Ocio y Cultura
Suscríbete

Las Novias presentan 'XXX', tres décadas resumidas en un disco en directo

El doble cedé ha sido editado por el sello del grupo zaragozano, A la Inversa Records, y se estrena el próximo miércoles con una actuación en el Rock & Blues.

Las Novias están de onomástica. La banda de rock que marcó desde finales de los ochenta el tercer vértice del triángulo orwelliano zaragozano junto a Héroes del Silencio y Niños del Brasil (con el concierto de la Romareda en los Pilares de 1991 como recuerdo imborrable) celebra sus tres décadas de acción con un doble cedé en directo, grabado en abril de 2016 en la sala Changó de Madrid. ‘XXX’ (A la Inversa Records) está en las manos de los fans más acérrimos hace unas semanas, pero se presenta el próximo miércoles (20.00, entrada libre) en pleno corazón del Tubo: el Rock & Blues.

Toño Leza (voz), Óskar Díez (guitarra), Pedro García (bajo) y Germán Arenaz (batería) están como niños con botas nuevas. Nacho Serrano, desde sus Estudios Atmósfera, se ha vuelto a encargar de la mezcla, con Javi Roldón de Vacuum en la masterización. "La idea de sacar ‘XXX’ –apunta Toño– la estábamos macerando hacía un tiempo; pensamos primero en un deuvedé en directo, pero el resultado de la imagen grabada no fue el que esperábamos y por eso acabamos optando por el doble cedé: el sonido sí quedó muy bien. Son más de dos horas, 22 canciones; el disco cumple además la función de recopilatorio".

La idea del grupo era sumergir a los oyentes en el ambiente de aquella noche primaveral en la sala Changó. "Hemos dejado la crudeza, sin sacarle demasiados brillos: buscábamos un sonido denso, que se captara la efervescencia del grupo tocando. La idea es que el trabajo se valore en más de una dimensión", reflexiona el vocalista.

El orden del repertorio se cuidó con mimo para evitar los ‘momentos valle’. "En un directo –aclaran Óskar y Pedro– siempre miras los tempos, que no haya muchas similares juntas; esta vez colocamos una canción como ‘Robar el cielo’ para abrir, cuando suele ir al final de los conciertos. Empieza en acústico y luego enseguida sube de revoluciones, por lo que la gente ya sale enardecida de esa canción. El final lo teníamos claro: ‘Cerca de ti’. Cuando acaba el disco, te das cuenta de que fluye. Hay que dar crédito a Nacho Serrano como reorganizador del puzzle".

Rodeados de fieles

El día de aquel directo, los nervios afloraron. Afortunadamente. "El hecho de que se registre lo que vas a hacer siempre te condiciona un poco –aclara Toño–, pero recuerdo perfectamente que pensé en lo bonita que estaba la sala y en la intensidad del público. Llevábamos a nuestro técnico, David Mas, que se entendió con el de la sala para que todo estuviera en su sitio; teníamos a Fernando Cuadrado en las luces… Todo funcionó, excepto las imágenes que comentábamos. Íbamos con la troupe de amigos y allí nos esperaban muchos fieles, el calor nunca falta en Madrid para nosotros. Aun así, siempre es una gozada ver la sala llena y a la gente coreando todo".

La silla caliente del batería se está enfriando con Germán Arenaz. "Para mí, ha sido un reto desde el primer día, he puesto toda la carne en el asador y mis compañeros han creído en mí; yo también creo en ellos. Quiero seguir aprendiendo con ellos muchos años".

Algunos les vieron en la Romareda en el 91 con Niños y Héroes, continúan ahí, y sus hijos siguen ahora al grupo. "Tratamos –concluye Toño– de no hacer de nuestra época en multinacionales un caldo de cultivo para seguir en el mismo registro siempre. Hemos jugado en Primera División, todo un orgullo; ahora estamos en otra tesitura, nos financiamos los discos, nos buscamos los conciertos, y la energía para seguir continúa intacta. No hemos perdido la curiosidad por hacer cosas nuevas". "Y no reclamamos nuestra presencia –apunta Óskar– en según que historias institucionales, porque no buscamos escaparates, ya no es nuestro sitio; eso es para grupos nuevos que necesitan exposición. No ‘tenemos’ que estar en ningún lado por ser nosotros".

La etiqueta de grupo de culto, asociada a una vaga idea de artista azotado por la ‘incomprensión’, adquiere con Las Novias un significado religioso: generan devoción en los suyos. "¿Lo dices porque nuestros seguidores son talibanes nuestros –bromean– o por nuestra condición de grupo fósil? Bueno, somos un grupo surgido en otra época donde el mundillo del rock era distinto, con los asuntos de fidelidad a una banda y a unos repertorios; eso daba fuerzas y ánimo para seguir haciendo cosas, y aún contamos con eso. Tenemos ahora citas en Madrid y Barcelona para los conciertos de ‘Sueños en blanco y negro’, que repasan íntegramente aquél disco a los 25 años de su aparición, y casi se enfadaban con nosotros por haberlo hecho en Zaragoza en octubre, porque no dábamos señales de llevarlo allá hasta ahora. Luego tocará ponerse con canciones nuevas y pensar en otro disco. Cuidar ese interés es importante, tratamos de no ser repetitivos ni prodigarnos demasiado. Con esas dos fechas cerraremos las miradas al pasado y nos centraremos en nuevas canciones para un próximo disco de estudio".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión