Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Nuria Gago: "Veo más difícil obviar el universo de las emociones que indagar en él"

Lo que parecía una afición con la publicación de ‘Cuando volvamos a casa’ ha alcanzado otra dimensión con ‘Quiéreme siempre’, el segundo libro de la actriz -y escritora- catalana, que le ha valido el Premio Azorín de Novela 2018.

Nuria Gago, el pasado jueves, en el Ámbito Cultural del Corte Inglés de Zaragoza.
Nuria Gago, el pasado jueves, en el Ámbito Cultural del Corte Inglés de Zaragoza.
Toni Galán

Nuria Gago "siente cada día más amor por su profesión". O profesiones. Compagina sin problemas la faceta de actriz con la de escritora. Y no desea renunciar a ninguna de las dos. Es una artista todoterreno, sentimental, ecléctica, que hace tres años decidió embarcarse en la aventura de firmar su primera novela: ‘Cuando volvamos a casa’. ‘Quiéreme siempre’ es el título de la segunda, que ha sido distinguida con el Premio Azorín de Novela de este año. La narradora catalana acudió este jueves al Ámbito Cultural del Corte Inglés de Zaragoza para desgranar algunos de sus secretos.

¿Es fácil compaginar la labor actoral con la escritura?

Me gusta pensar que no tengo que renunciar a ninguna de las dos. La labor de actriz tiene un tempo determinado. Existen parones, que, al principio, utilizo para descansar. Y cuando siento que estoy en reposo, empieza la inquietud creativa. Al tener un trabajo que depende continuamente de que suene el teléfono, encontrar algo que sea un refugio creativo que solo depende de ti es muy saludable.

Publicó hace tres años la novela ‘Cuando volvamos a casa’. Ahora, ‘Quiéreme siempre’ va por la cuarta edición. ¿Habrá más?

Ojalá. Creo que lo importante es encontrar una historia que te motive. Y hallar la voz narrativa desde la cual hacerlo. A partir de ese momento, empieza el proceso, que nace de forma natural.

María Munuera es el seudónimo con el que se presentó al Premio Azorín de Novela. ¿Quién es?

María Munuera era mi abuela. Las dos estábamos muy unidas. Yo la quería con todo mi corazón y ella a mí también. Cuando me pidieron un seudónimo no me podía venir otro a la cabeza.

Los sentimientos poseen una gran fuerza en sus dos libros. ¿Qué le atrae de escribir sobre algo tan complejo?

Bueno, creo que son algo universal. Todos sentimos miedo, felicidad, desespero. Nos vinculamos a gente por amor, pero también por necesidad. Estamos continuamente rodeados de eso. Veo más difícil obviar el universo de las emociones que entrar a indagar en él.

El título, ‘Quiéreme siempre’, suena casi antiguo para los tiempos en que vivimos...

Sí. Es más por una canción de Los Cinco Latinos. Sería absurdo emplear estas palabras en un ámbito de amor romántico, pedirle a alguien que te quiera siempre no se puede. Cada relación dura lo que tiene que durar. El amor romántico no es el tema del libro.

La novela gira en torno a la relación de la joven Lu y la anciana Marina, que se ven obligadas a convivir.

La historia es que son dos pequeños naufragios que se encuentran, dos personas inmersas en una crisis profunda que se ven obligadas a convivir, sí, pero que tienen un flechazo entre ellas. Cuando se ven, lo hacen de forma real, ven lo que hay de verdad en el interior de cada una de ellas. Y, de forma instintiva, se cuidan.

Ha dicho alguna vez que debemos estar orgullosos de nuestros mayores, ¿por qué?

¿Por qué no? Me parece absurdo. Les estamos robando su derecho a ser ciudadanos activos de una sociedad que ellos mismos han levantado. Solo hace falta ver todo lo que han hecho con el tema de las pensiones. Creo que es una crueldad absoluta apartarles porque no pueden seguir el ritmo que nos marcan desde arriba como sociedad competitiva. Y creo que, en realidad, si encontramos el equilibrio entre su ritmo y el que nos piden, seríamos todos mucho más felices, empezando por nosotros. Así que, aunque sea solo por un acto de egoísmo, deberíamos acercarnos más a ellos.

¿Cree que la era digital, que también aparece en el libro, ha deteriorado nuestra forma de relacionarnos con los demás?

Claro. Todas las herramientas, bien utilizadas, son poderosas. Pero es necesario limitar el uso de las redes sociales. No puede ser que estemos cenando o leyendo un libro pendientes del teléfono móvil. Yo he empezado a ponerlo en modo avión si no estoy esperando algo importante. Es la manera de que el rato que estoy haciendo algo, lo haga. ¿Qué puede pasar si desconecto unas horas? ¿Que me pierda un café? ¡Pues ya llegaré más tarde!

¿Imagina su historia convertida en película?

Eso sería algo que me encantaría. Y tengo claro que la actriz protagonista sería yo (risas). Respecto a Marina, tenemos un montón de actrices veteranas maravillosas, tendríamos donde elegir.

Ha actuado en series como ‘Amar es para siempre’ o, recientemente, ‘Mira lo que has hecho’, la comedia de Berto Romero. Es un gran cambio, ¿no?

Sí, pero esta profesión es así. Puedes estar rodando al mismo tiempo una comedia y un drama. Tu cuerpo es una herramienta y debe estar preparado para todo. Un drama no se vive como tal, estás trabajando, pero luego sales y todo está bien.

¿En qué estilo se encuentra más cómoda?

En los dos. Creo que, si solo haces una cosa, acabas teniendo tics como actriz que te funcionan, pero que te impiden indagar más allá. En cambio, si vas intercalando un género con otro, debes estar todo el rato atento. Y eso te permite ser mejor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión