Ocio y Cultura

El Festival de Música Antigua de Daroca recuerda a José de Nebra en su XL edición

El longevo certamen ofrecerá un total de ocho conciertos entre los próximos días 3 y 10 de agosto. Pone a disposición del público una serie de autobuses que partirán a diario desde Zaragoza por 10 euros.

El quinteto Flatus Ensemble Suisse llenó la iglesia de San Miguel de Daroca el año pasado.
Toni Galán

Daroca está de aniversario. La localidad zaragozana celebrará desde este viernes la que será la cuadragésima edición del Festival Internacional de Música Antigua, que este año recordará al compositor bilbilitano José de Nebra (1702-1768), autor de una copiosa producción, pero también al parisino François Couperin (1668-1733), quien, con su obra ‘L’art de toucher le clavecin’, modernizó la forma de tañer los instrumentos de tecla. Los conciertos se sucederán a diario hasta el próximo 10 de agosto, enmarcados en un programa que se completará, de forma paralela, con una quincena de seminarios especializados en los que participarán más de un centenar de alumnos de todo el mundo.

El "extraordinario programa de este año" lo abrirá el viernes la intérprete Marianne Muller, que ofrecerá un recorrido por la música europea para viola da gamba desde las 20.00 en la iglesia de San Miguel. Al día siguiente, en el mismo escenario, Olivier Baumont, Javier Artigas, Adrián Blanco y María José Moreno resucitarán la obra de Couperin en un concierto en el que se celebrarán los 350 años del nacimiento del organista francés. En él, se podrán escuchar los sonidos de dos claves, una tiorba o una guitarra barroca.

El grupo zaragozano Los Músicos de su Alteza, bajo la dirección de Luis Antonio González, será el protagonista del recital en recuerdo a José de Nebra, de cuya muerte se cumplen ahora 250 años. Este cerrará la programación el día 10 con una panorámica que abordará algunas de las composiciones más populares del compositor aragonés para iglesia, cámara o teatro, con especial dedicación a sus piezas paralitúrgicas o al hispánico género que el propio De Nebra cultivó:el auto sacramental. Por los escenarios darocenses pasarán, asimismo, el grupo La Tempestad, bajo la dirección de Silvia Márquez, Cristina Miatello, Juan Carlos DeMulder, Nuria Llopis, Jan Willem Jansen, la formación Ministriles de Marsias o Lucía Martín-Cartón.

"El más longevo del país"

"Daroca puede presumir de celebrar el festival de música antigua más longevo de España, de que este posea un enorme prestigio a nivel nacional e internacional o de la calidad de todos los artistas que asisten año a año a la cita", ha recalcado la diputada delegada de Cultura de la Diputación de Zaragoza, Cristina Palacín, en la presentación del certamen, que ha tenido lugar este lunes.

El director del certamen, José Luis González Uriol, ha insistido en la relevancia de los cursos que se desarrollan de forma paralela, en los que se han formado "más de cinco millares de artistas de todo el mundo", muchos de ellos miembros ahora de grupos como La Tempestad, Los Músicos de su Alteza o Al Ayre Español, "que empezaron como alumnos para convertirse en profesionales". El alcalde darocense, Míchel García, ha abundado en la misma idea e indicó que el certamen es una "cuna de maestros" en la que se forman los futuros referentes de la música antigua. Y ambos han querido destacar al musicólogo Pedro Calahorra, "uno de los motores del festival".

Una seña de identidad

El curso, en el que colaboran la Institución Fernando el Católico de la DPZ y la Universidad de Zaragoza, ofrecerá a sus alumnos formación en los instrumentos de arpa, bajón-fagot barroco, canto barroco o coral, chirimía, oboe barroco, clave, corneta, dirección coral, conjunto vocal e instrumental, flauta travesera barroca, instrumentos de cuerda pulsada del Renacimiento o Barroco, órgano, sacabuche, violín barroco y violoncello barroco.

Tanto el festival como los seminarios paralelos se han consolidado como una seña de identidad de Daroca. Su repercusión se observa también en la elevada ocupación durante estos días del sector hostelero de la localidad. Y la inversión total para su celebración asciende a 62.000 euros, que provienen de las diversas instituciones colaboradoras, como la DPZ, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música o la DGA.

La edición de este año espera contar con alrededor de 3.000 personas. Y la organización pondrá a disposición del público una serie de autobuses diarios con salida a las 17.00 desde el museo Pablo Serrano de Zaragoza, que tendrán un precio de 10 euros. También habrá un bono para los ocho conciertos, que se puede adquirir por 60 euros en el Centro de Iniciativas Turísticas de Aragón. El viaje incluirá, además, una visita a la localidad.

Etiquetas
Comentarios