Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

"Miguel Fleta lo hacía todo de corazón, seres humanos así no se pueden olvidar"

Sendos actos, en el cementerio de Torrero y el museo Serrano, evocaron este martes al tenor en el 80º aniversario de su muerte. Dos de sus nietos participaron en los homenajes zaragozanos.

Un momento del acto, presidido por Miguel Ángel Santolaria, Miguel Fleta y Blanca Blasco
Un momento del acto, presidido por Miguel Ángel Santolaria, Miguel Fleta y Blanca Blasco
Guillermo Mestre

"La melancolía con la que cantaba lo volvía inolvidable. Todo lo hacía de corazón, seres así no se pueden olvidar". Así evocaba este martes María, soprano y nieta del tenor Miguel Fleta, la figura de su abuelo. María Fleta participó en el memorial organizado por el Gobierno de Aragón para conmemorar el 80º aniversario de la muerte del tenor de Albalate de Cinca. Y lo hizo en el seno de la exposición que se celebra actualmente en el IAACC Pablo Serrano, junto a uno de sus comisarios, Sergio Castillo, y al diseñador Enrique Lafuente. Juntos recorrieron algunas de las peripecias vitales del artista. Y en el camino afloraron numerosas anécdotas y datos curiosos, como que Fleta trabajó de estibador en el puerto de Barcelona, o que en su primera función en el Liceo cobró 19.000 pesetas, en un momento en el que las entradas al cine costaban 20 céntimos. Si extrapolamos las cifras a dinero contante de hoy el resultado es... una fortuna.

También se habló de su controvertida evolución política, de su generosidad como artista, y de cómo esta puedo influir de algún modo en los percances vocales que sufrió (en su afán por cumplir sus compromisos llegó a cantar incluso estando enfermo). Fue, según concluyeron los participantes en la mesa redonda, "el mejor tenor de su época... y más allá".

El acto se cerró con una pequeña sorpresa. El tenor Santiago Sánchez Jericó, fletista desde la cuna, presentó a uno de sus discípulos, Pablo Puértolas. El joven zaragozano, que apenas lleva estudiando canto cuatro años, llegó a quedar finalista el año pasado en la I Beca Pilar Lorengar. Sánchez Jericó ha descubierto en él el re natural y lo ha llevado a terrenos que pocos tenores pisan, como ‘I Puritani’. Este martes cantó un aria de esta ópera de Bellini (la famosa ‘A te o cara’), acompañado por Eliberto Sánchez, pero donde sorprendió fue en ‘La donna è mobile’ y ‘Por el humo se sabe’. Tanto, que tras los bravos y la salva de aplausos Sánchez Jericó se sintió legitimado para tomar la palabra: "No tengo nada más que decir. Ustedes lo han escuchado". Y así se cerró el memorial.

Un acto en el cementerio

Previamente, por la mañana, y como viene siendo habitual todos los 29 de mayo, la Asociación de Amigos de la Música de Zaragoza rindió homenaje al artista con un acto celebrado ante su panteón. Al cumplirse este 2018 los 80 años de su muerte, el acto tuvo mayor realce que el de ediciones anteriores, y a él asistió Miguel Fleta Estapá, hijo de Miguel Fleta Pierre y nieto del famoso tenor.

"Era un dios, un héroe, vivió cosas que difícilmente ningún artista español de la actualidad podría imaginar hoy –señaló Miguel Ángel Santolaria, presidente de la asociación–. Lo idolatraban hasta límites inverosímiles. Era un hombre tan admirado, que cantaba en el Teatro Real de Madrid y, al término de la función, el público, enardecido, lo llevaba a hombros al hotel donde se alojaba. En Huesca se construyó un teatro, el Olimpia, pensando en él".

En un acto celebrado ante el panteón del artista en el camposanto zaragozano, y con un centenar de asistentes, Santolaria repasó algunos de los hitos de la trayectoria artística del tenor de Albalate de Cinca.

Hizo, eso sí, especial hincapié en ‘Turandot’, la obra póstuma de Puccini, cuyo estreno mundial protagonizó Fleta el 25 de abril de 1926. Así, recordó que, en la Italia de la época, Mussolini quiso imponer que el estreno lo encabezara un tenor italiano: Giovanni Martinelli, Beniamino Gigli o Giacomo Lauri Volpi. Pero finalmente Toscanini, el director del estreno, siguió fiel a su idea original y mantuvo en el cartel a Miguel Fleta.

"Estamos celebrando el aniversario del que fuera mejor tenor del mundo en su época", subrayó Santolaria.

Y el acto se cerró con jotas, algunas de ellas coreadas por todos los asistentes. Varias fueron interpretadas a dúo por dos cantadores de solera:_Isidoro Bolea y Fernando de la Natividad. Como esta: "Hasta el confín del planeta/desde Albalate de Cinca/se oyó la voz más hermosa/que fue la de Miguel Fleta".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión