Despliega el menú
Ocio y Cultura

Nace una estrella: Turnitin

Se trata de un complejo programa de nombre tan cómico destinado a detectar plagios.

Logo de la empresa de prevención de plagio Turnitin.
Logo de la empresa de prevención de plagio Turnitin.
Turnitin

Para situarse en lo alto de la ola informativa hay que sufrir, aunque solo sea para recordar nombres inverosímiles. En este contexto, ha nacido una estrella: el Turnitin. Hasta ahora circunscrito a círculos académicos, este complejo programa de nombre tan cómico destinado a detectar plagios ha acabado por dar el salto a la primera plana gracias a la polémica por la tesis de Pedro Sánchez. Y, claro, ha ido mutando hasta convertirse en ‘turniti’, ‘turtinin’ o ‘tirnitin’. Como para acertar. Al tiempo, su sonoridad ha dado lugar a una pléyade de interpretaciones sobre posibles usos. Que si suena a medicamento, si que con Plagscan –otro programa antiplagio– formaría un dúo cómico formidable, que si mascota de Olimpiada, mosquetero... Creatividad al poder.

Etiquetas