Despliega el menú
Ocio y Cultura

La DPH mirará en 2018 el arte de Gervasio Sánchez, fray Manuel Bayeu y la despoblación

El ciclo de exposiciones del año pasado se cerró con un aumento del 35% de visitas, hasta las 51.500.

Interior de las pinturas murales de fray Manuel Bayeu en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes.
Interior de las pinturas murales de fray Manuel Bayeu en la Cartuja de Nuestra Señora las Fuentes.

Una visión distinta del trabajo de fotorreportero de Gervasio Sánchez, que mostrará su lado más artístico para hablar más allá del drama de la muerte que rodea los conflictos armados que ha cubierto en todo el planeta; la fecunda creatividad de fray Manuel Bayeu que dejó plasmada en las paredes de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes de Sariñena, recientemente restaurada; o un viaje por los pueblos del interior de la provincia de Huesca para reflexionar sobre el drama de la despoblación usando nuevos lenguajes artísticos.

Estos serán los tres temas principales que ocuparán la mirada cultural de la Diputación Provincial de Huesca en su programa expositivo para 2018, y que se completará con la muestra de ‘Marcelino Orbés, el príncipe de los payasos’, abierta hasta el 25 de febrero, o los ‘Cantorales de la Orden de San Jerónimo’, que se exhibirán en el Salón del Tanto Monta de la catedral de Huesca hasta el 8 de abril.

El nuevo ciclo se inaugurará el 7 de marzo con la exposición ‘Vida’, de Gervasio Sánchez, que reunirá una selección de 70 fotos, la mayoría inéditas, tomadas en muy diversos tiempos, lugares y contextos con la tragedia de la guerra y la violencia como telón. El propio fotorreportero se implicará con un taller con el título ‘La Dignidad es lo que importa’, y visitas guiadas en torno al tema ‘La guerra no es un espectáculo’, que coincidirán con la celebración del Congreso de Periodismo Digital en Huesca.

De cara al verano, del 15 de junio al 16 de septiembre, el protagonismo artístico lo tomará fray Manuel Bayeu, autor del extenso conjunto de pinturas murales que embellecen las dependencias más nobles de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes y con un estilo muy reconocible: expresivo, enérgico y colorista, que funde elemento de tradición barroca, gusto rococó y renovación clasicista. La Diputación quiere completar el contexto histórico de la época con obra de su hermano, Francisco Bayeu, y del cuñado de este, Goya.

Ya en otoño, el tema de la despoblación recogerá el testigo con dos propuestas diferentes. La zaragozana Gema Rupérez presentará el resultado de su investigación ‘Líneas de resistencia’, ganadora de la beca Ramón Acín a la creación audiovisual, con una reflexión sobre los desiertos demográficos tomando como punto de partida el paso del Meridiano de Greenwich por las zonas con menos población de Huesca.

Además, la Diputación retomará el programa de imagen Visiona, que después de haber abordado durando cinco años el álbum de familia, dará un giro para enfocar también el problema de la despoblación como circunstancia transformadora del territorio en la que tendrán cabida las causas, las consecuencias y las realidades directas.

El programa se completará con una veintena de exposiciones itinerantes, entre ellas algunas novedosas, como la adaptación de la muestra del payaso Marcelino; ‘Una Danza macabra’, de Sergio Aragón; ‘Hace color en La Habana’, de Giselle Monzón; ‘Pioneros de Huesca’, de Dominique Leyva y Vicente Lachén; o las proyecciones del Festival Internacional de Cine de Huesca y de la Muestra de Realizadores Oscenses.

Todos los detalles fueron presentados este martes por la responsable de Cultura de la Diputación de Huesca, Berta Fernández, junto con Teresa Luesma, técnico de artes plásticas. Ambas valoraron la "diversidad de lenguajes artísticos" que propone el nuevo calendario expositivo para 2018 y destacaron el "excepcional" balance del año pasado, que se cerró con 51.500 visitas, un 35% más, lo que a su juicio muestra la "explosión de las artes plásticas".

Etiquetas
Comentarios