luis Urbén acompañaron el baile; faltaron tres de los 17 finalistas; y Sara Comín se ocupó de conducir la final, impecable y justa. Antes de dar paso a los artistas quiso rendir homenaje "a todas las mujeres que han aportado su sentido y su sensibilidad a la jota", y especialmente a Felisa Galé, de cuya muerte se cumplen ahora 70 años; a Pilar Gascón, por su magisterio; y a María Pilar de las Heras, fallecida en mayo pasado. Se le rindió homenaje mayor tras las deliberaciones del jurado. Además de escucharse su inmortal ‘magallonera’, Begoña García, profesora de canto de la escuela municipal, le dedicó una jota escrita para la ocasión por el oscense Toño Julve: "Cuanto admiré tu grandeza / como a una madre te quise / siempre llevaré conmigo / tu esencia, raza y pureza".

Indignación con el Ayuntamiento de Zaragoza

El mundo de la jota aragonesa está ‘encendido’ con el Ayuntamiento de Zaragoza, y por eso este domingo, cuando se anunció que Fernando Rivarés entregaría los premios del certamen, la sala Mozart le abucheó en pleno. La protesta, estruendosa, duró poco tiempo, pero se acortó por respeto a los ganadores, cuyo nombre se iba a anunciar, más que por respeto al concejal de Economía y Cultura.

El desencuentro no es reciente. Cuentan que la ‘mesa sectorial de la jota’, que al principio reunía a más de un centenar de personas, se ha ido vaciando según ha llegado el desencanto ante el escaso eco de sus propuestas, y que ahora solo congrega en sus reuniones a dos o tres decenas de personas. Sus componentes, al ver que no se atendían algunas peticiones que consideraban clave, como un lugar digno donde programar jota de forma estable, ya no creen en su utilidad.

Las fiestas han ampliado el enfrentamiento. Los desencuentros del año pasado se han multiplicado este, porque no se han atendido aspiraciones como la de disponer de un escenario propio y no compartido.

Al parecer, hasta última hora nadie en el Ayuntamiento ha caído en la cuenta de que Kase-O tenía firmado en su contrato que empezaría a montar su espectáculo en el escenario de la Fuente de Goya la mañana del día 11. Eso ha obligado a cambiar de día las actuaciones joteras de la jornada, y el reacomodo subsiguiente ha alterado la programación de dicho escenario. Los programas oficiales de fiestas se imprimieron pensando que los afectados cambiarían sus actuaciones, pero no ha sido posible en los casos de hoy y mañana (21.30) y las que aparecen en el programa en estas dos jornadas no van a celebrarse. Las escuelas de Parque Goya, Baluarte y Semblante actuarán finalmente el sábado 13, antes y después de los grupos anunciados.

El palmarés

Premio Ordinario. Canto masculino: Javier Lasmarías Gargallo (1º) y Antonio Javier Iserte Sánchez (2º). Canto femenino: Lourdes Escusol Alares (1º) y Marta Gil Espeleta (2º). Baile: Lucía López Muguerza y David Claver López (1º); y Esther Gimeno Garbajosa y Adrián Tomás Bernal (2º).

Premio Extraordinario. Canto masculino: Roberto Plo Villa. Canto femenino: Lorena Larrea Moya. Baile: desierto.

Categoría Benjamín. Canto femenino: Laura Clavería Angós (1º), Leyre Buil Oriol (2º). Canto masculino: Asier Colás Martínez (1º) y Álvaro Vijuesca Beltrán (2º). Baile: Rocío Mallor Tomás y Oliver Villanueva Tejedor (1º) y Rocío Barraqueta Manero y Héctor Torres Ruiz (2º).

Categoría infantil. Canto femenino: Pilar Escuer Fernández de la Vega (1º), Keila Giménez Aquilué (2º). Canto masculino: Alejandro Espionosa Fiel (1º) y Joel Artigas Sánchez (2º). Baile: Carla Tella Félez y Diego Pasamar Ramos (1º) y Sandra Sáez Bayo y Marcos Martínez Calzada (2º).

Categoría juvenil. Canto femenino: Lucía Claver Bes (1º), Andrea Labella Dalmau (2º). Canto masculino: Marcos Azuara Gracia (1º) e Iván Baquero Valiente (2º). Baile: Marta Biel Soriano y Daniel Ruiz Cabello (1º) y Silvia Mañé Lázaro y Jesús Casasnovas Sevillano (2º).

- Consulta el programa de las Fiestas del Pilar en HERALDO OCIO

Etiquetas
Comentarios