Despliega el menú
Ocio y Cultura

Virtuosas carreras hacia el Olimpo musical

Los zaragozanos Alberto Menjón y Ángel Baile aprovechan las Becas del Ayuntamiento de piano y canto, respectivamente, para seguir con sus estudios de alto nivel.

Alberto Menjón, sonriente, tras su prueba de piano para la Beca Pilar Bayona.
Alberto Menjón, sonriente, tras su prueba de piano para la Beca Pilar Bayona.
Auditorio de Zaragoza

Son jóvenes, artistas virtuosos, uno pianista, otro tenor, dotados con un don especial para la música clásica, cuya única idea hoy es hacer carrera al más alto nivel. A ambos zaragozanos les une haber obtenido una beca este año del Ayuntamiento de su ciudad para seguir sus estudios, un pasaporte para continuar perfeccionando su pasión.El pianista Alberto Menjón (Zaragoza, 1993) obtuvo el pasado día 5 la beca de piano Pilar Bayona, y Ángel Baile Bes (Zaragoza, 1995), la de canto Pilar Lorengar el pasado junio, cada una de ellas dotadas con 10.000 euros.

Menjón, que ha realizado sus estudios de máster desde 2014 en la Hochschule für Musik Carl Maria Von Weber de Dresde, cursa actualmente su doctorado (‘meisterklasse’). El año que viene quiere ampliar estudios en la Manhattan School of Music de Nueva York. "En Alemania estoy muy bien, pero ya no tengo margen para seguir allí, donde, además de aprender mucho y de poder disfrutar de una ciudad volcada con la música, he participado en conciertos y diversos festivales. Mi profesor Winifried Apel me recomendó continuar mi formación en Estados Unidos porque es un lugar completamente diferente en el modo de consumir y vivir la música. En Nueva York hay más movimiento y una mentalidad más abierta a los jóvenes. Allí podré especializarme en obras del siglo XX y en los autores norteamericanos, ya que hasta ahora me he centrado más en la tradición, el romanticismo...", cuenta el joven pianista.

El próximo febrero debería acudir a Estados Unidos para hacer una audición de preselección que "le han perdonado" por su alto nivel profesional, pero Menjón deberá también hacer frente a otras dificultades de tipo económico. La matrícula cuesta 45.000 dólares, que sumados a los gastos de seguros y alojamiento, supone un desembolso de unos 65.000 euros para el curso. "La beca Pilar Bayona –que lleva asociada un concierto en el Auditorio de Zaragoza– me sirve como entrada, pero, además, particularmente esta ayuda es muy especial para mí por ser en Zaragoza y por la posibilidad de llevar el nombre de Aragón lo más lejos posible".

De momento, Menjón, uno de los pianistas españoles de mayor proyección, solo piensa "en hacer buena música, seguir mejorando". "No sé hasta dónde llegaré ni me obsesiona la fama, ya que hasta que no estás dentro no lo sabes. Lo importante de esta profesión, en cualquier caso, es estar enamorado de lo que se hace". "Un profesor me dijo que aunque la mejor edad para el piano está entre los 40 y los 50 años, solo cuando termines de estudiar vas a entender qué es la música", contaba Menjón en su última visita a Zaragoza.

Estudiar canto en el Liceo

Con 21 años, el tenor Ángel Baile estudia el Grado en el Conservatorio del Liceo de Barcelona con Eduard Giménez. La beca Pilar Lorengar conseguida este año le va a permitir afrontar el final de sus estudios "con total comodidad". El Liceo, cuenta, es un lugar especial para estudiar, un centro de primer orden por la gran historia que tiene detrás y por los grandes cantantes internacionales que por allí han pasado, como Miguel Fleta, entre otros".

Cuando acabe sus estudios en Barcelona, Baile quiere viajar a Italia, a alguna de las grandes escuelas, como Roma o Milán, porque allí podrá empaparse del repertorio operístico italiano. Mientras tanto, desde 2014 colabora con la compañía zaragozana Mikrópera y hasta ahora solo ha ofrecido como solista un pequeño ramillete de recitales.

Baile sueña con hacer carrera musical al más alto nivel. "Ojalá pueda", dice, aunque reconoce que es un mundo complicado, muy competitivo, en el que sabe que, para llegar, "hay que ‘picar piedra’ y trabajar muchísimo". "El objetivo para entrar en la ‘champions’ es cantar con plena satisfacción, siendo capaz de transmitir". "Puedes entrar en el mercado, pero si estás convencido de que transmites unos sentimientos, te puedes dar también por un campeón. Llegar al público es fundamental", afirma el joven tenor.

De momento, tanto Baile como Menjón van a disfrutar de sendas becas que les van a permitir estudiar con los mejores para seguir creciendo, para continuar en la primera línea, quemar etapas y, ojalá, llegar a la cumbre.

Etiquetas
Comentarios