Ocio y Cultura

El Nobel o "la promiscuidad indeseada" de Arnault

La Academia Sueca asumió hace días que "había sufrido un grave daño" y explicó las indagaciones que llevaba a cabo en su seno

Salones de la Academia Sueca.
Salones de la Academia Sueca.
Anders Wiklund.

La Academia Sueca, que concede los Premios Nobel, emitió un comunicado el pasado 20 de abril que explica sus líneas de investigación en torno a los escándalos sexuales, vinculados con Jean-Claude Arnault, que explican o avanzan algunas de las razones -"promiscuidad indeseada", "grave daño"- de la decisión de no conceder este año el Premio Nobel de Literatura. La traducción es del aragonés Francisco J. Uriz, doble Premio Nacional de Traducción.

Comunicado de prensa de la Academia Sueca

20 de abril de 2018

Antecedentes: La Academia Sueca se encuentra en una grave crisis después de un periodo de profundas discrepancias entre los académicos en cuestiones importantes. La confianza en la Academia ha sido socavada, el número de académicos activos se ha reducido y se ha producido un rápido cambio en el puesto de secretaria permanente. Ahora y en las próximas semanas la Academia va a trabajar en un plan para recuperar la confianza de su entorno y restablecer una colaboración productiva entre un —a largo plazo— número completo de académicos activos.

En este comunicado de prensa informamos de dónde nos encontramos a día de hoy y los pasos que vamos a dar. Tenemos la esperanza de que las medidas que tomemos y la dirección que hemos elegido no solamente van a contribuir a restablecer la confianza en la Academia sino también va a implicar que los que han elegido abandonar su tareas en la Academia quieran regresar y se reincorporen al trabajo.

La investigación de los abogados: El bufete de abogados Hammarskiöld & Co ha llevado a cabo una investigación encargada por la Academia. La finalidad era aclarar si la Academia conocía los abusos sexuales del tipo que han testimoniado 18 mujeres en la prensa, por los que se acusa al director artístico del Centro Cultural Fórum. La finalidad era también aclarar si los académicos habían observado conductas de ese tipo en el contexto de la Academia. La investigación muestra que se han producido comportamientos inaceptables en forma de promiscuidad indeseada, lo que sin embargo no era de conocimiento general en la Academia. Tampoco en el círculo de la Academia se ha tenido conocimiento de nada que pueda ser considerado como abuso sexual punible.

Al margen de la investigación se ha sabido que la Academia Sueca recibió en diciembre de 1996 una carta en la que la remitente advertía a la Academia de presuntos abusos sexuales en Fórum. La Academia Sueca lamenta profundamente que la carta se dejase de lado en un cajón, lo que hizo que no se tomase ninguna medida para investigar el asunto de manera que la continuidad de las ayudas económicas a Fórum hubiesen podido detenerse.

La Academia Sueca condena enérgicamente los abusos sexuales y la violencia sexual dondequiera que se produzcan.
De especial importancia en la investigación de los abogados es la cuestión de si el responsable de Fórum, por medio de su relación matrimonial con uno de los miembros de la Academia, ha tenido alguna influencia, directa o indirecta, en las decisiones de la Academia relativas a premios, becas y ayudas económicas. Una larga serie de entrevistas con personas de dentro y fuera de la Academia junto con un minucioso análisis de rutinas laborales han llevado a los investigadores a concluir que esa influencia no ha existido. Sin embargo, la investigación muestra que el proceso de las decisiones sobre las ayudas económicas al Centro Cultural Fórum no se atuvo a las reglas de la propia Academia sobre imparcialidad, puesto que un académico era copropietario de la empresa comercial que recibía las ayudas. La Academia debió haber sido informada de esa circunstancia o debía haberse procurado la información pertinente. Mejores normas de funcionamiento hubiesen podido evitarlo.

La investigación muestra también que se han producido infracciones de las reglas de la Academia sobre el secreto relativas al premio Nobel de Literatura. Esas reglas son las mismas para todas las instituciones que deciden los premios Nobel y están destinadas a ser aplicadas estrictamente, tanto en lo que se refiere al trabajo sobre el premio como al trabajo interno.

Los académicos participaron en la investigación de los abogados describiendo el trabajo interno de la Academia. Para poder hacerlo sin incumplir la regla de secreto de los estatutos, se les garantizó que el informe no se iba a hacer público. No obstante la Academia ha decidido inmediatamente poner el informe en manos de las autoridades garantes del derecho.

Futuro: El cargo de secretario permanente lo ha asumido interinamente Anders Olsson, al que se le ha dado mandato para tomar las medidas necesarias para que la Academia Sueca recupere la confianza perdida y crear un clima de trabajo que funcione.

Van a hacer falta cambios en los reglamentos de la Academia pero también en su organización y formas de trabajo. Este arduo trabajo ya se ha iniciado. Totalmente de acuerdo con el deseo de la Academia Sueca, Su Majestad el Rey Carl XVI Gustaf ha tomado la decisión esta semana de aclarar los estatutos en lo tocante a la dimisión, en la que comunica que va a ser posible abandonar la Academia a petición propia. Esto está en línea con el concepto actual del derecho y va a facilitar la elección de nuevos académicos.

Las reglas de imparcialidad también se van a revisar y se van a crear mejores rutinas de comunicación en el seno de la Academia y también con el entorno. Entre las medidas concretas que se planifican se incluye reforzar la competencia jurídica de la Academia como apoyo de los cambios organizativos y el cambio de las interpretaciones de los estatutos. Los cambios ulteriores en los reglamentos y en las formas de trabajo se van a hacer con la ambición de crear una mayor transparencia en torno a la Academia y sus actividades que la que ha habido hasta ahora.

La Academia Sueca es una institución de importancia central para la vida cultural sueca y también internacional. Además del premio Nobel de Literatura, reparte una gran cantidad de premios y becas a escritores, traductores, investigadores en los campos de la literatura y el lenguaje, profesores, bibliotecas tanto suecos como nórdicos. La Academia da ayudas a actividades culturales y organiza y financia importantes proyectos lexicográficos. La Academia contribuye también de otras formas a la investigación y cultivo del idioma sueco.

El prestigio del premio Nobel de Literatura ha sufrido un grave daño a causa de la publicidad relativa a la crisis de la Academia. Debemos tomarnos muy en serio este asunto de la legitimidad con la mayor seriedad. Queremos subrayar que el Comité Nobel de la Academia Sueca —el grupo de trabajo que prepara las discusiones sobre el premio y proporciona recomendaciones ante la decisión del premio— está intacto y ha llevado a cabo su trabajo de la forma habitual durante la primavera.

Los miembros activos de la Academia Sueca son conscientes de que el relato precedente de la situación actual y las medidas que se han tomado hasta ahora y las que se van a tomar solo son los primeros pasos y que el proceso que tenemos por delante va a exigirnos mucho más a todos nosotros. Todos los cambios no se pueden realizar inmediatamente y algunos de ellos van a necesitar más informes y discusiones. El trabajo por el cambio ha comenzado y va a continuar en íntimo diálogo con la sociedad que nos rodea.

*Traducción de Francisco J. Uriz.

Etiquetas
Comentarios