Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Literatura

Javier Plaza: "El Pirineo es un buen escenario para decorar cualquier historia"

Nació en Pamplona en 1974. Lleva muchos años en Aragón. Ama los Pirineos, y entre Fanlo y Aínsa sitúa su novela del XIX, de franceses y guerrilleros.

27/07/2018 a las 05:00
Javier Plaza edita su segunda novela y se va al Pirineo.José Miguel Marco

Antes había publicado ‘La urraca en la nieve’, una novela de París, del arte… ¿Qué le llevó allí?

Fue mi pasión por el impresionismo y el hecho de que coincidieran, en las calles del París de la Belle Époque, maestros de la talla de Monet, Manet, Renoir o Cézanne. Tal acumulación de genios es un momento único en la historia del arte que tiene un gran valor literario para mí.

Ahora se traslada a las guerras napoleónicas… ¿Por qué?

Elegí la época porque quería escribir una novela de valles y pueblos del Pirineo llenos de vida, de niños jugando en las calles y de hombres y mujeres en las casas, en los campos y en los caminos. Partiendo de eso, escogí los años de la Guerra de la Independencia porque me permitía enlazar la novela con los Sitios de Zaragoza, con las partidas que guerreaban por el Alto Aragón y en el caso concreto del valle de Vió.

¿Cuál fue la importancia de la guerrillas ante los franceses?

Las partidas sometían a un hostigamiento continuo y efectivo a las tropas ocupantes, aportaron mucho. Algunas partidas incluso cruzaron los Pirineos y atacaron pueblos del sur de Francia. Goya nos dejó un precioso testimonio del nivel de organización al que llegaron las guerrillas, con sus dos tablas sobre la fabricación de pólvora y balas en la Sierra de Tardienta. En ellas refleja los trabajos de la partida del zapatero José Mallén. Para escribir sobre las partidas me ha resultado imprescindible el libro ‘Guerrilleros y patriotas’ de Ramón Guirao.

¿Ha querido hacer una novela de paisajes o de guerra?

Para mí es una novela de paisajes, pero para Rosa, la protagonista, no. Ella ha regresado a su pueblo desde Zaragoza, donde lo ha perdido todo, incluso a su marido y a su hijo, y en Fanlo se cita con la misma guerra, que se irá terminando, y eso la ayudará a lograr algo de paz interior.

Es una novela de mujeres, del dolor y de la pérdida. ¿No?

Sí, es el retrato del reencuentro de Rosa con la vida, con la casa, con sus raíces, incluso con sentimientos que no esperaba que volvieran a germinar en su interior, y ahí son claves el esfuerzo y los cuidados de su hermana Inés.

El amor siempre es un estímulo en las novelas.

Es una novela de amor, de mi amor al Pirineo, del amor de Rosa a su esposo y su hijo, y del amor que siente de nuevo por su tierra, sus raíces y su familia.

¿Qué le dice el Pirineo a usted?

Es un lugar de contemplación, una fuente de conocimiento y, en ocasiones, el mejor retiro para meditar, para pasar un tiempo conmigo mismo. El Pirineo es un buen escenario, incomparable, para decorar cualquier historia. Y el documentarme para ‘Canción de otoño’ ha sido un auténtico placer: he visitado en numerosas ocasiones el valle de Vió y sus alrededores, y he leído cuanto he podido sobre el Pirineo y su pasado. Algunos libros me han aportado mucho, como‘Navateros’ de Severino Pallaruelo y ‘La Solana’ de Carlos Baselga

¿Por qué escribe novelas?

Escribir es mi expresión artística, y es un esfuerzo intenso que me satisface, es un reto mental.

Estamos en verano. ¿Podría recomendarnos tres o cuatro libros que le hayan conmovido?

‘Ordesa’ de Manuel Vilas, una excelente novela, intimista, de prosa precisa y preciosa; ‘El Gran Dragón Negro’, de Clara Fuertes, de los niños del campo de concentración de Terezín. Y ‘La lluvia amarilla’ de Julio Llamazares, una obra maestra con la que es imposible no emocionarse.

¿Qué ruta nos haría para las vacaciones por los Pirineos?

Dos ejemplos de rutas de gran belleza en la zona del Pirineo en la que transcurre ‘Canción de otoño’ serían, por un lado, el recorrido de los Miradores de Ordesa, que parte de Nerín o Torla; y, por otro, un paseo por Plana Canal y las Sestrales, por encima del Cañón de Añisclo. Son dos excursiones maravillosas que se pueden realizar en familia.





Salud

Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo